Archivos de la categoría ‘Medio Oriente’

 

Victoria Moyano: “no importa cuánto repriman, no nos van a callar”

Entrevistamos a María Victoria Moyano, nieta recuperada por Abuelas, luego luego de haber sido reprimida y detenida por la gendarmería al mando de Sergio Berni. Victoria estaba participando de una caravana solidaria en apoyo a los trabajadores de Lear que se dirigía a la autopartista Johnson Controls, en solidaridad con el despido antisindical de un trabajador de esa firma. El auto donde se encontraba fue violentado por la gendarmería, llevándosela detenida junto con Guillermo Pistonesi, dirigente nacional del PTS y Presidente del Centro de Profesionales por los DDHH, Patricio del Corro, legislador porteño por el Frente de Izquierda y María Chaves, docente de la UBA, investigadora del CONICET y dirigente de la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas.

Victoria nos cuenta cómo fue el brutal ataque de la gendarmería, y el gran apoyo y solidaridad que recibió junto con sus compañeros detenidos. El emotivo encuentro con Mirta Baravalle, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Al comienzo del programa entrevistamos a Osvaldo Bayer, Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, y Mirta Baravalle, Madre de Plaza de mayo línea fundadora, que fue a visitar a Victoria mientras estaba detenida. Todos se solidarizaron con ella y los detenidos, y con los trabajadores en lucha de Lear. Podés escucharlos haciendo click AQUÍ

Entrevista a María Victoria Moyano:

  

Descargar Audio:
Maria Victoria Moyano nieta restituida detenida el viernes por apoyar a los trabajadores en su lucha

Lockout ilegal de la patronal norteamericana LEAR

Entrevistamos a Edgardo Moyano, abogado del Centro de Profesionales por los DDHH y de los trabajadores en lucha Lear. Nos cuenta las maniobras de esta empresa norteamericana que desde el día viernes suspendió a todos los trabajadores, realizando de hecho un lockout. La comisión interna sigue sin poder ingresar a la fábrica luego de tener 12 fallos de la justicia a su favor. Además, nos cuenta sobre el despido de un trabajador de Johnson Controls, otra autopartista. Tanto Lear como Johnson Controls trabajan exclusivamente para la terminal automotriz FORD.

  

Descargar Audio:
Entrevista a Edgardo Moyano-Abogado de los trabajadores de Lear y del CEPRODH

Internacional: EEUU bombardea Irak mientras Israel sigue con la matanza al pueblo palestino

Nuestro columnista internacional Diego Dalai, repasa los últimos acontecimientos en la Franja de Gaza, donde se reanudaron los ataques. Continúa la matanza brutal del ejército del Estado de Israel sobre la población Palestina a lo que se le suman los bombardeos de Estados Unidos a Irak. La situación en medio oriente y las movilizaciones en todo el mundo contra la masacre al pueblo palestino.

  

Descargar Audio:
La columna internacional de Diego Dalai – El ataque a Gaza

La Novela Negra en el escritor griego Petros Márkaris

Celeste Murillo nos recomienda la trilogía del escritor griego Petros Márkaris, adentrándose en las características de la novela negra. Nos cuenta cómo las contradicciones sociales y la crisis económica que viene sufriendo Europa se mezclan en la narrativa y el desarrollo de la trama y los personajes. Escuchala:
Libros, peliculas y musica- La columna de Celeste Murillo

 

 

Apoyo a los trabajadores de Lear y repudio por la detención de Maria Victoria Moyano

Ayer por la noche fueron liberados los cuatro detenidos por la gendarmeria mientras apoyaban la lucha de los trabajadores de Lear: Guillo Pistonesi, presidente del CEPRODH y dirigente del PTS, María Chaves, docente e investigadora del CONICET, dirigente del PTS, Patricio del Corro, legislador electo por la ciudad de Buenos Aires por el PTS en el Frente de Izquierda y María Victoria Moyano, nieta restituida.
Algunas personalidades nos transmitieron su solidaridad con los trabajadores de Lear y el repudio a la represión y detención de quienes apoyan la lucha por sus puestos de trabajo.

Mirta Baravalle, fundadora de Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo

Descargar fichero de audio (Mirta-Baravalle-fundadora-de-Madres-y-Abuelas-de-Plaza-de-Mayo.mp3)

  

Mirta Baravalle fundadora de Madres y Abuelas de Plaza de MayoOsvaldo Bayer, historiador

Descargar fichero de audio (Osvaldo-Bayer-Historiador-se-solidariza-con-Victoria-Moyano-y-con-los-Obreros-de-Lear.mp3)

  

Osvaldo Bayer -Historiador- se solidariza con Victoria Moyano y con los Obreros de LearAdolfo Perez Esquivel, premio novel de la Paz

Descargar fichero de audio (Adolfo-Perez-Esquivel-Premio-novel-de-la-Paz-se-solidariza-con-Maria-Victoria-Moyano-y-los-trabajadores.mp3)

  

Adolfo Perez Esquivel Premio novel de la Paz-se solidariza con Maria Victoria Moyano y los trabajadores

Programa completo del 9 de Agosto de 2014

Primera parte:
La situación de los trabajadores de las autopartistas. Quinta Jornada nacional de lucha. Represión y detención de Maria Victoria Moyano, nieta restituida. Continua de lucha de los trabajadores de Lear. El testimonio de Mirta Baravalle, fundadora de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo que fue al destacamente donde estuvo detenida Maria Victoria. Recomendaciones de Libros, peliculas y musica: la columna de Celeste Murillo. Hoy: Policial Negro. Lock out patronal en Lear, que implica esta medida que tomó arbitrariamente esta empresa buitre, entrevista a Edgardo Moyano, abogado miembro del CEPRODH y Abogado de los trabajadores de Lear.
Descargar fichero de audio (Programa-completo-Parte-1.mp3)

  

Programa completo Parte 1Segunda Parte: Ataque a la franja de Gaza. Continuan los ataques del gobierno sionista Israelí contra la población Palestina. La columna de Diego Dalai. Ayer fue reprimida y detenida por apoyar a los trabajadores de Lear y Johnson Controls, Maria Victoria Moyano, nieta restituida. Nos cuenta la actuación escandalosa perpetrada por la Gendarmeria.
Descargar fichero de audio (Programa-completo-parte-2.mp3)

  

Programa completo parte 2

 

 

Asquerosa_Alegria-FrontalEn la última asamblea de los intelectuales kirchneristas de Carta Abierta –realizada el pasado 2 de agosto– Ricardo Forster, flamante secretario de la “Coordinación estratégica para el pensamiento nacional”, intervino discutiendo la situación de la Franja de Gaza (ver abajo el video).

Allí, con su característica verborragia (llena de adjetivaciones y sinónimos ad nauseam), y luego de decir que “la injusticia se va metiendo en el lenguaje” y que el neoliberalismo impuso (e impone) “la imagen de la inexorabilidad; la imagen de lo realizado una vez y para siempre. De aquellos poderes tremendos, inabarcables, oceánicos…”, coquetea con el marxismo –¡y con ser marxista!, ya que una intervención previa lo sindicó así a Forster– y enumera: Marx, Lukács, Rosa Luxemburg, Gramsci, y también “Pancho” Aricó, Silvio Frondizi, Milcíades Peña, Mariátegui… todos “profundos portadores de esa gran tradición libertaria, tradición igualitarista…”. Toda esta intro para referirse a la (nueva) masacre que lleva adelante el Estado de Israel en la Franja de Gaza, desde hace dos meses, donde hay ya 2.000 palestinos muertos, 10.000 heridos y medio millón de desplazados. Ayer mismo Israel lanzó unos 50 ataques aéreos.

Y sin embargo Forster no condena al Estado de Israel, y a su política colonial y racista, apoyada –con “vaivenes”, movidos al ritmo de la diplomacia y la “opinión pública mundial”– por el imperialismo. Para el filósofo “ir contracorriente del dominio sistémico” sería, por ejemplo, no aceptar que “Israel es un Estado terrorista; [que] Israel es genocida”. Para el intelectual oficialista no hay que caer en “la rapidez de una condena”. Y nos ilustra: “Un niño asesinado en… cualquier lugar, pero hoy en Gaza, [es] lo terrible de la condición humana”[SIC]. Bajo el manto del humanismo, Forster evita reconocer una realidad simple: que los asesinados no son “de cualquier lugar”, sino que lo son en Gaza, que son parte del pueblo palestino, y que no hay ninguna “guerra”, sino un ataque de uno de los ejércitos más modernos y poderosos del mundo contra una población que sufre un permanente desplazamiento histórico de sus territorios (desde 1948, cuando se funda el Estado de Israel), un hostigamiento y “guetificación” constantes, y la ausencia de toda esperanza…

Para Forster, además de insistir en que no se puede pecar de “reduccionismo” (“al asesinato de un niño en Gaza”[!]), dice: “No podemos centrar nuestro análisis en Israel, en su sociedad, en su fundación [religiosa]”. Por qué, no lo explica, aunque al mismo tiempo reconoce –¡pero solo una vez!, al pasar– que Israel fomenta “el terror” en Gaza, y que “probablemente haya un fracaso de origen” en la fundación de ese Estado… Y –reivindicando una tradición “sionista” “progre”, la de G.Scholem y M.Buber– aboga por la misma solución “que Barenboim”: “Queremos la paz”. (“Solución” por supuesto imposible. Cualquier análisis de la prensa que tomemos –aunque el filósofo no lo vea– señala lo evidente: “No es posible, en un contexto de colonización sistemática de los territorios ocupados, pretender que se busca la paz. Pareciera que Israel espera que algún día el pueblo palestino agache la cabeza, se doblegue y acepte humildemente su destino de no tener territorio y ser mano de obra barata. La expansión militar se complementa con la colonización del territorio, pese al reclamo generalizado de decenas de países, incluido su gran aliado, Estados Unidos.”)

Además de otras muestras de sapiencia (“no hay que reducir ‘lo judío’ al Estado de Israel”, entre otras genialidades), Forster –adaptando su lengua a lo establecido– nos propone el consuelo… de los tontos: que en Gaza está instalado el “mal de muchos”: “todos los Estados formaron su nación a partir de la violencia y el exterminio, interno y externo”. Una forma (¿indirecta?) de justificar este genocidio del Estado de Israel contra el pueblo palestino, y (además) una forma de no defender su derecho a la autodefensa, a la resistencia y a la lucha –por más que nosotros, como marxistas, no aceptemos ni los métodos terroristas ni la “estrategia” ni las políticas de un Estado teocrático de Hamas y el fundamentalismo islámico–. “Un Estado para dos pueblos”, como quiere Forster (o peor: “No un Estado palestino, sino un Estado unido”, es imposible: sólo desarmando y desmantelando primeramente al Estado de Israel, y promoviendo la organización y la lucha de los trabajadores y el pueblo palestino puede terminarse con la violencia racista y terrorista del sionismo, y luchar por una Palestina obrera y socialista, que en todo su territorio reorganice democráticamente la economía en función de toda su población, para que puedan convivir pacíficamente árabes y judíos.

Para terminar, refirámonos brevemente a la frutilla del postre de esta intervención “internacionalista”[?!] de Forster: CFK y Axel “luchando” contra los fondos buitre. Para este (supuesto) especialista en W.Benjamin, estaríamos en un “momento épico”[?] de la Argentina y el gobierno kirchnerista. ¡Forster reivindica a un ministro de Economía que le dice a los buitres: queremos pagar; negociemos y ganen el 300 %, no quieran el 1.600 %!…

Entonces: nada de “historia a contrapelo” en Forster –quien llama a “militar con alegría” en pro del gobierno kirchnerista–, nada de “reivindicar la historia y tradición de los oprimidos y vencidos” (todo contrario: está bien que el gobierno burgués-capitalista de CFK &Cía. paguen millones de dólares a los poderosos banqueros “buitre” –y todos lo son: los hold-outs y los hold-in–); nada de denunciar el fascismo y el “estado de excepción” que impone el Estado de Israel en Gaza al pueblo palestino… Nomás una (tonta) “alegría” por el momento que estamos atravesando en el país…

¡Qué diría el autor de las Tesis de filosofía de la historia si pudiera oír las opiniones de Forster!

 

Realidad mata relato. El gobierno reprime trabajadores y defiende a patronales buitres


El martes la gendarmeria reprimió a los trabajadores en el corte de la panamericana en apoyo a la lucha de Lear. La patronal buitre le impide el ingreso a la comisión interna. Continua la lucha.
El viernes hubo una conferencia de prensa, donde participaron Madres de Plaza de Mayo, diputados nacionales y provinciales y decenas de organizaciones sociales solidarias.Los trabajadores anunciaron la intensificación de su plan de lucha. Entrevistamos a Maria Victoria Moyano, nieta restituida e integrante del Centro de Profesionales por los derechos humanos CEPRODH.

Descargar fichero de audio (Maria-Victoria-Moyano-nieta-restituida-e-integrante-del-CEPRODH.mp3)

  

Maria Victoria Moyano nieta restituida e integrante del CEPRODH

Los jóvenes realizaron una jornada nacional en apoyo a los trabajadores de Lear


En el marco de una jornada nacional de apoyo a los trabajadores de Lear, los jovenes escracharon a patronales imperialista,s Mc Donalds y Ford. Entrevistamos a Cecilia Mancuso,dirigente de la Juventud PTS y consejera directiva de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

Descargar fichero de audio (Entrevista-a-Cecilia-Mancuso-Consejera-directiva-Facultad-de-Ciencias-Sociales-UBA.mp3)

  

Entrevista a Cecilia Mancuso – Consejera directiva Facultad de Ciencias Sociales-UBA

Remate por izquierda: palpitando la final del mundial

Escuchá el análisis de los partidos de la semifinal, la derrota del Brasil ¿Este fracaso deportivo puede reavivar la mecha de las protestas y el descontento social?
La publicidad de los entretiempos y su utilización por parte del gobierno para disimular una entrega brutal a los saqueadores imperialistas y la defensa a rajatabla de los intereses de las patronales buitre. El uso del éxito deportivo para fomentar el nacionalismo y el chauvinismo o políticas gubernamentales.
El pronostico para la final y cual va ser la formación de los 11 de Sabella.
Te recomendamos la nota de La Verdad Obrera: Mundial, grandezas y miserias de Fernando Rosso, del staff de Ideas de Izquierda.
Descargar fichero de audio (Remate-por-Izquierda-La-columna-de-futbol-de-Augusto-Dorado.mp3)

  

Remate por Izquierda – La columna de futbol de Augusto DoradoDescargar fichero de audio (Remate-por-Izquierda-La-columna-de-futbol-de-Augusto-Dorado-Parte-21.mp3)

  

Remate por Izquierda – La columna de futbol de Augusto Dorado – Parte 2

Películas, Libros y Música sobre Palestina


Nuestra columnista Celeste Murillo, integrante del Comité de redacción de la revista Ideas de Izquierda nos trae recomendaciones de películas, libros y música. En esta ocasión sobre la situación en Palestina.
Musica: DAM – Born Here 
Esta no es una canción de amor
Libros: Operación Shylock de Philip Roth
La limpieza étnica de Palestina de Ilan Pappe
Pelicula: Vals con Bashir
Película subtitulada (en partes)

Descargar fichero de audio (Recomendaciones-de-libros-musica-peliculas-La-columna-de-Celeste-Murillo-1-.mp3)

  

Recomendaciones de libros-musica-peliculas-La columna de Celeste Murillo-1-
Descargar fichero de audio (Recomendaciones-de-libros-musica-peliculas-La-columna-de-Celeste-Murillo-2-.mp3)

  

Recomendaciones de libros-musica-peliculas-La columna de Celeste Murillo-2-

Christian Castillo responde a las acusaciones de Berni y Capitanich


El diputado provincial del PTS en el Frente de Izquierda Christian Castillo, responde ante las acusaciones del Jefe de Gabinete Jorge Capitanich y a Sergio Berni contra la izquierda y sus diputados.
…Es un discurso que no se sostiene y lo que busca es encubrir una politica del gobierno donde mantiene los despidos de las empresas multinacionales y toda su intervención “se limita” a mandar los gendarmes para reprimir a los trabajadores y a quienes los apoyamos para pelear contra los despidos y las suspensiones… 
“Hay un complot patronal-burocrático-gubernamental para sacarse de encima a los trabajadores”
.
Descargar fichero de audio (Christian-Castillo-diputado-provincial-del-PTS-en-el-FIT.mp3)

  

Christian Castillo diputado provincial del PTS en el FIT

Recrudece la ofensiva militar de Israel sobre el pueblo Palestino


La columna internacional de Diego Dalai. Desde el lunes pasado Israel ha lanzado una nueva ofensiva militar contra la Franja de Gaza con bombardeos masivos que ya se cobraron la vida de más de 100 personas, dejaron heridas a casi 700 y han destruido cientos de viviendas. A la vez, Israel ya movilizó unos 20000 soldados a la frontera y está amenazando con una invasión terrestre que podría multiplicar estas cifras.
Para que nos cuente sobre la terrible situación que viven día a día los palestinos en la Franja, hablamos con Miguel Raider, del staff del semanario La Verdad Obrera del PTS

Descargar fichero de audio (Ataque-Israelí-sobre-el-pueblo-Palestino-Diego-Dalai-Miguel-Raider-parte-1.mp3)

  

Ataque Israelí sobre el pueblo Palestino-Diego Dalai-Miguel Raider-parte 1
Descargar fichero de audio (Ataque-israeli-sobre-el-pueblo-Palestino-Diego-Dalai-Miguel-Raider-2-.mp3)

  

Ataque israeli sobre el pueblo Palestino-Diego Dalai-Miguel Raider-2-

 

Tilly

Por Cecilia Feijoo

Las noticias sobre una posible liberación de Mubarak puede acelerar la crisis en ese país, aún no está claro si es un “rumor” esparcido por los Hermanos Musulmanes para desacreditar al nuevo gobierno provisional cívico-militar, o una operación de los mubarakistas amparados en el nuevo gobierno tutelado de efectivamente liberara a su jefe. Probablemente sean las dos cosas .
Revolución y contrarrevolución se han entrelazado en Egipto en menos de un mes y medio. Es un tiempo corto y expresa la agudización de la situación revolucionaria abierta por el acontecimiento Tahrir en 2011. El 30-3 de junio/julio de este año se sucedieron las manifestaciones mas masivas de trabajadores y pobres urbanos y rurales en la historia de este país. Mientras las multitudes estaban en las calles clamando por la dimisión de Morsi (primer presidente electo por una elecciones “democráticamente” supervisadas por el ejército, EEUU y la UE), un sector de los convocantes a las mismas, Tamarod!, junto a sectores de la oposición liberal y el comandante en jefe del ejército al-Sisi, realizaron un golpe palaciego. Rápidamente pusieron en pie un gobierno provisional que incluía tres fuerzas: un ala de la “democracia revolucionaria” naserista expresada por Tamarod!, que aportó tres ministro, entre ellos el ministro de trabajo antiguo líder de uno de los sindicatos independientes de Egipto, la burguesía liberal, que ocupaba la vicepresidencia con Al Baradei, y last but not less, el Ejército que retenía el poder militar y colocaba en la presidencia a un acolito suyo, el presidente del Constitucional. Este nuevo gobierno puso bajo arresto al presidente depuesto, Moamed Morsi. Esa noche las masas festejaban en las calles la caída del Morsi que no había resuelto, ni intentado resolver, ninguna de sus demandas sociales y laborales, de democracia en la industria y la organización de empresa, en el terreno de la cultura y derechos de las mujeres trabajadores y oprimidas –las mujeres participaron masivamente en las manifestaciones de julio-.
En nuevo gobierno provisional, que se había encumbrado así en el poder a espaldas de las multitudes y sin su participación, debían ahora consolidarlo, terminar de derrotar a los Hermanos Musulmanes y liquidar toda oposición al nuevo gobierno. Se lanzó rápidamente a la guerra civil y las dos sectores contrarrevolucionarios de la revolución egipcia se enfrentaron: el Ejército y la Hermandad Musulmana. El ejército optó por acelerar el proceso del enfrentamiento a la revolución desencadenando una guerra civil contra los Hermanos Musulmanes (aún a costa de alejarse de EEUU y apoyarse en Arabia Saudita para sostener el complejo económico-militar), y amparándose en la misma para reprimir y sujetar a las masas que se habían manifestado hace tan solo mes y medio.
Los Hermanos Musulmanes, ricos islamistas moderados que se apoyan en las barriadas populares de Egipto, lanzaron la resistencia contra el golpe de la “contrarrevolución”: primero con marchas pacificas y acampes, luego ante el desalojo por parte del ejército de sus plantones, apelaron a la resistencia activa y el enfrentamiento con los coptos, luego la oleada represiva los colocó en una posición más defensiva aún y se volcaron a la toma y ocupación de sus mezquitas como refugios defensivos y a ataques sorpresivos a fuerzas militares en los márgenes. En esta última semana la cifra de muertos es superior a la de los últimos años, desde el levantamiento de 2011, pero las movilizaciones en apoyo a los Hermanos Musulmanes no son masivas y se reducen a un activo.
Y en esta tensión que atraviesa la contrarrevolución uno puede preguntarse por qué las masas, esos millones que se movilizaron hace menos de un mes y medio, miran expectantes los acontecimientos desde fuera. La oleada de huelgas y acciones de protesta que había caracterizado los últimos meses del gobierno de Morsi y que habían anticipado las grandes movilizaciones que lo destituyeron no ha concluido porque los problemas estructurales, el hambre, la desocupación, la precariedad laboral, que le dan origen no han sido resueltos. De hecho, como dice Jaques Chastaing, la apatía de los egipcios a salir en ayuda del ejercito en su lucha contra los Hermanos Musulmanes tal vez está demostrando que las preocupaciones del pueblo “están en otro lado”. Hasta ahora el estado de sitio declarado por los militares con la excusa de enfrentar a los Hermanos Musulmanes ha servido para prohibir la continuidad de estas huelgas y manifestaciones de los trabajadores como cuentan aquí:
Tras la sangrienta represión desatada contra los Hermanos musulmanes se esconde los ataques contra las verdaderas fuerzas revolucionarias de Egipto: los trabajadores, los sectores populares y los jóvenes de izquierda que se ha mantenido independientes del gobierno de Morsi y del gobierno cívico-militar surgido del golpe de julio. El final sigue abierto, el gobierno cada vez menos cívico y más militar se desgasta frente a la represión sanguinaria que ha desatado contra los Hermanos Musulmanes, mientras éstos mismo están retrocediendo, ambas fuerzas impiden que el conflicto de clase más profundo se exprese abiertamente, el que enfrenta a las masas obreras y populares con la burguesía, el ejercito que controla una parte importante del aparato productivo y los estados imperialistas. Y como ya lo ilustró en este breve esquema Charles Tilly la distancia que entrelaza y a la vez separa la guerra civil de la revolución social es significativa, fenómenos concomitantes pero únicamente la revolución social divide completamente la comunidad política e implica una transferencia completa del poder a una nueva clase social.

* Sábados de 11 a 13 por FM La Boca, o por el sitio del programa.

Imágenes integradas 1

Declaración del PTS

 

El pasado 14 de noviembre, el estado de Israel puso en marcha la Operación “Pilar de Defensa”, asesinó a mansalva a A. Yabari, un alto jefe militar de Hamas, y lanzó un ataque aéreo sobre la franja de Gaza, que todavía está en curso. Como producto de esta escalada militar, ya han muerto al menos 25 civiles palestinos, entre ellos varios niños.

El gobierno del ultraderechista B. Netanyahu ya anunció que esto es solo el comienzo de una ofensiva mayor, dejando planteada la posibilidad de una invasión con tropas terrestres a Gaza, para lo que ya habría convocado a 75.000 soldados. Recordemos que la última vez que el estado sionista invadió Gaza, entre diciembre de 2008 y enero de 2009, en la operación conocida como “Plomo fundido”, asesinó a alrededor de 1400 palestinos, además de destruir la ya miserable infraestructura de esta ciudad, donde viven hacinados en campamentos de refugiados alrededor de 1,7 millones de palestinos.

El presidente norteamericano, Barak Obama, salió inmediatamente a respaldar al estado de Israel y sus métodos terroristas, como los “asesinatos selectivos” de dirigentes de la resistencia palestina y las víctimas civiles, argumentando que está ejerciendo su derecho a la “autodefensa”, mostrando una vez más el carácter estratégico de la alianza entre el estado sionista y el imperialismo. Es que Obama continúa la política de la “guerra contra el terrorismo” iniciada por Bush y aplica los mismos métodos de “asesinatos selectivos” con sus aviones no tripulados, que se han cobrado la vida de miles de civiles en Afganistán, Paquistán y Yemen. Esta nueva ofensiva militar es parte de la política colonial del estado de Israel sobre el pueblo palestino, condenado a vivir bajo la ocupación sionista y privado de su derecho elemental a la autodeterminación nacional.

Pero esta vez la situación es distinta. Millones se han levantado en el mundo árabe y musulmán y han derribado a dictadores aliados de Estados Unidos, las potencias imperialistas e Israel. El punto más alto de esta oleada de movilizaciones conocida como la “primavera árabe” fue el proceso revolucionario en Egipto que derribó a H. Mubarak. Ese proceso ha sido desviado con la asunción en el poder de un gobierno islamista moderado de la Hermandad Musulmana, que busca garantizar el “statu quo” regional al servicio del imperialismo, manteniendo el tratado de paz con el estado de Israel, mientras este masacra al pueblo palestino. Sin embargo, la causa palestina puede encender nuevamente la región, como está ocurriendo en Jornania donde el régimen monárquico se encuentra jaqueado por la movilización popular, abriendo el camino a una lucha ya no solo contra los regímenes dictatoriales, sino contra la explotación y la opresión ejercida por el imperialismo, el Estado de Israel y los reaccionarios gobiernos árabes proimperialistas.

En diversas ciudades del mundo ya se han realizado movilizaciones en repudio al ataque del estado de Israel. Llamamos a las organizaciones obreras y populares, a las organizaciones de izquierda, a los organismos de derechos humanos y a todos aquellos que se reivindican antiimperialistas a organizar la más amplia movilización para repudiar esta nueva masacre y expresar nuestra solidaridad con el pueblo palestino.

¡Alto a la ofensiva militar del estado de Israel en Gaza!
¡Exigimos al gobierno de CFK rompa relaciones diplomáticas con el estado terrorista de Israel!
¡Solidaridad con la lucha del pueblo palestino!

 

* Pateando el Tablero: sábados de 11 a 13 por FM La Boca

* Una vez más, trabajadores y trabajadoras (¡y niños!) muertos por la desidia patronal. En este caso, se trató de un incendio en un edificio-fábrica en Paquistán, donde trabajaban hacinadas unas 2.000 personas. El saldo: más de 300 muertos, y cientos de heridos.

Destaquemos algunas cosas: “Los barrotes en las ventanas impidieron la huida”, relata una crónica periodística; y sigue: “La planta no era muy sólida. Estaba llena de gente. Había poco espacio para la ventilación y no tenía salida de emergencias”, ha declarado  a la agencia AFP el jefe de bomberos local, Ehtesham Salim. (…)

Los dueños estaban más preocupados con proteger las telas que a los trabajadores”, explica Mohammad Pervez, otro de los empleados. “Si no hubiera barras metálicas en las ventanas un montón de gente se habría salvado. La fábrica estaba llena hasta los topes de tejidos y telas. Quien se quejaba era despedido”, añade.

Agrega la nota: “Aunque no suelen alcanzar magnitudes como las de este incendio, los siniestros de este tipo son relativamente frecuentes en el país debido sobre todo a la precariedad con la que se trabaja en el sector textil, uno de los motores de la economía nacional.”

Y vaya si no lo sabremos acá también, donde la (tan mentada por el kirchnerismo) “burguesía nacional”, sea como “traslatina” o “pyme”, “motoriza” sus ganancias por medio del trabajo en negro, precario, sin condiciones mínimas y elementales de seguridad… o directamente mediante el trabajo esclavo, contra compañeros y compañeras trabajadores de países limítrofes. Ante esto, está claro que aquel “viejo” llamado del Manifiesto Comunista, para que los trabajadores de todos los países se unan contra las patronales esclavistas y opresoras sigue –¡y con qué urgencia!, más que nunca– vigente.

Abajo, un par  de minutos de dos noticieros (otro minuto, en el link de arriba de la noticia).

Posteamos un artículo de nuestra compañera Victoria Bosch del CEIP León Trotksy, especial para El Diablo se llama Trotsky.

El domingo se conoció la noticia, de que los bombardeos de las fuerzas imperialistas terminaron provocando la masacre de 15 personas de las fuerzas rebeldes, incluida la destrucción de una ambulancia. ¿Esto es producto del “fuego amigo” (como dicen cínicamente los medios de comunicación) o es en realidad que los objetivos políticos de la intervención militar están lejos de defender la insurgencia y los sectores oprimidos en Libia? ¿Qué objetivos, qué blancos, qué nombres llevan escrito las bombas de la Otan?

En el 2006 una foto recorría los diarios de todo el mundo, esta imagen mostraba una escena atroz de la naturaleza del capitalismo, en el cuadro se veía a pequeños chicos israelíes junto a sus familias escribiendo mensajes sobre las bombas que el ejército de ocupación de este país, iba a descargar sobre el pueblo del Líbano, para masacrar y aniquilar su resistencia. La política imperial, como nos tiene acostumbrado en toda la región de Medio oriente, se expresaba con el lenguaje de las bombas, que en este caso, iban inscriptas además con mensajes claros de opresión de los ocupantes de territorios ajenos.

Hoy parece que el imperialismo, utilizando los mismos métodos que ayer, tuviera demasiados mensajes inscriptos en sus misiles, pareciera que es difícil descifrar que han escrito en ellas sus generales, qué sus políticos y que debieran hacer y contestar las clases oprimidas de todo el mundo.

Desde el “populismo” latinoamericano, los gobiernos de Chavez hasta el de Fidel Castro, creen ver en este enfrentamiento, la lucha de una  semi-colonia por su independencia. La figura de Kadafi, representa para ellos, la expresión nacional de la lucha contra el imperialismo, mas allá de las características opresivas y colaboracionistas con el imperio de su régimen. Para estos sectores, las bombas tienen un mensaje sobre Kadafi, para frenar su lucha y al mismo tiempo aleccionar a los gobiernos que tengan cierta independencia del imperialismo, entre los cuales se incluyen. El problema de esta lectura es que no tiene ningún asidero con la realidad ¿como puede ser que sea el mismo gobierno que durante años mantuvo los negociados con el imperialismo, el que le garantizó enormes sumas de ganancias con la venta del petroleo hasta hace unas semanas, hoy sin acción  ni declaración mediante,  se vuelva antimperialista? Por otro lado, y esto es aún más contundente, fue el levantamiento popular contra el despótico régimen de Kadafi, contra un régimen basado en la desigualdad extrema, en imponer las medidas económicas y políticas del imperialismo, el que comenzó la crisis. La respuesta criminal de este gobierno sobre las masas, provocó la fractura del ejército y el comienzo de la guerra civil.

Entonces algunos se preguntan ¿Qué sentido tienen estos bombardeos? ¿Qué rol está jugando el imperialismo? ¿Es que tienen algún elemento progresivo? ¿Directa o indirectamente juegan a favor del levantamiento de masas? Si las masas para tirar abajo un dictador deben armarse, ¿el imperialismo por sus enfrentamientos con este gobierno y su discurso a favor de la democracia, puede jugar un rol a favor de ellas? ¿Puede otorgarle armas para facilitar su triunfo?

Para entender este complejo fenómeno, no podemos perder de vista cómo se ha iniciado todo este alboroto. La crisis económica abierta en el 2008 está detrás del impulso de las masas del Magreb por abrir su camino independiente, esta crisis ha estado avanzando como una marea región por región, dejando grandes recesiones económicas, motorizando la lucha de clases (como en Francia, Inglaterra y Grecia), debilitando los régimenes, haciendo posible lo imposible, como que los gobiernos del norte de África, que fueron el elemento estable para imperialismo en la región hace décadas, comiencen a entrar en crisis, que sus gobiernos se alisten uno por uno, a pasar por el tamiz revulsivo de la acción de las masas.

Así en Libia, el levantamiento produjo la fractura del ejército y ésta, el inicio de la guerra civil. El gobierno de Kadafi, defendiendo sus intereses de ser el negociante millonario favorito del imperialismo, se aprestó a bombardear y masacrar a las masas en las calles. Fue este rol pérfido cumplido en la región, el que le dio tanta impunidad y una gimnasia sanguinaria que puso en acción. Las bombas caían como una tormenta torrencial sobre la resistencia, el dictador tuvo que conseguir aviadores extranjeros para llevar adelante esta matanza. Mientras tanto, sólo el gobierno francés lanzaba tímidos comunicados de indignación frente a este accionar  y se reunía con el comité que se había constituido en el sector rebelde (comité por otra parte que no expresaba  el sentir de las bases que luchaban contra los bombardeos que se oponían a la intervención extranjera), el resto de los países imperialistas esperaba el desarrollo de los acontecimientos para actuar. Incluso unos días antes, nadie parecía creer que la intervención fuera una salida concreta.

Cuando Kadafi comenzó a ganar la batalla, y  la resistencia estaba arrinconada, la Otan comenzó a pensar seriamente la necesidad de interferir en los asuntos de Libia. Se lleva adelante la votación a favor de la intervención. Es que en una región tan convulsionada, un gobierno como el de Kadafi, producto inestable de una guerra civil no resuelta completamente, con un gran sector burgués y parte del ejército en la oposición, no podía ya ser funcional o jugar un papel “decente” para la política imperial. Por otro lado la máscara de la ayuda humanitaria, y la defensa de la democracia, le permitía al imperialismo entrar en el teatro de operaciones de la región, intervenir en los procesos abiertos en el Magreb, y limitar, maniatar y en sus posibilidades, derrotar la lucha de las masas. Esto se hizo necesario, sobre todo cuando las luchas siguen avanzando, y los gobiernos de Egipto y Túnez no parecieran haberse estabilizado para nada. Las demandas de las masas no pueden aliviarse con reformas cosméticas, los regímenes siguen tambaleando sobre un suelo en constante ebullición.

Esto nos lleva a nuestra pregunta inicial, ¿Qué nombre se escribe en los misiles de la Otan, a quien están dirigidos? Y la respuesta no es otra que su objetivo está dirigido a atacar directamente sobre las luchas de masas de la región, está dirigido a evitar el avance de su conciencia, el ir más allá de reformas “democráticas” superficiales, a asestarles golpes certeros. Y esto nos lleva a comprender que la intervención no puede tener ningún contenido progresivo, por más que deba portar mil máscaras “humanitarias” para llevarse adelante. Que todos los sectores oprimidos, los jóvenes, los trabajadores, y aquellos que defienden la libertad de los pueblos de todos los países, debemos elevar nuestro grito contra esta intervención imperial, para apoyar la lucha de las masas del Magreb y Medio Oriente y el triunfo de este enorme proceso que estamos presenciando, luego de décadas de retroceso de las luchas masivas, y que por lo mismo se la ha bautizado “la primavera de los pueblos”.

Vamos a comentar, en medio de una situación muy fluida y dinámica, con avances y retrocesos en ambos bandos (¿lo que suele llamarse “empate catastrófico”?), lo que opinan algunos blogs respecto a Libia.

Partimos de considerar una compleja situación donde, ambos bandos enfrentados (los kadafistas y los antikadafistas) no merecen el menor apoyo político por parte de los trabajadores y el pueblo pobre, de Libia y del mundo: mientras que el dictador fue los últimos lustros un decidido vasallo del imperialismo europeo (Italia, Alemania) e inglés, en el bando llamado “rebelde” encontramos una serie de “notables” (jueces, policías) y ex-kadafistas que impiden toda autoorganización obrera y popular y, a contramano de las necesidades más urgentes del pueblo libio (que se vaya Kadafi… pero también el imperialismo, y también que haya trabajo y condiciones laborales dignas), se proponen ser el ariete del imperialismo –que viene bombardeando hace semanas con la OTAN- para conseguir sólo un “cambio de régimen”, o alguna negociación con Kadafi, para que –como se explicaba en aquella novela memorable, El gatopardo– “algo cambie… para que todo siga igual”.

Así, Manolo Bargue, en uno de sus típicamente eclécticos (disfrazados de “eruditos”) posts, dice, tras usar a Lasalle, que en el proceso, transformado en una “guerra de posiciones”, Estados Unidos y la OTAN, tienen las perder. Claro: es noticia los reveses que sufrieron los “rebeldes” opositores a Kadafi, quienes han sido emboscados por las tropas leales el dictador. Y agrega, defendiendo al ex nacionalista burgués devenido neoliberal que hay un “Frente Unido, que no debería ser vencido”.

Sin embargo ¡qué ironía que el “frente unido” que reivindica Manolo saca sus habilidades tácticas contra los opositores… del mismo entrenamiento que recibieron pocos años antes del imperialismo (de las fuerzas británicas SAS, donde en 2009 hubo “cursos en contraterrorismo y vigilancia” para las fuerzas de Kadafi).

Y aclaremos: no se trata de aprovechar todo entrenamiento o armamento –provenga de donde provenga- ante la irrupción en la lucha de clases de un “momento militar” (Gramsci). Se trata de entender que política y estratégicamente los kadafistas que combaten no tienen el menor objetivo antiimperialista –de ahí la connivencia política, económica y militar las últimas décadas-. ¡Si el mismo Kadafi acusa a sus opositores de ser “terroristas de Al Qaeda, ofreciendo y llamando al imperialismo a que bombardee Libia! Eso sí: para sacarse de encima a estos sectores (políticos y sociales) opositores.

¿Qué el imperialismo está allí por petróleo e intereses económicos y políticos? ¡Vaya novedad! Lo que se olvida mencionar este blog es que Kadafi tampoco es la referencia antiimperialista que aseguran los Chávez y Fidel Castro (quien compra el verso de Kadafi: pregunta “¿Qué ocurrirá si las denuncias de Gaddafi fuesen ciertas? ¿Cómo explicaría Obama al pueblo norteamericano que una parte de esas armas de combate terrestre cayeran en manos de los hombres de Bin Laden?”). Esta “defensa anttimperialista” de Kadafi fue debatida por Cecilia y Facundo acá y acá… Y por algo, este blog “progre” kirchnerista dice que Kadafi es un “personaje que ya no es de nuestra entera simpatía”.

(Hacemos un paréntesis. Una mención aparte se merece un blog de izquierda “marxista” y “heterodoxa”, que termina en una postura socialdemocratizante, y etapista, ya que la “ayuda” de la OTAN contra los rebeldes constituiría parte del objetivo de una primera “etapa” progresiva de este proceso: derrotar a Kadafi.

Esta posición, digna de un epígono de Nahuel Moreno –quien sostenía que los hechos de 1982 habían sido una “revolución democrática triunfante” en nuestro país- es el extremo opuesto al de los castro-chavistas –quienes bajo la retórica “antiimperialista”… defienden al dictador proimperialista-, y que denominamos etapista democratizante.

Porque la agresión imperialista no es, como pretende esta visión, una mera “ayuda táctica” a las fuerzas opositoras al dictador –además de que están integradas por personeros del régimen kadafista que hoy lo abandonan, ya que ha caído en desgracia-. No: la agresión imperialista –un plan “audaz” y lleno de contradicciones- busca el “cambio de régimen” o “democratización” con el fin de establecer un “nuevo” gobierno que sea títere y siga subordinado económica y políticamente a las potencias imperialistas.

Este embellecimiento vergonzoso al imperialismo es llamado por esta izquierda “heterodoxa” “una lucha por las libertades democráticas” –el hacer pingües negocios imperialistas con el petróleo y frenar el proceso de revoluciones árabes- ¡y hasta se lo compara con una supuesta táctica de la izquierda en nuestro país ante el asesinato de Mariano Ferreyra, confundiendo una denuncia –la “zona liberada” que dejó la policía-con una exigencia de que la fuerza represiva del Estado proteja a los manifestantes!

Otra discusión del mismo tenor hay acá, contra Gilbert Achcar, quien también apoya la agresión imperialista)

Nuestra política se opone a la política de bombardeos e intervención imperialista; estamos por la defensa incondicional del pueblo libio: ¡abajo los ataques imperialistas a Libia! Y al mismo tiempo, estamos por la caída revolucionaria del dictador neoliberal, por medio la movilización, autoorganización y armamento de las masas; y porque éstas puedan desarrollar una política independiente, obrera, juvenil y popular. Para derrotar al imperialismo y para derrocar –por la vía de la movilización y la organización obrera y popular- a Kadafi.