Archivos de la categoría ‘Historia’

 

“¡30.000 compañeros presentes! A pesar de ustedes…”

Con esas palabras, mirando a los genocidas de la Fuerza de Tareas 5, cerró su declaración José Montes, obrero del Astillero Río Santiago y militante del PTS. Fue testigo en el juicio contra miembros de la Armada y la Prefectura por la desaparición de obreros de La Plata, Berisso y Ensenada.

Fotografías:Vicky Vallerina/La Plata

Ayer durante la audiencia del juicio de lesa humanidad conocido como Fuerza de Tareas 5, donde se juzgan los delitos cometidos por la Prefectura y la Armada contra más de cuarenta obreras y obreros de la zona de Berisso y Ensenada durante la última dictadura cívico- militar, declaró como testigo de contexto José “el negro” Montes, trabajador de Astillero Rio Santiago y dirigente del PTS que coordinó la elaboración del libro “Astillero Rio Santiago. Su historia y su lucha” basado en los relatos de los propios trabajadores.

Durante su contundente y emotiva declaración Montes explicó detalladamente como el golpe cívico militar se impuso en marzo del 76 como plan del imperialismo yanqui para toda América Latina con el objetivo de llevar una política económica basada en la concentración económica de los grandes capitales, las privatizaciones y el ataque a los derechos de los trabajadores.

Haciendo referencia a las anécdotas que le contaron los viejos trabajadores sobre el terror que sembró la dictadura y los cuidados que debían tener, contó como la burocracia de ATE Ensenada conformada por la lista Azul y Blanca que dirigía Horvarth a nivel nacional y Juan Carlos Marin a nivel regional entregaba la lista de los trabajadores combativos y antiburocráticos a la Marina para que llevaran adelante los secuestros y desapariciones. Lo que evidencia que el plan genocida no fue solo ejecutado por las fuerzas represivas sino que necesitó de la participación activa de sectores civiles como empresarios y burócratas sindicales.

“Los padecimientos de los trabajadores comenzaron desde el primer día del golpe, que hacían horas de cola para entrar a trabajar y si estabas en la lista los infantes de marina los encapuchaban y los tiraban como bolsas de papa a los camiones, delante de todos sus compañeros” relató el testigo Montes y agregó “no se puede entender tanta saña con los trabajadores si no hacemos un poco de historia”.

Los trabajadores de ARS venían protagonizando diferentes procesos de lucha como la pelea por la ley 14.250 de convenio colectivo de trabajo, las jornadas de movilización conocidas como Rodrigazo que lograron la caída de Lopez Rega y Celestino Rodrigo durante el gobierno de Isabel Perón, la conformación de la Coordinadora de Zona Sur donde los delegados y referentes sindicales de este cordón industrial se organizaban de manera democrática para enfrentar los ataques y luchar por sus reivindicaciones contra la burocracia sindical.

A pesar de que el golpe cívico militar intentó terminar con esta organización y disciplinar al movimiento obrero combativo de todo el país, en el Astillero Rio Santiago la resistencia continuó a tal punto que posteriormente con la avanzada privatizadora de los 90 los trabajadores con su organización y su lucha lograron frenar que el astillero pasara a manos privadas. Además, Montes se refirió a los hilos de continuidad entre el pasado y el presente haciendo mención a los trabajadores que hoy se enfrentan a los despidos y las políticas de ajuste.

Jorge “Turco” Sobrado, ex detenido desaparecido, quien estuvo presente acompañando a Montes en su testimonio, con relación a lo que sucedía en la sala de audiencias expresó: “Ya a esa altura de la declaración eran muchos los ojos humedecidos que explotaron en lágrimas mezcladas con aplausos cuando el Negro pidió leer el nombre de los 43 trabajadores desaparecidos del Astillero Rio Santiago, en realidad el pedido era una formalidad, era él ahora quien dirigía como en tantas asambleas.” Así, con cada nombre retumbaba el presente en toda la sala y cuando terminó con la lista gritó bien fuerte “30.000 compañeros detenidos desaparecidos PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE”, se dio vuelta, miró a la cara a los genocidas sentados en el banquillo de las acusados y sus contundentes palabras finales fueron ” A pesar de ustedes”. La sala explotó en un aplauso. El mensaje de Montes como trabajador y revolucionario fue muy claro: no nos han vencido, y seguiremos de pie luchando y dando batalla.

En la audiencia estuvieron presentes referentes de derechos humanos como Myriam Bregman candidata a vicepresidenta por el FIT y abogada del CeproDH, Carlos Zaiman y Nilda Eloy de la Asociación de Ex detenidos Desaparecidos, Jorge Sobrado ex detenido desaparecido y miembro del CeproDH, Maine Garcia hija de desaparecidos, Juan Contriciani, hijo de desaparecidos y trabajador de Astillero, entre otros.

Al finalizar su testimonio en dialogo con LID el referente de Astillero dijo: “Este es un primer paso pequeño aún para toda la tarea que nos queda a los luchadores obreros y populares, a los organismos de Derechos Humanos que peleamos en contra de la supuesta reconciliación que impulsa el gobierno con las fuerzas armadas genocidas y con los responsables del genocidio y de la desaparición de los 30 mil compañeros en todo el país, de los cuales el 70 por ciento eran trabajadores, activistas, luchadores del movimiento obrero y estudiantil.”

* http://www.laizquierdadiario.com/30-000-companeros-presentes-A-pesar-de-ustedes

* Tomado de La Izquierda Diario México (más info  sobre la presentación acá)

El nieto de León Trotsky, participa en la presentación del libro “La Revolución Traicionada”, durante el acto realizado por el Movimiento de los Trabajadores Socialistas, en el 75 Aniversario Luctuoso del revolucionario ruso.

Leemos a Esteban Volkov* hoy en el diario mexicano La Jornada:

Han transcurrido 75 años de cuando llegó aquí, el 20 de agosto de 1940, la mano asesina de Djugachvily, más conocido como José Stalin, para destruir uno de los mejores cerebros del marxismo revolucionario con el propósito de acallar su voz.

Pero su intento fue en vano. El vasto arsenal ideológico legado por el revolucionario León Trotsky, fruto de 43 años de ser protagonista de primer orden en la vorágine revolucionaria del siglo XX y, simultáneamente, de ser testigo y observador privilegiado, está más actual y vivo que nunca. Y me atrevería a decir que, a través de su legado político, Trotsky tiene plena presencia entre nosotros.

Todos conocemos la frase famosa de Rosa Luxemburgo: Socialismo o barbarie. Pero hoy tenemos que invertir los términos: Barbarie o socialismo, ya que el caótico y obsoleto régimen capitalista nos ha sumido ya en la total barbarie y la alternativa socialista no es ya para evitar la barbarie, sino para salir de ella.

Actualmente tenemos con frecuencia jornadas laborales de 10 a 12 horas, y a veces con semanas corridas sin descanso; reducción o anulación de prestaciones laborales; congelación salarial frente a inflación; el famoso outsourcing, trabajo precario eventual sin ninguna prestación y con salarios de hambre; trabajo agrícola de niños envenenándose con insecticidas.

Hoy se prefiere emplear el maíz para alimentar motores en lugar de estómagos de seres humanos; existe abundante desempleo entre jóvenes y adultos, que los hace candidatos a la drogadicción y a la delincuencia; comercio sin límites de armas, drogas y seres humanos; sangrientas guerras imperialistas de pillaje; destrucción de selvas y bosques, pulmones del planeta, por el comercio maderero y la agroindustria.

Hoy hay una quema desmedida de combustibles fósiles, causante de cambios climáticos y deshielos polares; desaparición de glaciares, sequías, desertificaciones y mucho mayores perturbaciones atmosféricas por la elevación térmica del planeta.

Existe un consumismo absurdo, sin medida, con una obsolescencia planificada de los productos que resulta en un desperdicio del valioso trabajo humano y de muchos recursos naturales, materias primas no renovables, desmedida generación de basura y la contaminación de mares y de las aguas de consumo humano.

La lista de los desmanes del voraz y obsoleto sistema capitalista es inacabable, al grado de poner en peligro nuestro planeta, maravilloso oasis que nos ha tocado en suerte habitar en la inmensidad del universo.

Hasta esta fecha, el proyecto socialista del marxismo parece ser la única alternativa conocida y viable para salir del anacrónico y caótico sistema capitalista. Es el método científico que mejor ha analizado y comprendido la dinámica de este inhumano sistema, donde la ley de la selva aún rige a plenitud. Sigue teniendo vigencia hasta el día de hoy el Manifiesto Comunista, redactado por Marx y Engels hace más de 150 años.

Tras la primera revolución socialista triunfante en octubre de 1917, en Rusia, a los cinco o seis años surgió un nuevo fenómeno social: una voraz y parasitaria burocracia encabezada por José Stalin, que traicionó todos los postulados de esa revolución, usurpó el poder de la clase obrera e impuso un régimen ilegítimo de totalitarismo burocrático, basado en la falsificación de la historia y el terror. En sus inicios Lenin y Trotsky detectaron y se enfrentaron a este proceso contrarrevolucionario, a este demoledor cambio de rumbo.

Tras su previo actuar en la preparación y triunfo de la revolución junto a Lenin, a la muerte de éste Trotsky se asignó la inmensa tarea de proseguir la lucha para salvar esa revolución. Fue la etapa de su vida que consideró la más importante.

Nadie mejor que Trotsky entendió y analizó este nuevo proceso histórico: la degeneración burocrática de la revolución socialista victoriosa que había tenido lugar en Rusia en octubre de 1917. En La revolución traicionada, su brillante análisis de la contrarrevolución stalinista escrito en 1936, nos describe punto por punto los desvíos y traiciones de ese régimen usurpador y, con más de medio siglo de antelación, predice con precisión matemática su retorno al capitalismo, de no ser reconquistado el poder por la clase obrera mediante una revolución política.

Gracias a León Trotsky quedó perfectamente desenmascarado el papel del estalinismo, que trajo desprestigio y confusión en la izquierda y proporcionó un gran arsenal a la propaganda antimarxista del sistema capitalista, alejando el advenimiento del socialismo y dando oxígeno y sobrevida al capitalismo.

Debe quedar perfectamente claro que el proyecto socialista para nada es el régimen carcelario burocrático de corte estalinista. El proyecto socialista tiene que ser libertario, con total democracia, pluralidad de partidos y autogestión de empresas sin ninguna hegemonía de la burocracia.

Mis recuerdos de León Trotsky en los años de convivencia en Turquía, de 1931 a 1933, son muy lejanos. En cambio, los de México durante su último año de existencia, cuando viví con él entre agosto de 1939 y agosto de 1940, son muy nítidos y claros. Es difícil describir con palabras para dar la imagen del ser vivo de un revolucionario con la dimensión y la brillantez de León Trotsky. Fue un ser de una inteligencia excepcional y una entrega total a la lucha por el socialismo.

Era generoso, solidario, paciente para explicar y educar políticamente a los camaradas, con un gran sentido del humor que creaba un ámbito jovial y cálido en su entorno. Trabajador inagotable, no desperdiciaba un minuto de su existencia. Irradiaba vitalidad y optimismo.

Tenía gran admiración por el trabajo humano, donde no admitía privilegios ni distingos. La palabra temor no existía en su vocabulario. Lo que más me impresionó de su persona era su certeza absoluta, su seguridad inamovible en cuanto al advenimiento del socialismo en el futuro de la humanidad, adquirida a través de su experiencia personal al haber participado como personaje clave y observador privilegiado en uno de los acontecimientos más notables y asombrosos de la historia, como fue la revolución socialista rusa en cuyo inicio sí se logró implantar las bases de un auténtico socialismo.

El vasto arsenal de teoría marxista legada por León Trotsky es valioso faro para las nuevas generaciones de revolucionarios. Trotsky no era hombre de morir de vejez en la cama. Cayó en las trincheras de la revolución socialista. Sus últimas palabras a su camarada Joe Hansen fueron: Estoy seguro del triunfo de la cuarta Internacional. Su vaticinio aún no se cumple: queda como tarea para los revolucionarios que siguen sus ideas y lucha.

Aún resuenan en mis oídos las hermosas palabras de León Trotsky:La vida es hermosa. Que las futuras generaciones la liberen de toda maldad, opresión y violencia, y la disfruten en toda su plenitud.

Palabras ante la tumba de León Trotsky y Natalia Sedova, en el Museo-Casa de León Trotsky, Coyoacán, DF, 21 de agosto de 2015.

 

* Director del Museo-Casa de León Trotsky y nieto del líder revolucionario.

obras escogidas

La Segunda Guerra Mundial y la Revolución

Próxima publicación.

León Trotsky
Ediciones IPS-CEIP León Trotsky- Museo Casa León Trotsky 
544 páginas
Obras escogidas, volumen 8
Agosto 2015

Al cumplirse 70 años de finalizada la Segunda Guerra Mundial ponemos a disposición de los lectores el octavo volumen de las Obras Escogidas de León Trotsky.
Esta compilación contiene artículos del autor desde 1933 hasta meses antes de su muerte en 1940. También incorporamos artículos, declaraciones y debates de los trotskistas durante la guerra.
Trotsky sintetiza la experiencia de las cuatro primeras décadas de un siglo profundamente convulsivo, destacándose por sus análisis, pronósticos y, fundamentalmente, por su estrategia y política. Apostó de esta manera al triunfo del inevitable ascenso de las masas generado por las miserias y penurias de la guerra, cuna de revoluciones en distintas partes del mundo.
El ascenso de Hitler y el nazismo, pasando por el desbarranque de la III Internacional y la creación de la IV, hasta llegar al magistral “Manifiesto de la IV Internacional sobre la guerra imperialista y la revolución proletaria mundial” poco antes de su muerte, hacen que este volumen adquiera un especial atractivo para quienes pretenden tener otra visión de esta terrible confrontación mundial y su verdadero significado.

arton21253-af7ac

 

 

* Ver también entrevista en La Izquierda Diario:

Impactante preestreno: Victoria Moyano, historia de vida de una nieta recuperada

VanHeijenoorLemonde

* Más info sobre el libro acá, acá y acá.

* En la sección Multimedia de La Izquierda Diario

Christian CASTILLO / Dirigente del PTS y Diputado provincia de Buenos Aires (PTS-FIT)

 

Eduardo GRÜNER / Sociólogo y ensayista

 

Fernando AIZICZON / Investigador del CONICET y docente de la UNC (Córdoba)

 

Presentación del libro “La revolución traicionada” de Leon Trotsky

#24M: en la vida hay que elegir…

Publicado: marzo 24, 2015 de Demian Paredes en 2015, Actualidad, DDHH, Debates, FFAA, Historia

1205_milani_hebe_bonafini_g1.jpg_1853027552

revista-ni-un-paso-atras-cesar-milani-y-hebe-de-bonafini-14328-MLA20085725075_042014-F

O madres que se reconcilian con genocidas…

 

AFICHE 24 EMVJ

O marcha independiente, contra la represión y la impunidad de ayer y hoy.

 

* Ver también comunicado del PTS en La Izquierda Diario:

Este 24 de Marzo la izquierda marcha contra Milani y el espionaje

Christian Castillo repudió empresarios cómplices de la dictadura.

Posteamos nota de Damián Tabarovsky en Perfil hoy comentando la traducción de los liberales de “Sur” sobre el libro de Isaiah Berlin sobre Karl Marx, allá lejos y hace tiempo… Adjuntamos también fotitos de la tapa del libro y del primer capítulo en cuestión.

IMAG1040Ideología y traducción

No voy a ser yo, un domingo perdido de febrero, en la contratapa de un suplemento cultural presto ya a ganarse un surplus de vida envolviendo papas o como ayudante del carbón en un asado, quien intente infructuosamente derribar un mito nacional, o si parece mucho, al menos un mito del campo literario nacional: el mito de la excelencia de las traducciones argentinas, de su larga y notable tradición, que tendría uno de sus puntos más altos –sino el más alto– en las traducciones de la editorial Sur. No, no lo intentaré. Más modestamente diré, sí, algunas palabras sobre la traducción de Karl Marx. His Life and Environment, de Isaiah Berlin, publicado en inglés en 1939 (es su primer libro) traducido al castellano por Roberto Bixio en 1964 como Karl Marx. Su vida y su contorno, editado por Sur. De Bixio hemos leído muchas traducciones (del inglés, del francés, e incluso del alemán), pero ésta es una de las peores que leí en mucho tiempo. No se trata sólo de la catarata de frases incomprensibles, párrafos sin gracia, errores en los nombres de los libros de Marx (para 1964 una buena parte de la obra de Marx ya estaba bien establecida como para citarla correctamente), aunque la sucesión, página a página, de esos problemas alcanzaría como para establecer una discusión sobre qué significa una buena (o una mala) traducción.

En cambio, si quiero reparar en algo es, por decirlo de algún modo, en las decisiones ideológicas de la traducción. Veamos una, pero hay muchas más. Ya desde el primer párrafo del libro, Bixio y Sur le hacen decir a Berlin: “Ningún pensador del siglo XIX ejerció sobre la humanidad influencia tan directa, deliberada y profunda como Karl Marx. Tanto durante su vida como después de ella tuvo ascendiente intelectual y moral sobre sus secuaces”. ¿Secuaces? ¿Eso dice Berlin? Cuando leí el libro –hace unas semanas– quedé tan intrigado por ese comienzo que no tuve otra opción que leer la versión en inglés. Berlin escribe followers. Pero Bixio y Sur traducen “secuaces” en lugar del correcto “seguidores” (la frase debería ser “tuvo ascendiente intelectual y moral sobre sus seguidores”). Desde el punto de vista técnico, “secuaces” es la última acepción para traducir followers, así como en castellano es posible utilizarlo como última acepción sinonímica para “seguidores”. ¿Pero ese es el sentido que le otorga Berlin? Por supuesto que no. Todo lo contrario: el texto habla de los “seguidores” de Marx sin poner allí ningún sentido ideológico ni ninguna carga peyorativa (como sí hacen Bixio y Sur, que repiten “secuaces” más de treinta veces a lo largo del libro).

Todavía intrigado por la sibilina decisión editorial de Sur, descubrí que había una versión castellana más reciente. Es la de la editorial Alianza, publicada en Madrid en 1988. Con gran asombro, reparé en que la edición retoma la traducción de Bixio. Pero doble asombro me llevé al ver que en el párrafo en cuestión (y en las otras decenas de veces que aparece) Alianza había reemplazado “secuaces” por un adecuado “seguidores” (evidentemente Alianza tomó la traducción de Bixio sin la ideología de Sur). La española Alianza también le agrega un buen prólogo del propio Berlin, corrige las citas equivocadas de Marx, limpia varias de las frases incomprensibles, y convierte entonces a la traducción en mucho más fiel al original.

IMAG1041