Archivos de la categoría ‘FFAA’

Video de La Izquierda Diario, de su sección multimedia

Repudiemos la politica de Macri, el imperialismo y la visita de Obama.
Este 24 te invitamos a marchar con el PTS y el Frente de Izquierda en la movilización convocada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVyJ) bajo la consigna “No al ajuste, el saqueo y la represión de Macri y los Gobiernos provinciales”.
Junto a Nicolás del Caño y Myriam Bregman.

 

“¡30.000 compañeros presentes! A pesar de ustedes…”

Con esas palabras, mirando a los genocidas de la Fuerza de Tareas 5, cerró su declaración José Montes, obrero del Astillero Río Santiago y militante del PTS. Fue testigo en el juicio contra miembros de la Armada y la Prefectura por la desaparición de obreros de La Plata, Berisso y Ensenada.

Fotografías:Vicky Vallerina/La Plata

Ayer durante la audiencia del juicio de lesa humanidad conocido como Fuerza de Tareas 5, donde se juzgan los delitos cometidos por la Prefectura y la Armada contra más de cuarenta obreras y obreros de la zona de Berisso y Ensenada durante la última dictadura cívico- militar, declaró como testigo de contexto José “el negro” Montes, trabajador de Astillero Rio Santiago y dirigente del PTS que coordinó la elaboración del libro “Astillero Rio Santiago. Su historia y su lucha” basado en los relatos de los propios trabajadores.

Durante su contundente y emotiva declaración Montes explicó detalladamente como el golpe cívico militar se impuso en marzo del 76 como plan del imperialismo yanqui para toda América Latina con el objetivo de llevar una política económica basada en la concentración económica de los grandes capitales, las privatizaciones y el ataque a los derechos de los trabajadores.

Haciendo referencia a las anécdotas que le contaron los viejos trabajadores sobre el terror que sembró la dictadura y los cuidados que debían tener, contó como la burocracia de ATE Ensenada conformada por la lista Azul y Blanca que dirigía Horvarth a nivel nacional y Juan Carlos Marin a nivel regional entregaba la lista de los trabajadores combativos y antiburocráticos a la Marina para que llevaran adelante los secuestros y desapariciones. Lo que evidencia que el plan genocida no fue solo ejecutado por las fuerzas represivas sino que necesitó de la participación activa de sectores civiles como empresarios y burócratas sindicales.

“Los padecimientos de los trabajadores comenzaron desde el primer día del golpe, que hacían horas de cola para entrar a trabajar y si estabas en la lista los infantes de marina los encapuchaban y los tiraban como bolsas de papa a los camiones, delante de todos sus compañeros” relató el testigo Montes y agregó “no se puede entender tanta saña con los trabajadores si no hacemos un poco de historia”.

Los trabajadores de ARS venían protagonizando diferentes procesos de lucha como la pelea por la ley 14.250 de convenio colectivo de trabajo, las jornadas de movilización conocidas como Rodrigazo que lograron la caída de Lopez Rega y Celestino Rodrigo durante el gobierno de Isabel Perón, la conformación de la Coordinadora de Zona Sur donde los delegados y referentes sindicales de este cordón industrial se organizaban de manera democrática para enfrentar los ataques y luchar por sus reivindicaciones contra la burocracia sindical.

A pesar de que el golpe cívico militar intentó terminar con esta organización y disciplinar al movimiento obrero combativo de todo el país, en el Astillero Rio Santiago la resistencia continuó a tal punto que posteriormente con la avanzada privatizadora de los 90 los trabajadores con su organización y su lucha lograron frenar que el astillero pasara a manos privadas. Además, Montes se refirió a los hilos de continuidad entre el pasado y el presente haciendo mención a los trabajadores que hoy se enfrentan a los despidos y las políticas de ajuste.

Jorge “Turco” Sobrado, ex detenido desaparecido, quien estuvo presente acompañando a Montes en su testimonio, con relación a lo que sucedía en la sala de audiencias expresó: “Ya a esa altura de la declaración eran muchos los ojos humedecidos que explotaron en lágrimas mezcladas con aplausos cuando el Negro pidió leer el nombre de los 43 trabajadores desaparecidos del Astillero Rio Santiago, en realidad el pedido era una formalidad, era él ahora quien dirigía como en tantas asambleas.” Así, con cada nombre retumbaba el presente en toda la sala y cuando terminó con la lista gritó bien fuerte “30.000 compañeros detenidos desaparecidos PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE”, se dio vuelta, miró a la cara a los genocidas sentados en el banquillo de las acusados y sus contundentes palabras finales fueron ” A pesar de ustedes”. La sala explotó en un aplauso. El mensaje de Montes como trabajador y revolucionario fue muy claro: no nos han vencido, y seguiremos de pie luchando y dando batalla.

En la audiencia estuvieron presentes referentes de derechos humanos como Myriam Bregman candidata a vicepresidenta por el FIT y abogada del CeproDH, Carlos Zaiman y Nilda Eloy de la Asociación de Ex detenidos Desaparecidos, Jorge Sobrado ex detenido desaparecido y miembro del CeproDH, Maine Garcia hija de desaparecidos, Juan Contriciani, hijo de desaparecidos y trabajador de Astillero, entre otros.

Al finalizar su testimonio en dialogo con LID el referente de Astillero dijo: “Este es un primer paso pequeño aún para toda la tarea que nos queda a los luchadores obreros y populares, a los organismos de Derechos Humanos que peleamos en contra de la supuesta reconciliación que impulsa el gobierno con las fuerzas armadas genocidas y con los responsables del genocidio y de la desaparición de los 30 mil compañeros en todo el país, de los cuales el 70 por ciento eran trabajadores, activistas, luchadores del movimiento obrero y estudiantil.”

* http://www.laizquierdadiario.com/30-000-companeros-presentes-A-pesar-de-ustedes

La nota en La Izquierda Diario:

A 39 AÑOS DEL GOLPE

24 de Marzo: la marcha del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y la izquierda

La convocatoria del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y las organizaciones de izquierda sumó entre quince y veinte mil personas. El rechazo al espionaje K y a Milani fueron las banderas centrales. El PTS y el PO aportaron las columnas más destacadas en esta marcha.

cabecera-marcha

El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y las organizaciones de izquierda protagonizaron este 24 una masiva movilización que cerca de las 19 hs. logró llegar desde la Plaza de los Dos Congresos a la histórica Plaza de Mayo, para cubrirla de estudiantes, trabajadores y militancia que sumaron entre quince y veinte mil personas.

Al frente de la marcha lucía una gran bandera que decía: “No a la impunidad de ayer y de hoy. 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, ¡presentes!”. Marchaban en primera fila destacadas personalidades, como el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, las Madres de Plaza de Mayo Elia Espen y Mirta Baravalle, la dirigente de la CORREPI María del Carmén Verdú, “Cachito” Fukman de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, las hijas de desaparecidos Victoria Moyano y Alejandrina Barry del CeProDH, el qarache Félix Díaz de la comunidad Potaé Napocná Navogoh (La Primavera) y Ramón Cortés, trabajador petrolero de Las Heras injustamente condenado a perpetua, entre otros. Los referentes del Frente de Izquierda también fueron parte de la cabecera, y pudo verse a Marcelo Ramal (diputado CABA, PO-FIT), Myriam Bregman (candidata a jefa de Gbierno porteño, PTS-FIT), Christian Castillo (diputado de la provincia de Buenos Aires PTS-FIT), Gabriel Solano (PO-FIT), Patricio del Corro (Legislador electo CABA, PTS-FIT), Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista-FIT) y Alejandro Bodart (MST).

En la marcha se hicieron presentes numerosas organizaciones. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores, con la presencia del Partido Obrero, el Partido de Trabajadores Socialistas e Izquierda Socialista, la CTA opositora de Pablo Micheli, Libres del Sur, el MST, el PCR-CCC, Izquierda Revolucionaria y el Nuevo MAS, entre otras. Las columnas más numerosas fueron aportadas por el PO y el PTS, con similar cantidad de participantes.

La columna del PTS, que encabezó el bloque del Frente de Izquierda en la movilización, llevaba adelante a los “indomables” de Lear y los obreros y obreras sin patrón de MadyGraf. Otras delegaciones del sindicalismo de izquierda los acompañaban: referentes del Subte como Claudio Dellecarbonara, de la Alimentación como Lorena Gentile y “Poke” Hermosilla, de los SUTEBA recuperados, marchaban junto a trabajadores aeronáuticos, gráficos, mecánicos, estatales, telefónicos y de otros gremios. Un estandarte que decía: “Leo Norniella Presente”, en homenaje al dirigente obrero recientemente fallecido, los acompañaba. Iban hermanados con cientos de estudiantes, entre ellos los que dirigen los centros de estudiantes combativos de Filosofía y Letras, Psicología y Sociales (UBA).

La movilización del EMVyJ y la izquierda fue una marcha combativa e independiente del Gobierno. Como dijo Christian Castillo: “Este 24 de Marzo, el de la crisis abierta por la muerte de Nisman, no es uno más. Por eso denunciamos que todos son cómplices del espionaje, de la impunidad y de mantener el aparato represivo del Estado intacto, garantizando que los empresarios ideólogos del genocidio sigan siendo los que tienen el poder en nuestro país”.

A 39 años del golpe que inauguró la dictadura cívico-militar más sangrienta de nuestra historia nos movilizamos en homenaje a los caídos, para recordar a los 30.000 compañeros desaparecidos pero también para denunciar la impunidad de ayer y de hoy. La única marcha que se pronunció contra el genocida César Milani que comanda el Ejército argentino, contra el espionaje y contra la impunidad. Así lo definió Myriam Bregman: “No marchamos con el Gobierno, que apela a la ‘memoria’ para no hablar del presente en que nombraron al genocida César Milani como jefe del Ejército, sino con la izquierda y con los organismos no cooptados por el Estado, que mantuvieron su lucha contra la impunidad en forma independiente durante todos estos años”.

Como denunciaron desde el palco los compañeros que leyeron el documento conjunto firmado por las organizaciones convocantes: “El nombramiento del genocida César Milani al frente del Ejército revela, definitivamente, hasta donde llega la hipocresía del gobierno K en materia de derechos humanos”. En esta movilización, y no en la de los organismos cooptados por el Gobierno y la militancia kirchnerista se denunció que en la Argentina de hoy sigue la criminalización de la protesta, la represión brutal a los qom, se exigió la absolución inmediata para los trabajadores petroleros de Las Heras injustamente condenados por un juicio trucho, plagado de arbitrariedades, para favorecer a las multinacionales petroleras.

Se gritó: “¡Fuera Milani!”, se denunció la represión que sufrieron los trabajadores combativos, como los de la empresa norteamericana Lear, comandada por la Gendarmería al mando de Sergio Berni; se denunció la muerte de miles de jóvenes a manos del gatillo fácil; se exigió el castigo para quienes hicieron desaparecer a Jorge Julio López y, ante la crisis política que sigue en curso en el país y que mostró que sigue la impunidad en la causa AMIA, se denunció que la apertura de los archivos anunciados por Cristina Kirchner es una farsa, que éstos siguen cerrados y que seguimos exigiendo la apertura de todos los archivos de Inteligencia y luchando por el desmantelamiento del aparato represivo y de espionaje. Estamos contra la SIDE y contra la AFI, la reciente agencia de inteligencia creada por el Gobierno. No estamos con el Proyecto X ni con la ley antiterrorista.

#24M: en la vida hay que elegir…

Publicado: marzo 24, 2015 de Demian Paredes en 2015, Actualidad, DDHH, Debates, FFAA, Historia

1205_milani_hebe_bonafini_g1.jpg_1853027552

revista-ni-un-paso-atras-cesar-milani-y-hebe-de-bonafini-14328-MLA20085725075_042014-F

O madres que se reconcilian con genocidas…

 

AFICHE 24 EMVJ

O marcha independiente, contra la represión y la impunidad de ayer y hoy.

 

* Ver también comunicado del PTS en La Izquierda Diario:

Este 24 de Marzo la izquierda marcha contra Milani y el espionaje

Christian Castillo repudió empresarios cómplices de la dictadura.

La candidata a jefa de Gobierno porteño por el Frente de Izquierda, Myriam Bregman, hizo un repaso por los principales problemas que afectan a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además denunció la falta de acceso a la publicidad para su campaña.
20 de marzo de 2015

Por Melisa Yael Jofre

Myriam Bregman (PTS-FIT) figura entre una de las tantas opciones que tendrán los porteños para elegir a su nuevo representante el próximo 26 de abril cuando se realicen las elecciones PASO en la Capital Federal.

Como representante de los derechos humanos ha intervenido en numerosos juicios de lesa humanidad. Además, Bregman fue abogada de Jorge Julio López y una de las impulsoras de la lucha ante su desaparición. En la actualidad patrocina a trabajadores de distintos gremios y representa a los delegados de Kraft y PepsiCo, junto a quienes impulsó la denuncia por el denominado “Proyecto X”, sobre el cual dijo que “es un sistema de espionaje político”.

La dirigente política, quien fue candidata a diputada nacional en 2009 y a jefa de Gobierno en 2011, le contó a Semanario Parlamentario sus propuestas para esta nueva apuesta por la Ciudad, al mismo tiempo señaló que su candidatura está atravesada por “la crisis que abrió el caso Nisman”.

– ¿Cuál es el enfoque de su campaña en la Ciudad de Buenos Aires?

– La candidatura política nosotros la enmarcamos dentro de la situación política que estamos viviendo. Tanto Macri como Massa y otros intentan capitalizar por derecha la crisis que abre el caso Nisman. Intentan que la salida sea con un refuerzo del aparato represivo del Estado, con más secreto, que la salida sea con más impunidad, entonces para nosotros esta campaña en la Ciudad de Buenos Aires va a estar cruzada por los elementos de la política nacional porque es en la Ciudad donde está el Congreso de la Nación, la presidencia. Es importante decir que tanto para el país como para la Ciudad nosotros proponemos que la salida sea por izquierda, por eso proponemos la apertura de los archivos, la movilización como herramienta, una salida progresiva para el pueblo trabajador. Este es el marco más general. Porque nosotros sí vemos que la movilización es necesaria, pero lo que no es necesario es el tipo de movilización que se realizó – en referencia al 18F- con un sector del Poder Judicial apoyado por los políticos tradicionales que salen a tratar de que esta crisis no se profundice y a legitimar a un sector de la Justicia que viene muy cuestionado.

– Yendo de ese marco más general a lo particular, ¿cuáles cree que son los problemas más importantes a resolver dentro del distrito?

– En la Ciudad de Buenos Aires hay varios y tenemos que pensarlos de distintas maneras. Por un lado, el presupuesto tiene que ser participativo, pero en serio, un presupuesto que cuestione realmente en qué se destinan los fondos de la Ciudad. Proponemos una Asamblea Comunal Soberana para decidir a donde van los fondos. La Ciudad tiene enormes fondos públicos, y algunas cajas negras como el dinero que entra por las autopistas, que no tienen ningún tipo de control ¿Quién sabe por ejemplo a dónde va destinado el dinero que entra por el Banco Ciudad? ¿Con qué paga Macri las enormes publicidades que hace de su campaña? Ese sería un tema macro para ocuparse, qué se hace con el presupuesto. Y desde ahí demandas urgentes como en la educación. Por ejemplo, en la Ciudad no hay jardines maternales de doble jornada, es muy poquito lo que hay, algunos que dependen de desarrollo social y otros del Ministerio de Educación, pero es muy difícil conseguir vacante. Bueno, nosotros queremos que haya desde los 45 días de edad jardines estatales con doble jornada para las familias que trabajan, que cualquiera que quiera pueda enviar a sus hijos a lo público.

– Muchos candidatos resaltan la dificultad del acceso a la vivienda. ¿Usted qué es lo que puede señalar de esta situación?

– Con lo de la vivienda hay dos situaciones, por un lado está toda la zona sur con villas de asentamiento, lugares donde se llevaron a cabo matanzas increíbles en las que la Policía Metropolitana participó con la Federal y Gendarmería, tanto en el Parque Indoamericano y el Barrio Papa Francisco. Hay como una cotidianeidad de que la zona sur se haya convertido en zona de villas y asentamientos de forma estable y no se da ninguna salida para el pueblo trabajador y todos los que viven allí.

Y por el otro lado, una situación de una Ciudad carísima para alquilar, donde gran parte de la población alquila y donde la mitad del salario familiar se va. Nosotros alquilamos, nosotros mandamos a nuestros hijos a la escuela pública y por eso hablamos desde un lugar, no como el que hablan ellos. Somos parte del pueblo trabajador y por eso también nos comprometemos a ganar lo mismo que gana un docente en la función pública porque no venimos acá para enriquecernos.

Por otra parte, creo que en cuanto a la salud el estado de los hospitales es catastrófico en todo el país como en la Ciudad de Buenos Aires. Y lo que nosotros también pedimos es que se cumpla algo mínimo y elemental que es el Protocolo para abortos no punibles en la Ciudad de Buenos Aires, que tanta resistencia tiene las autoridades de la Ciudad. En el marco que seguimos luchando y es nuestro objetivo último, el derecho al aborto legal, seguro.

Servicios de inteligencia

– Usted como abogada denunciante, ¿Puede contarnos acerca de lo que es Proyecto X?

– “Proyecto X” es un sistema de espionaje que descubrimos nosotros con abogados de varias comisiones internas de la zona norte del Gran Buenos Aires. Descubrimos que a los trabajadores se les armaban causas, todas con la misma metodología y basadas en informes de la Gendarmería Nacional. A partir de eso hicimos una recopilación de datos y denunciamos esto a la Justicia Federal, y logramos comprobar que esto que nosotros habíamos detectado llegaba a todo el país. Se le da forma a “Proyecto X” a través de toda la información que va a parar a una base de datos donde se tiene fichado absolutamente a todas las personas que algunas vez se organizaron o movilizaron, que va desde movimientos ambientales hasta delegados combativos, de izquierda. Es fundamentalmente una base de espionaje político.

-¿Cuál es su opinión respecto de la nueva Ley de Inteligencia?

– La reforma de Inteligencia es en la superficie, por arriba, que no afecta a los distintos sistemas de espionaje que tienen la Gendarmería, la Prefectura, los policías. Ni siquiera el de la Federal, al cual nosotros también denunciamos con otros organismos de derechos humanos, que tienen un cuerpo de civiles que se dedican a hacer espionaje.

Esta reforma no sólo convalida la existencia de un servicio de inteligencia, con algunas modificaciones, como antes era la SIDE y ahora será la AFI, con posibilidades incluso de seguir haciendo lo que se llama inteligencia criminal, esto es: decir que están investigando determinados delitos para desde ahí hacer un amplio espionaje interno, siempre con la excusa de narcotráfico, trata de personas o incluso cosas más ambiguas como afectación del orden constitucional o los poderes públicos que son las viejas fórmulas que siempre se han utilizado en la Argentina para hacer espionaje a la izquierda y al movimiento popular.

Por otro lado, pienso que no debería estar al mando de ningún Ejército ni Estado Mayor Conjunto, porque a esta altura debería estar preso por genocida. Es el Gobierno el que tiene que explicar por qué le aumentó tanto el presupuesto de inteligencia. Uno llega a la conclusión que si se le está aumentando tanto el impuesto a Milani y se lo está bancando tanto, es porque también hay un elemento político importante para que un personaje siniestro, tan cuestionado siga bancado por el Gobierno, entonces es porque debe tener un rol fundamental.

* http://www.parlamentario.com/noticia-80789.html

Leemos hoy en el diario mexicano La Jornada una nota de Raúl Zibechi, quien –con datos y declaraciones impresionantes– señala una “bancarrota ética de las izquierda electorales” ante el empleo, por parte del PT y aliados, del aparato represivo del Estado, en este caso contra los jóvenes negros.

Este mismo aspecto de bancarrota del lulismo se comparte aquí en Argentina, aunque bajo cifras menores, con el de la Gendarmería “nac&pop” del kirchnerismo (y el de sus policías y demás FFSS), con sus abusos y represiones, gatillo fácil y “racismo clasista” contra la juventud de los sectores populares…

La nota:

“La policía tiene que decidir en cada momento (…) tener la frialdad y la calma necesarias para tomar la decisión acertada. Es como el artillero frente al gol que intenta decidir, en segundos, cómo va a disparar frente a la portería. Después que la jugada termina, si fue un golazo, todos los hinchas lo van a aplaudir” ( Carta Capital, 9/2/15). Esas fueron las declaraciones públicas del gobernador del estado de Bahía, Rui Costa, ante el asesinato de 15 jóvenes negros en Salvador, capital del estado.

El 6 de febrero las Rondas Especiales (Rondesp), cuerpo de la Policía Militar, mataron a 12 jóvenes en el barrio de Cabula. Adujeron que se trató de un intercambio de disparos con delincuentes, pero los testigos afirman que fueron ejecutados, y videos que circulan en Internet refuerzan esa versión. El sábado 7, otros dos jóvenes fueron muertos por las Rondas y en la madrugada del domingo 8 un intercambio de disparos en el barrio de Sussuarana produjo otra muerte.

Amnistía Internacional viene recibiendo denuncias sobre actuaciones abusivas de las Rondas, con uso excesivo de la fuerza, con desapariciones forzadas y ejecuciones sumarias. La versión oficial de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Bahía es siempre la misma: los jóvenes estaban involucrados con drogas u otros delitos, dispararon a los policías, que reaccionaron en legítima defensa. La figura de resistencia seguida de muerte es la justificación legal para las ejecuciones sumarias en las favelas y en cualquier lugar donde la policía ataca a jóvenes negros.

Según la Pastoral de la Juventud de Salvador, que integra la Campaña Nacional Contra la Violencia y Exterminio de Jóvenes, los muertos por los escuadrones especiales de la Policía Militar son en su enorme mayoría jóvenes negros, pobres y habitantes de la periferia. La pastoral pudo verificar que de 13 muertos 10 no tenían antecedentes y uno había participado en una pelea de Carnaval. Éste fue el mayor caso, pero en varios otros barrios hubo persecuciones y ejecuciones de supuestos traficantes, asegura una integrante de la pastoral ( Adital, 11/2/15).

El Mapa de la violencia 2014, elaborado por el estado, establece que en 2012 fueron asesinadas más de 56 mil personas, y que la mayoría de las víctimas son hombres jóvenes negros de entre 15 y 29 años. Los crímenes violentos crecieron 7 por ciento entre 2011 y 2012 y 13 por ciento desde que el Partido de los Trabajadores asumió el gobierno en 2003. En una década fueron asesinadas medio millón de personas. El informe revela que el número de blancos asesinados disminuyó 25 por ciento entre 2002 y 2012, pero las víctimas negras aumentaron 37 por ciento en el mismo periodo.

Hamilton Borges, uno de los articuladores de la campaña Reacciona o serás muerto, reacciona o serás muerta, y militante del Quilombo Xis-Acción Cultural Comunitaria, sostiene que el noreste vive un drama de genocidio negro sin precedentes (Justicia Global, 5/2/15). La campaña funciona desde hace 10 años en Bahía, considerado el segundo estado de Brasil en concentración de asesinatos de jóvenes en la franja de 12 a 18 años.

Completa acá.

490991b0a1154_611_340!

Agencia Paco Urondo: ¿Qué fue lo que ocurrió con su hijo Johan?

G: Explico un poco cómo empezó el tema: yo tengo otro hijo que acompañó a una persona y quedó involucrado en una causa y le dieron pedido de detención. Johan y Brian se llevan 14 meses y son muy parecidos. Johan estaba jugando en el barrio cuando los gendarmes lo rodearon y le dijeron que le iban a hacer una pregunta. Cuando lo sacan del grupo lo esposan, lo golpean, lo suben a la camioneta; yo llego porque me vinieron a avisar.

APU: Cuando le dijeron a Johan que le iban a hacer una pregunta: ¿le llegaron a decir algo más? 

G: Le preguntaron el nombre, él contestó Johan Pedroso y se lo llevaron.

APU: ¿Usted llegó a hablar con los gendarmes?

G: Mi hijo tiene 17 años, se lo llevaron esposado a la base. Llegué atrás en un remis y les mostré que era Johan, no Brian, les mostré fotos. Cuando pregunto por qué lo detienen me dicen que no saben. Les digo que sí sé por qué, están buscando a mi hijo Brian pero no es él. Muestro una foto donde están los dos juntos. Fue muy complicado hacerles entender.

APU: ¿Su hijo Brian tiene una causa?

G: No, tenía un pedido de detención porque lo habían nombrado en una causa, que yo sé que no tiene nada que ver. Tiene su abogado, se va a defender como se tenga que defender. El día que allanaron mi casa buscando a Brian también le pegaron a Johan por su parecido con el hermano y Gendarmería fue peor porque usó la picana eléctrica, que está prohibida. Lo quemaron todo.

APU: ¿Lo pudo ver un médico, un abogado?

G: Tardamos ocho horas en sacarlo de la base. Como Johan es uno de los que está pintando los murales en Fuerte Apache, vino gente del entorno de Johan a reclamar, a pedir por él. Cuando vamos al médico forense los gendarmes le dijeron: “fijate el informe que hacés porque si no lo llevamos a Campo de mayo”. El forense tuvo que agachar la cabeza y puso que tenía un solo golpe muy grande pero Johan estaba muy golpeado, le mojaron la espalda y le ponían la picana encima.

APU: ¿Esto cuándo fue?

G: El Lunes dos de febrero.

APU: ¿Se pudo comunicar con autoridades municipales, provinciales, gente del ministerio de seguridad?

G: No, lo que hice fue buscar a mi hijo Brian porque el gendarme me dijo “a partir de ahora nos vamos a ver muy seguido, señora”; yo les dije “espero no verlo nunca más” porque mi hijo no es una persona que yo tenga que ir a buscar, ninguno de ellos tiene entradas a la comisaría. El chico estaba jugando acá en el barrio, lo levantaron a las cuatro de la tarde, no a las dos de la mañana.

APU: ¿Usted llevó a su hijo Brian para presentarse a la justicia?

G: Si, porque si no Johan no iba a salir más. Yo llevé a Brian a la justicia y empecé a hacer un trámite pero es muy engorroso para pedir un recurso de amparo y como estoy moviéndome con lo de Brian también no me dan los tiempos. Los dos están con mucho miedo.

APU: ¿Brian está detenido?

G: Sí.

APU: Cuándo se produce el momento de la detención ¿no le pidieron documentos? ¿No constataron su identidad?

G: No le pidieron nada, lo único que le preguntaron es como se llamaba, lo cargaron por el nombre, le dijeron ¿es un nombre eso? Johan los miró y les dijo  que sí, me llamo así, lo cargaron un poco y se lo llevaron.

APU: ¿Y, al momento de la entrada en la base de gendarmería, tampoco?

G: Tampoco. Cuando se dieron cuenta de que no era Brian, que era Johan, cuando yo llevé sus papeles, le siguieron pegando para que diga dónde estaba Brian. Siempre encontraron una excusa para seguir pegándole y él no sabía dónde estaba el hermano.

APU: Esta tortura que usted describe: ¿duró ocho horas?

G: Tardamos ocho horas en sacarlo, logré sacarlo a las 12 de la noche, pararon un poco de golpearlo cuando apareció gente que está haciendo los murales en el barrio.

APU: ¿Este tipo de prácticas de la gendarmería en el barrio es habitual?

G: Si, es habitual, acá hay un par de cosas políticas, la JP Evita se está peleando contra la violencia institucional porque es algo de todos los días. Todo el mundo tiene miedo en el barrio, yo también pero creo que alguien tiene que romper el silencio. No nos pueden golpear así a chicos que no estaban haciendo nada.

* http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/sociedad/16380-qno-nos-pueden-golpear-asi-a-los-chicos-del-barrioq.html

Miércoles 4 de febrero, 2015

El submundo oscuro de los servicios

Myriam Bregman

 

Estamos asistiendo a la exposición de un submundo que generalmente permanece oculto ante los ojos de las mayorías populares como es la obscena relación de los servicios de inteligencia con los gobiernos de turno, así como con jueces y fiscales. En ese marco, el PRO de Mauricio Macri intenta mostrarse decidido y diferente a un gobierno nacional que sostuvo a Jaime Stiuso y a miles de agentes mientras les fueron útiles.

Mientras discursivamente afirma que “la forma de sanar el dolor es la verdad”, Macri también espía y conspira a espaldas del pueblo trabajador.

A la cabeza de esta puesta en escena del PRO se encuentra Patricia Bullrich, presidenta de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación, donde el fiscal Alberto Nisman debía declarar. Ella fue una de las figuras prominentes del gobierno de la Alianza, aquel que le pagó (coimeó) con fondos de la SIDE a los senadores para que aprueben la antiobrera reforma laboral que pasó a la historia como “Ley Banelco”.

Recordemos también que Eugenio Burzaco, uno de los elegidos del macrismo para comandar la policía Metropolitana, fue “asesor” de la SIDE durante el gobierno de la Alianza y también del gobernador Jorge Sobisch cuando la policía neuquina reprimió la huelga docente y asesinó a Carlos Fuentealba.

El caso Febrés

Guillermo Montenegro, Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, lo hemos señalado los organismos de derechos humanos como uno de los que le otorgaron al genocida Héctor Febrés enormes privilegios durante su detención en una base de la Prefectura de Tigre. El prefecto integró en la pasada dictadura la patota de la ESMA y fue encargado de la “sala de las embarazadas” de ese centro clandestino. Montenegro siendo juez federal y teniendo a su cargo la causa sobre el robo de bebés,  autorizó al imputado a pasar unas vacaciones en la sede de la Armada de la ciudad de Azul, con la familia y hasta su perro.

Febrés murió envenenado con cianuro en diciembre de 2007. Denunciamos que lo habían asesinado y nos presentamos como querellantes en la causa que fue instruida por la jueza Sandra Arroyo Salgado (y está próxima a juicio oral). Se estableció que los beneficios que aparentaba tener Febrés tendían a evitar que se quebrara, a aumentar su pertenencia y lealtad a la Fuerza y a ganar su confianza para, llegado el caso que se pudiera poner en peligro con sus declaraciones a algún personaje importante de la Prefectura o la Marina, poder actuar libremente, como finalmente lo hicieron. La jueza demostró las responsabilidades institucionales del caso, pero la Cámara Federal de San Martín le dio vuelta la causa y la redujo a un conjunto de delitos menores.

También se ha dicho que las relaciones familiares de Montenegro con miembros de la Armada fueron decisivas para que integrantes de esa fuerza se incorporaran a la Policía Metropolitana.

Espía de la Federal

Ciro Gerardo James formó (o forma) parte del Cuerpo de Informaciones de la Policía Federal que hemos denunciando con un conjunto de organismos de derechos humanos por haber infiltrado al agente secreto Américo Balbuena en la Agencia Rodolfo Walsh durante casi una década.

En esa causa judicial declaró el diputado Marcelo Saín y explicó que una de las cualidades particulares que hace diferente y tan peligroso a este organismo es que expresamente están autorizados a tener “otros empleos”. Los ejemplos que citó fueron la infiltración de una secretaria que por años acompañó a Gustavo Béliz y el resonado caso de Ciro James al servicio del gobierno de Mauricio Macri.

En marzo de 2014, el juez federal Sebastián Casanello envió a Ciro James a juicio oral junto con Jorge “Fino” Palacios y otros funcionarios por haber realizado escuchas ilegales. La causa se inició a partir de una denuncia de Sergio Burstein, del grupo de familiares de víctimas del atentado a la AMIA. Hubo otros damnificados, como el propio cuñado de Macri, dirigentes docentes, legisladores, etc.

Las escuchas eran realizadas en la SIDE y James retiraba de allí las cintas de las grabaciones. Palacios y James montaron una verdadera agencia paraestatal de espionaje para Macri quien, como cualquier político capitalista que se precie de tal, quiere un servicio de inteligencia para sí y contrató a estos agentes de la Federal para hacerlo.

Palacios

El primer jefe de la policía Metropolitana fue Jorge Alberto Palacios, Comisario Mayor (retirado) de la Policía Federal. Sus antecedentes son funestos. Siempre involucrado en causas graves, como el secuestro de Axel Blumberg o la represión de diciembre de 2001, es uno de de los imputados por el encubrimiento del atentado de la AMIA. Laura Ginsberg, dirigente de APEMIA, declaró crudamente: “Es una verdadera provocación a la memoria de nuestros muertos”. Por los enormes cuestionamientos, el protegido de Macri tuvo que renunciar.

El oportunismo de la oposición

Por eso cuando Macri habla, más que escucharlo tenemos que recordar sus acciones y sus compañías. Nada puede esperar de él el pueblo trabajador, sólo confiar en su propia movilización para terminar con la mafia de los agentes secretos, siempre al servicio de algún político capitalista.

Exigimos que Macri haga pública la nómina completa de quienes conforman la policía Metropolitana, indicando en cada caso si ese agente tiene antecedentes de haber reportado en otra fuerza Armada o de Seguridad.

Gobierno nacional, PRO, UCR y Frente Renovador: todos se oponen a la apertura y desclasificación de todos los archivos de la SIDE que exigimos desde el PTS en el Frente de Izquierda, y se niegan a poner en pie una comisión investigadora independiente con plenos poderes compuesta por los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA y organizaciones de derechos humanos, única manera de alcanzar la verdad.

Leemos en Infobae sobre la “nueva” Agencia Federal de Inteligencia: 

Captura de pantalla 2015-01-29 a la(s) 12.24.41

Ante los anuncios de la Presidente de la Nación sobre la disolución de la Secretaría de Inteligencia y la creación de una Agencia Federal de Inteligencia, y cuando el gobierno nacional intenta mostrarse como víctima de esos servicios, se renueva la necesidad de tener presente cómo han actuado los tenebrosos agentes en algunas de las principales causas que conmovieron el país, en épocas de muy buenas relaciones con el kirchnerismo.

Se dice que la primera visita que recibe un juez federal cuando asume es la de los agentes de la Secretaría de Inteligencia. Su presencia en Comodoro Py es omnímoda.

Cuando denunciamos uno de los escándalos de espionaje más grandes de la historia del país, conocido como “Proyecto X”, rápidamente el juez federal Norberto Oyarbide nombró un agente secreto de la SIDE para que controle la producción de la prueba, para que participe en las pericias y, seguramente, para que mantenga al tanto a sus superiores de cada cosa que los querellantes vamos descubriendo. Eso se mantiene hasta el día de hoy y seguimos sin saber quién es, no conocemos su cara ni su nombre.

Sufrimos también su embate cuando desapareció Julio López. Sus agentes fueron unos de los encargados de desviar la investigación desde los primeros días. Al poco tiempo ya denunciamos que la Justicia les dio “amplio poder discrecional a la Policía Federal, a la Bonaerense y a la SIDE, quienes llevaron expedientes paralelos sin ningún tipo de control, y, entre otras cosas, no se investigó al entorno de Etchecolatz; los informes de la SIDE que hay sobre ese grupo, se basan en datos de la guía telefónica”.

A su vez le dieron una flota de celulares a la familia López para que hablen por allí. Por eso oportunamente también denunciamos que “la Policía Federal y la Bonaerense se resisten a entregar sus investigaciones paralelas y la SIDE no presenta casi ningún informe más, pero se ocupa de interferir la investigación otorgando a familiares y allegados de López –sin que conste en la causa- una flota de teléfonos celulares y radio Nextel, entorpeciendo notablemente la investigación”.  Esos celulares estaban a nombre del propio “Jaime” Stiusso. Una gran demostración de poder de “los servicios”.

Stiusso ya era parte de la SIDE cuando desapareció López la primera vez (1976), y continuaba en su puesto cuando desapareció la segunda (2006).

Como vemos en estos trágicos ejemplos, son parte actuante de los principales casos del país.

Son los mismos

Ya habían mutado su nombre de SIDE a Secretaría de Inteligencia y habían barrido a algunos infieles, pero mantuvieron allí a los agentes que participaron de la dictadura, que actuaron en operaciones para señalar a aquellos que luego serían secuestrados, torturados, desaparecidos. Por eso, en noviembre pasado el diputado del PTS en el Frente de Izquierda Nicolás del Caño presentó un proyecto de ley donde exige que se abran los archivos de la SIDE y que se publiquen los nombres de sus agentes, ello en el período comprendido entre el 6 de noviembre de 1974 (fecha del dictado del estado de sitio) y el 10 de diciembre de 1983.

Nos consta que los archivos están. Logramos demostrarlo en la megacausa “ESMA” con nuestra compañera querellante Alejandrina Barry. Después de una larga resistencia, la Secretaría de Inteligencia remitió al juzgado “la ficha” con las actividades de los padres de Alejandrina desde, incluso, el período anterior a la dictadura y hasta su desaparición. Si bien los datos hoy no son novedosos, demuestran que la información es conservada.

Es bueno aclarar que ningún diputado del oficialismo (ni de varios de los bloques de oposición), de esos que ahora denuncian el funcionamiento mafioso, acompañó nuestra presentación.

No hay otra salida

Es por todo ello que lo que más pone en duda el espíritu reformador de la Presidente con la creación de la Agencia Federal de Informaciones, son sus propios antecedentes, entre los que se cuentan la utilización del “Proyecto X” para espiar al gremialismo combativo y de izquierda, la infiltración de un agente de la Policía Federal en la agencia de comunicaciones Rodolfo Walsh, así como la designación de un personaje de inteligencia como César Milani al mando del Ejército.

Porque los principales referentes de los bloques de oposición también han usado los servicios de inteligencia en función de sus intereses cada vez que gobernaron, estamos convencidos que es necesaria una gran movilización de los trabajadores y el pueblo por la apertura y la desclasificación de todos los archivos de la ex SIDE y la publicidad de la nómina de todo su personal.  También para terminar con el “Proyecto X” y encarcelar a Milani por genocida.

Proponemos una comisión investigadora independiente para esclarecer el atentado a la AMIA, compuesta por familiares de las víctimas y personalidades de los organismos de derechos humanos.

 

Ver también:

Miriam Bregman: “el número de espías es incalculable y da escalofríos de solo imaginarlo”