Archivos de la categoría ‘Represión K’

* Video tomado de La Izquierda Diario, sección multimedia

Publicado el 02/11/2015

Votá en blanco. Contra la represión y la impunidad.

* Tomado de La Izquierda Diario

Myriam Bregman en Código Político, por TN

La Izquierda Diario comparte con sus lectores la participación de Myriam Bregman, candidata a Jefa de Gobierno de CABA por el PTS-FIT, en el programa Código Político de TN, ayer por la noche.

Ver también:

LEGISLADORAS Y LEGISLADORES DEL FIT

#NiUnaMenos: impulsan la adhesión del Congreso a la movilización del 3 de junio

Miércoles 4 de febrero, 2015

El submundo oscuro de los servicios

Myriam Bregman

 

Estamos asistiendo a la exposición de un submundo que generalmente permanece oculto ante los ojos de las mayorías populares como es la obscena relación de los servicios de inteligencia con los gobiernos de turno, así como con jueces y fiscales. En ese marco, el PRO de Mauricio Macri intenta mostrarse decidido y diferente a un gobierno nacional que sostuvo a Jaime Stiuso y a miles de agentes mientras les fueron útiles.

Mientras discursivamente afirma que “la forma de sanar el dolor es la verdad”, Macri también espía y conspira a espaldas del pueblo trabajador.

A la cabeza de esta puesta en escena del PRO se encuentra Patricia Bullrich, presidenta de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación, donde el fiscal Alberto Nisman debía declarar. Ella fue una de las figuras prominentes del gobierno de la Alianza, aquel que le pagó (coimeó) con fondos de la SIDE a los senadores para que aprueben la antiobrera reforma laboral que pasó a la historia como “Ley Banelco”.

Recordemos también que Eugenio Burzaco, uno de los elegidos del macrismo para comandar la policía Metropolitana, fue “asesor” de la SIDE durante el gobierno de la Alianza y también del gobernador Jorge Sobisch cuando la policía neuquina reprimió la huelga docente y asesinó a Carlos Fuentealba.

El caso Febrés

Guillermo Montenegro, Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, lo hemos señalado los organismos de derechos humanos como uno de los que le otorgaron al genocida Héctor Febrés enormes privilegios durante su detención en una base de la Prefectura de Tigre. El prefecto integró en la pasada dictadura la patota de la ESMA y fue encargado de la “sala de las embarazadas” de ese centro clandestino. Montenegro siendo juez federal y teniendo a su cargo la causa sobre el robo de bebés,  autorizó al imputado a pasar unas vacaciones en la sede de la Armada de la ciudad de Azul, con la familia y hasta su perro.

Febrés murió envenenado con cianuro en diciembre de 2007. Denunciamos que lo habían asesinado y nos presentamos como querellantes en la causa que fue instruida por la jueza Sandra Arroyo Salgado (y está próxima a juicio oral). Se estableció que los beneficios que aparentaba tener Febrés tendían a evitar que se quebrara, a aumentar su pertenencia y lealtad a la Fuerza y a ganar su confianza para, llegado el caso que se pudiera poner en peligro con sus declaraciones a algún personaje importante de la Prefectura o la Marina, poder actuar libremente, como finalmente lo hicieron. La jueza demostró las responsabilidades institucionales del caso, pero la Cámara Federal de San Martín le dio vuelta la causa y la redujo a un conjunto de delitos menores.

También se ha dicho que las relaciones familiares de Montenegro con miembros de la Armada fueron decisivas para que integrantes de esa fuerza se incorporaran a la Policía Metropolitana.

Espía de la Federal

Ciro Gerardo James formó (o forma) parte del Cuerpo de Informaciones de la Policía Federal que hemos denunciando con un conjunto de organismos de derechos humanos por haber infiltrado al agente secreto Américo Balbuena en la Agencia Rodolfo Walsh durante casi una década.

En esa causa judicial declaró el diputado Marcelo Saín y explicó que una de las cualidades particulares que hace diferente y tan peligroso a este organismo es que expresamente están autorizados a tener “otros empleos”. Los ejemplos que citó fueron la infiltración de una secretaria que por años acompañó a Gustavo Béliz y el resonado caso de Ciro James al servicio del gobierno de Mauricio Macri.

En marzo de 2014, el juez federal Sebastián Casanello envió a Ciro James a juicio oral junto con Jorge “Fino” Palacios y otros funcionarios por haber realizado escuchas ilegales. La causa se inició a partir de una denuncia de Sergio Burstein, del grupo de familiares de víctimas del atentado a la AMIA. Hubo otros damnificados, como el propio cuñado de Macri, dirigentes docentes, legisladores, etc.

Las escuchas eran realizadas en la SIDE y James retiraba de allí las cintas de las grabaciones. Palacios y James montaron una verdadera agencia paraestatal de espionaje para Macri quien, como cualquier político capitalista que se precie de tal, quiere un servicio de inteligencia para sí y contrató a estos agentes de la Federal para hacerlo.

Palacios

El primer jefe de la policía Metropolitana fue Jorge Alberto Palacios, Comisario Mayor (retirado) de la Policía Federal. Sus antecedentes son funestos. Siempre involucrado en causas graves, como el secuestro de Axel Blumberg o la represión de diciembre de 2001, es uno de de los imputados por el encubrimiento del atentado de la AMIA. Laura Ginsberg, dirigente de APEMIA, declaró crudamente: “Es una verdadera provocación a la memoria de nuestros muertos”. Por los enormes cuestionamientos, el protegido de Macri tuvo que renunciar.

El oportunismo de la oposición

Por eso cuando Macri habla, más que escucharlo tenemos que recordar sus acciones y sus compañías. Nada puede esperar de él el pueblo trabajador, sólo confiar en su propia movilización para terminar con la mafia de los agentes secretos, siempre al servicio de algún político capitalista.

Exigimos que Macri haga pública la nómina completa de quienes conforman la policía Metropolitana, indicando en cada caso si ese agente tiene antecedentes de haber reportado en otra fuerza Armada o de Seguridad.

Gobierno nacional, PRO, UCR y Frente Renovador: todos se oponen a la apertura y desclasificación de todos los archivos de la SIDE que exigimos desde el PTS en el Frente de Izquierda, y se niegan a poner en pie una comisión investigadora independiente con plenos poderes compuesta por los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA y organizaciones de derechos humanos, única manera de alcanzar la verdad.

La izquierda denunció complicidad del oficialismo y la oposición con la mafia de los servicios

El diputado nacional Nicolás del Caño del PTS/FIT se hizo presente en la Comisión de Legislación Penal, de la que es integrante, en la que estaba citado el Secretario de Seguridad Sergio Berni (28/01/2015).

Los diputados del Frente de Izquierda Nicolás del Caño (PTS/FIT) y Nestor Pitrola (PO/FIT) en la Comisión de Legislación Penal en la que estaba citado el Secretario de Seguridad Sergio Berni (28/01/2015)

 

Más en La Izquierda Diario

Amplia repercusión en los medios de la posición de la izquierda

Leemos en Infobae sobre la “nueva” Agencia Federal de Inteligencia: 

Captura de pantalla 2015-01-29 a la(s) 12.24.41

Ante los anuncios de la Presidente de la Nación sobre la disolución de la Secretaría de Inteligencia y la creación de una Agencia Federal de Inteligencia, y cuando el gobierno nacional intenta mostrarse como víctima de esos servicios, se renueva la necesidad de tener presente cómo han actuado los tenebrosos agentes en algunas de las principales causas que conmovieron el país, en épocas de muy buenas relaciones con el kirchnerismo.

Se dice que la primera visita que recibe un juez federal cuando asume es la de los agentes de la Secretaría de Inteligencia. Su presencia en Comodoro Py es omnímoda.

Cuando denunciamos uno de los escándalos de espionaje más grandes de la historia del país, conocido como “Proyecto X”, rápidamente el juez federal Norberto Oyarbide nombró un agente secreto de la SIDE para que controle la producción de la prueba, para que participe en las pericias y, seguramente, para que mantenga al tanto a sus superiores de cada cosa que los querellantes vamos descubriendo. Eso se mantiene hasta el día de hoy y seguimos sin saber quién es, no conocemos su cara ni su nombre.

Sufrimos también su embate cuando desapareció Julio López. Sus agentes fueron unos de los encargados de desviar la investigación desde los primeros días. Al poco tiempo ya denunciamos que la Justicia les dio “amplio poder discrecional a la Policía Federal, a la Bonaerense y a la SIDE, quienes llevaron expedientes paralelos sin ningún tipo de control, y, entre otras cosas, no se investigó al entorno de Etchecolatz; los informes de la SIDE que hay sobre ese grupo, se basan en datos de la guía telefónica”.

A su vez le dieron una flota de celulares a la familia López para que hablen por allí. Por eso oportunamente también denunciamos que “la Policía Federal y la Bonaerense se resisten a entregar sus investigaciones paralelas y la SIDE no presenta casi ningún informe más, pero se ocupa de interferir la investigación otorgando a familiares y allegados de López –sin que conste en la causa- una flota de teléfonos celulares y radio Nextel, entorpeciendo notablemente la investigación”.  Esos celulares estaban a nombre del propio “Jaime” Stiusso. Una gran demostración de poder de “los servicios”.

Stiusso ya era parte de la SIDE cuando desapareció López la primera vez (1976), y continuaba en su puesto cuando desapareció la segunda (2006).

Como vemos en estos trágicos ejemplos, son parte actuante de los principales casos del país.

Son los mismos

Ya habían mutado su nombre de SIDE a Secretaría de Inteligencia y habían barrido a algunos infieles, pero mantuvieron allí a los agentes que participaron de la dictadura, que actuaron en operaciones para señalar a aquellos que luego serían secuestrados, torturados, desaparecidos. Por eso, en noviembre pasado el diputado del PTS en el Frente de Izquierda Nicolás del Caño presentó un proyecto de ley donde exige que se abran los archivos de la SIDE y que se publiquen los nombres de sus agentes, ello en el período comprendido entre el 6 de noviembre de 1974 (fecha del dictado del estado de sitio) y el 10 de diciembre de 1983.

Nos consta que los archivos están. Logramos demostrarlo en la megacausa “ESMA” con nuestra compañera querellante Alejandrina Barry. Después de una larga resistencia, la Secretaría de Inteligencia remitió al juzgado “la ficha” con las actividades de los padres de Alejandrina desde, incluso, el período anterior a la dictadura y hasta su desaparición. Si bien los datos hoy no son novedosos, demuestran que la información es conservada.

Es bueno aclarar que ningún diputado del oficialismo (ni de varios de los bloques de oposición), de esos que ahora denuncian el funcionamiento mafioso, acompañó nuestra presentación.

No hay otra salida

Es por todo ello que lo que más pone en duda el espíritu reformador de la Presidente con la creación de la Agencia Federal de Informaciones, son sus propios antecedentes, entre los que se cuentan la utilización del “Proyecto X” para espiar al gremialismo combativo y de izquierda, la infiltración de un agente de la Policía Federal en la agencia de comunicaciones Rodolfo Walsh, así como la designación de un personaje de inteligencia como César Milani al mando del Ejército.

Porque los principales referentes de los bloques de oposición también han usado los servicios de inteligencia en función de sus intereses cada vez que gobernaron, estamos convencidos que es necesaria una gran movilización de los trabajadores y el pueblo por la apertura y la desclasificación de todos los archivos de la ex SIDE y la publicidad de la nómina de todo su personal.  También para terminar con el “Proyecto X” y encarcelar a Milani por genocida.

Proponemos una comisión investigadora independiente para esclarecer el atentado a la AMIA, compuesta por familiares de las víctimas y personalidades de los organismos de derechos humanos.

 

Ver también:

Miriam Bregman: “el número de espías es incalculable y da escalofríos de solo imaginarlo”

0010216578En relación a la muerte del fiscal Nisman encontramos una gran cantidad de opiniones –en este blog, se posteó esto respecto al tema, y en La Izquierda Diario hay una enorme cobertura, con análisis, enfoques críticos y polémicas–, y las opiniones divergieron, grosso modo, en tres sectores:

  • el de la izquierda, la única que consecuentemente denunció (y padeció) permanentemente el accionar de los servicios (“Proyecto X”, affaire con el espía –“el canoso de barba”– y el “gendarme carancho”, ambos bajo el mando de Berni);
  • los que opinan que a Nisman lo mató el kirchnerismo (la oposición, en sus variedades políticas, sociales y mediáticas);
  • y el oficialismo: el kirchnerismo y aliados, quienes dicen que todo fue orquestado por el recientemente despedido de la SI (ex SIDE), el (ahora ex) Jefe “operativo” Jaime Stiuso, complotando junto con la “corporación mediática” opositora (Grupo Clarín).

A todo esto se sumó ahora –desde el bando del oficialismo– la opinión del secretario de la denominada “Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional”, el filósofo integrante de Carta Abierta, Ricardo Forster. Dijo:

“Yo creo que se construyó [la denuncia del finado Nisman, n. de DP] para generar todo este clima de desasosiego, de bronca, en un verano que parecía muy tranquilo, con un fin de año que fue el mejor de los últimos años en el sentido que no hubo rebeliones policiales, saqueos, huelgas salvajes, sino más bien veíamos a una sociedad que en gran parte atravesaba con alegría el verano, con los centros turísticos llenos, etc.,”.

Así, más cerca de las campañas sciolistas de “aire y sol” (todo optimismo: color naranja) que de las “Tesis de la filosofía de la historia” de Benjamin; más conservador y burócrata (“que haya paz”) que intempestivo y libertario –como se pretende él y el kirchnerismo–, Forster nos da argumentos para que nos hagamos una película de pura fantasía (hollywodense) donde “está todo bien, todos los argentinos somos felices este verano”(?), en una coyuntura signada por una crisis importante del Estado, donde un sector del aparato de “inteligencia” (tal vez dirigido por el Jefe “operativo” de la Secretaría de Inteligencia, despedido en diciembre pasado, Stiuso) ya le habría tirado un muerto al kirchnerismo (Nisman), y éste le responde “disolviendo” la SI, reciclando el viejo aparato de espionaje para crear uno “nuevo” (con la misma función de siempre: ser un “servicio” que responda al Poder Ejecutivo –ya que éste sigue nombrando al director y subdirector por cuatro años; es decir, lo que dura cada mandato presidencial–).

Fiel a la tradición populista peronista (policlasista, frentepopulista), Forster iguala tres fenómenos muy distintos: los saqueos (que son acciones desesperadas, “elementales”, de sectores de las masas populares en situaciones críticas –incluso pudiendo ser “alentados” por sectores de la política burguesa, por punteros y policías–), las “rebeliones policiales” (motín o insubordinación de las FFSS y FFAA al gobierno, el brazo armado del Estado) y las “huelgas salvajes” (una acción obrera contra el salvajismo patronal que suspende, despide y comete toda clase de abusos y atropellos contra los derechos de la clase trabajadora en fábricas y empresas).

Forster con fe, con esperanza, con optimismo en verdad maquilla y encubre la realidad: miente. Con su (tonta) “filosofía”, por ejemplo, los trabajadores y sus familias en Lear deberían haber aceptado los despidos de esta multinacional buitre que pretende dar un golpe, una lección, contra los trabajadores, sus delegados y la Comisión Interna –enfrentados a muerte contra la mafia sindical del SMATA de Pignanelli–; empresa que incluso viola la misma legalidad (patronal) del Estado (los fallos del Ministerio de Trabajo, adversos a la patronal). Para Forster no deberían haber luchado; deberían haber agarrado las indemnizaciones e irse de vacaciones… para ser parte de este supuesto “boom de bienestar” kirchnerista.

Como si fuera un integrante del “Ministerio de la verdad” de la novela 1984, pintándonos una realidad falsa y acusando a todos de enemigos “destituyentes” (sea un “aumento salarial” de su policía del gatillo fácil, o un paro y piquete obrero contra despidos en la Panamericana), Forster combina este patetismo “comunicacional” (la decadencia del “relato” K en su fin de ciclo) con el conservadurismo del burócrata de turno. Un tonto feliz.

Fotolia_105030

La crisis política abierta con la muerte (asesinato, suicidio, “suicidio inducido”, no se sabe) del fiscal Nisman obligó al kirchnerismo a destapar la olla en la que se cocina gran parte de la política argentina, el tráfico de influencias en sus “altas esferas”: las relaciones entre los “servicios de inteligencia” y el Poder Judicial. Y a buscar cómo enfrentar el problema. Lo hizo, como bien se denuncia desde La Izquierda Diario, creando un nuevo aparato de espionaje.

 

Un poco de historia (y de historia reciente)

Como organismo de “inteligencia” del Estado, fue creado en 1946, bajo el gobierno de Perón, atento a “la moda” mundial de la posguerra de crear “servicios” civiles que respondieran al gobierno de turno, en contraposición (o más bien, como “sumatoria”) a los servicios de inteligencia que ya funcionaban (y funcionan) en las policías y FFAA, y que responden al mando de su arma. Desde entonces, ya sea bajo regímenes militares o con gobiernos constitucionales, la SIDE (que en su propia jerga se autotitula La Casa) siempre se mantuvo a flote, y activa, y aprovechó cada oportunidad que tuvo para consolidar y ampliar su poder. En su historial no sólo está el tráfico de influencias, negociados y el condicionamiento a sectores de la casta política (en los tres poderes del Estado), además de las relaciones con otros servicios del mundo (como la CIA y el Mossad), sino el “espionaje interno” –prohibido por la Constitución– a organizaciones juveniles, sociales, políticas, sindicales y culturales. Un poder inmenso, de accionar oculto, secreto e impune.

Durante la última dictadura militar –y aún antes: fueron los responsables ya en el año 1971 del secuestro y torturas a una activista rural del Chaco, una docente–, también como los militares y policías, se hicieron con su parte del “botín de guerra” contra los luchadores sociales, políticos y guerrilleros, adueñándose de sus dineros, bienes y objetos personales, y propiedades: casas que fueron, muchas, nuevas bases de operaciones, “en negro”, al margen del Estado. Todos los gobiernos “democráticos”, desde el ‘83 hasta el presente, convivieron (bien o mal) con los “servicios”. Les dieron ($) y recibieron (“carpetas”: informes, con escuchas y fotos); los usaron y, a su vez, fueron condicionados. Más acá en el tiempo, el ex ministro de Justicia Béliz denunció y reconoció –lo que le valió una denuncia judicial y un exilio de casi una década– que los servicios de inteligencia son, en verdad, “una policía secreta y un Estado paralelo”.

Bajo la década kirchnerista, las relaciones de este “Estado paralelo” con el gobierno nacional siguieron inalterables, desde el 2003. Esto dice el periodista Gerardo Young en su libro –que será reeditadoSIDE. La Argentina secreta (Planeta, 2006), sobre el ahora ex Jefe “operativo” de la SI, Jaime Stiuso:

“No por nada había llegado tan lejos [habiendo comenzado en 1972]. Él sabía qué hacer con la SIDE y cómo caerle en gracia a los visitantes. Primero los llenó de carpetas. Si el Presidente [Néstor Kirchner] se peleaba con los ministros de la Corte Suprema de Justicia, allí aparecían los antecedentes de cada uno de los jueces, con sus redes de amistades e influencias, sus opiniones públicas y privadas. Si el Presidente criticaba a algún banquero, allí aparecía la carpeta del banquero. [Francisco] Larcher [número 2 de la SIDE por orden presidencial, tras Icazuriaga] se envalentonó enseguida. Todos los viernes le pasaba a Jaime la lista de actividades del Presidente para la semana siguiente. Los lunes, encontraba su despacho repleto de papeles e informes reservados” (p. 270).

Young dice:

“El poder de la SIDE no paró de crecer. Siguió controlando a los movimientos piqueteros, monitoreando a la oposición, acumulando carpetas de enemigos y hasta de aliados. La SIDE de Kirchner, como las otras, como la de siempre, también ejercía control sobre el gabinete presidencial. Ya había ocurrido con Béliz. Ahora Jaime empezaba a seguir al ministro del Interior, Aníbal Fernández” (p. 304).

 

Hecha la ley (o decreto-ley), hecha la trampa

Lo que hizo CFK con su decreto (a enviarse al Congreso) coincide con lo que pidieron varios de sus partidarios tras la muerte de Nisman, desde un tímido Scioli (habría que “repensar las estructuras y funcionamientos”), pasando por Horacio González y Eduardo Jozami, funcionarios e intelectuales de Carta Abierta: una reforma. Con la creación de este “nuevo organismo”, la Agencia Federal de Inteligencia (quienes tendrán director y subdirector por medio de un acuerdo con el Poder Ejecutivo y el Legislativo, y donde la órbita de las “escuchas” pasará a la Procuración General de la Nación), quieren hacernos creer que habrá “un nuevo paradigma”. Y sin embargo, esto no se puede creer. ¿En base a qué se pondrá en pie este “nuevo organismo”? Los más de 2.000 agentes de la actual SI, ¿se quedan o se van? Según Young “No estará (Jaime) Stiuso pero hay un montón de agentes formados a la vieja usanza”. Difícil que les cambien la mente y el accionar con la revista de Las Madres, papers y cursos de historia y derechos humanos… Y más difícil que esto lo proponga un gobierno que amparó 12 años a Stiuso y Cía., y a las mafias de la Policía Federal (y su aparato de “inteligencia”) y de la burocracia sindical (también provenientes de la época de la dictadura), además de emplear el Proyecto X y haber votado la “Ley antiterrorista” pedida por Estados Unidos.

El “experto” Ricardo Arslanián, por ejemplo, se alegra con la medida y dice que “Para los espías sin trabajo hay que establecer una ley especial, que contenga indemnizaciones o autorice su retiro”. Más hipócrita o cínico (o las dos cosas a la vez) Aníbal Fernández –¡cuando aún no se sabe la verdad sobre la muerte de Nisman!– asegura que “No existe riesgo con la mano de obra desocupada”(!?). (En realidad, no tienen ni idea los kirchneristas de cómo funcionarán y con quiénes la nueva Agencia: “hay que hacer un trabajo inteligente y ver cómo se resuelve y se abordan los funcionamientos a futuro”.) Alguien debería recordarle que Julio López sigue desaparecido, y gracias al encubrimiento de la SIDE, como recordó Myriam Bregman, quien además denunció al kirchnerismo y al macrismo, ya que ninguno puede presentarse como víctima de los servicios: ambos tienen sus fuerzas de inteligencia (¡Milani!) activas, contra los luchadores y sectores populares.

En definitiva, si “tirar un muerto”, como dijo Zafaroni, “no es nada nuevo”, y si además Nisman fue el primero, “sólo” por el despido de Stiuso (en “una tentativa de golpe de Estado”, según el juez de la Corte Suprema), no podríamos descartar, entonces, que a mediano plazo haya más muertos, una lluvia de muertos (por qué no), donde hasta podamos pagar los platos rotos, en esta guerra en las alturas del Estado y el para-Estado, sectores de la izquierda y los luchadores (remember la bomba que explotó en Plaza de Mayo durante la marcha por el 19 y 20 de diciembre en 2006).

 

Reforma o revolución: movilizarse contra el Estado y sus instituciones

No hay ninguna reforma entonces: se trata, “simplemente”, del cambio de un organismo por otro, con la misma función: que el poder Ejecutivo, que el gobierno de turno, posea su propio aparato de espionaje e intervención en el conjunto de la vida social, económica y política.

Por otra parte, se equivoca el profesor Rolando Astarita, en una mezcla de marxismo y derrotismo, al negarse a levantar la consigna de disolución del aparato de espionaje. ¿Cómo no centrar la denuncia y el llamado a la movilización contra esta pata fundamental del Estado capitalista? Astarita cree que con machacar la denuncia alcanza; pero se trata de intervenir en la coyuntura con una política que enfrente a este sector del aparato estatal, cuando es visto ante miles y miles en su accionar mafioso, y al mismo tiempo superar las ilusiones de reformas gatopardistas que propone el kirchnerismo (tal como escribe Horacio González en la contratapa de Página/12, asegurando que los servicios han sido “por suerte disueltos ahora en un hecho histórico y bajo el anuncio de trazados nuevos que el Parlamento y la sociedad deberán discutir”). Al contrario de lo que piensa Astarita, se trata de movilizar y organizar; no de movilizar… y esperar que alguien haga (o no) lo que queremos.

Como se planteó desde el PTS y el Frente de Izquierda, la agencia de servicios de “inteligencia” es algo irreformable. Y por ello hay que aprovechar cada situación donde se pueda expresar (activamente) el descontento de los trabajadores, la juventud y el pueblo pobre ante estas brutales contradicciones del gobierno. Como respondieron de inmediato tras el anuncio presidencial los diputados del FIT, Christian Castillo y Nicolás del Caño, “es necesario una gran movilización de los trabajadores y el pueblo por la apertura y la desclasificación de todos los archivos de la ex Side y la nómina de todo su personal. Abajo el Proyecto X. Fuera Milani. Basta de patotas de la burocracia sindical. Comisión investigadora independiente para esclarecer el atentado de la AMIA, compuesta por familiares de las víctimas y personalidades de los organismos de derechos humanos.”

El 4 de febrero la CTA de Micheli y otras organizaciones llaman a realizar una marcha, para pedir el esclarecimiento de la muerte de Nisman y “la creación de una comisión investigadora en el marco del Congreso Nacional, la apertura de los archivos de la causa AMIA y que se hagan públicas las pruebas que estaban en poder del fiscal Nisman”. Aun denunciando la “Ley antiterrorista” del kirchnerismo, y los programas de espionaje a las organizaciones populares (como el Proyecto X), se llama a depositar esperanzas “en el marco del Congreso Nacional”… Por todo ello, hay que huir de todo abstencionismo y propagandismo (como el que propone Astarita), levantar una política independiente de las instituciones estatales –como proponemos desde el FIT– y desarrollar una política para en pie un frente único de lucha de todas las organizaciones que estén por el desmantelamiento del aparato estatal, comenzando por su servicio de inteligencia y espionaje.

http://www.laizquierdadiario.com/VIDEO-entran-los-trabajadores-reinstalados-de-LEAR

 

** Notas aparecidas hoy en La Izquierda Diario

Los números de una lucha histórica

El agradecimiento a los trabajadores, estudiantes y militantes que los apoyaron

“Queremos reorganizar a los compañeros, entramos más fuertes que nunca”

 

*** La noticia en los medios:

  1. Empleados despedidos de Lear vuelven a cortar la Panamericana

    InfoBAE.comhace 19 horas
    Trabajadores de la autopartista Lear volvieron a cortar esta mañana la Panamericana en reclamo al accionar de la empresa que prohíbe el …
    Vuelve el conflicto en la puerta de la Lear
    Clarín.com22 de dic. de 2014

    Clarín.com

    lanacion.com (Argentina)

    Cadena 3

    Infonews

    Diario Uno

    iprofesional.com
    Más detalles  (Hay 34 artículos más.)
  2. Los empleados despedidos de Lear volvieron a su trabajo

    Cadena 3hace 16 horas
    Asimismo, indicó que los 11 empleados restantes que estaban incluidos en el fallo judicial aceptaron el retiro voluntario propuesto por Lear.
  3. Lear reincorporó a los despedidos y se levantó la protesta

    Clarín.comhace 19 horas
    Los delegados de los trabajadores de la autopartista Lear llegaron a un acuerdo con la empresa para la reincorporación de los despedidos, …
  4. Los despedidos de Lear vuelven a cortar Panamericana

    Infonews22 de dic. de 2014
    Tras el fallo judicial que ordena la reinstalación de los trabajadores despedidos, los obreros de Lear realizan una concentración frente a la …
  5. Los empleados de Lear fueron reincorporados y levantaron el corte …

    InfoBAE.comhace 19 horas
    Finalmente, se firmó el acta donde consta la reincorporación de los empleados despedidos de la empresa Lear, medida que había sido …
  6. La Justicia ordenó reincorporar a los trabajadores despedidos de Lear

    InfoBAE.com17 de dic. de 2014
    “Los jueces ordenaron disponer que Industria Lear de Argentina deberá proceder a la inmediata reinstalación efectiva de los 28 trabajadores …
    La Justicia ordenó reincorporar a los despedidos en Lear
    Cadena 316 de dic. de 2014

    Más detalles  (Hay 36 artículos más.)
  7. Reincorporan a trabajadores despedidos de Lear tras una nueva …

    La Prensa (Argentina)hace 17 horas
    Trabajadores despedidos de Lear fueron hoy reincorporados a la autopartista tras una nueva protesta con bloqueo de tránsito en la …
  8. Empleados de Lear fueron reincorporados y levantaron el corte en …

    iprofesional.comhace 17 horas
    La empresa Lear reincorporó a los empleados despedidos luego de que estos realizaran una medida de fuerza en la Panamericana.

Entrevista a Nicolás del Caño en Antes que Mañana, con Paulino Rodriguez por Canal 26 – 12 de noviembre de 2014