Archivos de la categoría ‘Crímenes sociales’

Christian Castillo repudió empresarios cómplices de la dictadura.

490991b0a1154_611_340!

Agencia Paco Urondo: ¿Qué fue lo que ocurrió con su hijo Johan?

G: Explico un poco cómo empezó el tema: yo tengo otro hijo que acompañó a una persona y quedó involucrado en una causa y le dieron pedido de detención. Johan y Brian se llevan 14 meses y son muy parecidos. Johan estaba jugando en el barrio cuando los gendarmes lo rodearon y le dijeron que le iban a hacer una pregunta. Cuando lo sacan del grupo lo esposan, lo golpean, lo suben a la camioneta; yo llego porque me vinieron a avisar.

APU: Cuando le dijeron a Johan que le iban a hacer una pregunta: ¿le llegaron a decir algo más? 

G: Le preguntaron el nombre, él contestó Johan Pedroso y se lo llevaron.

APU: ¿Usted llegó a hablar con los gendarmes?

G: Mi hijo tiene 17 años, se lo llevaron esposado a la base. Llegué atrás en un remis y les mostré que era Johan, no Brian, les mostré fotos. Cuando pregunto por qué lo detienen me dicen que no saben. Les digo que sí sé por qué, están buscando a mi hijo Brian pero no es él. Muestro una foto donde están los dos juntos. Fue muy complicado hacerles entender.

APU: ¿Su hijo Brian tiene una causa?

G: No, tenía un pedido de detención porque lo habían nombrado en una causa, que yo sé que no tiene nada que ver. Tiene su abogado, se va a defender como se tenga que defender. El día que allanaron mi casa buscando a Brian también le pegaron a Johan por su parecido con el hermano y Gendarmería fue peor porque usó la picana eléctrica, que está prohibida. Lo quemaron todo.

APU: ¿Lo pudo ver un médico, un abogado?

G: Tardamos ocho horas en sacarlo de la base. Como Johan es uno de los que está pintando los murales en Fuerte Apache, vino gente del entorno de Johan a reclamar, a pedir por él. Cuando vamos al médico forense los gendarmes le dijeron: “fijate el informe que hacés porque si no lo llevamos a Campo de mayo”. El forense tuvo que agachar la cabeza y puso que tenía un solo golpe muy grande pero Johan estaba muy golpeado, le mojaron la espalda y le ponían la picana encima.

APU: ¿Esto cuándo fue?

G: El Lunes dos de febrero.

APU: ¿Se pudo comunicar con autoridades municipales, provinciales, gente del ministerio de seguridad?

G: No, lo que hice fue buscar a mi hijo Brian porque el gendarme me dijo “a partir de ahora nos vamos a ver muy seguido, señora”; yo les dije “espero no verlo nunca más” porque mi hijo no es una persona que yo tenga que ir a buscar, ninguno de ellos tiene entradas a la comisaría. El chico estaba jugando acá en el barrio, lo levantaron a las cuatro de la tarde, no a las dos de la mañana.

APU: ¿Usted llevó a su hijo Brian para presentarse a la justicia?

G: Si, porque si no Johan no iba a salir más. Yo llevé a Brian a la justicia y empecé a hacer un trámite pero es muy engorroso para pedir un recurso de amparo y como estoy moviéndome con lo de Brian también no me dan los tiempos. Los dos están con mucho miedo.

APU: ¿Brian está detenido?

G: Sí.

APU: Cuándo se produce el momento de la detención ¿no le pidieron documentos? ¿No constataron su identidad?

G: No le pidieron nada, lo único que le preguntaron es como se llamaba, lo cargaron por el nombre, le dijeron ¿es un nombre eso? Johan los miró y les dijo  que sí, me llamo así, lo cargaron un poco y se lo llevaron.

APU: ¿Y, al momento de la entrada en la base de gendarmería, tampoco?

G: Tampoco. Cuando se dieron cuenta de que no era Brian, que era Johan, cuando yo llevé sus papeles, le siguieron pegando para que diga dónde estaba Brian. Siempre encontraron una excusa para seguir pegándole y él no sabía dónde estaba el hermano.

APU: Esta tortura que usted describe: ¿duró ocho horas?

G: Tardamos ocho horas en sacarlo, logré sacarlo a las 12 de la noche, pararon un poco de golpearlo cuando apareció gente que está haciendo los murales en el barrio.

APU: ¿Este tipo de prácticas de la gendarmería en el barrio es habitual?

G: Si, es habitual, acá hay un par de cosas políticas, la JP Evita se está peleando contra la violencia institucional porque es algo de todos los días. Todo el mundo tiene miedo en el barrio, yo también pero creo que alguien tiene que romper el silencio. No nos pueden golpear así a chicos que no estaban haciendo nada.

* http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/sociedad/16380-qno-nos-pueden-golpear-asi-a-los-chicos-del-barrioq.html

Imagen 2

Pusieron materiales truchos y se comieron la guita”.

Esta frase, ¿a alguien puede extrañarle?

Con el caso del derrumbe del viaducto de Belo Horizonte –una de las ciudades brasileñas donde se está celebrando el Mundial de fútbol–, que dejó dos muertos y decenas de heridos, tenemos una muestra cabal. Es una injusta constante del sistema: los negocios, negociados y la corrupción; parte del “normal” funcionamiento del capitalismo, al servicio de la explotación asalariada para poder así ganar millones. En este caso, dentro del rubro “obra pública”.

Tras el derrumbe, el prefecto de Belo Horizonte dijo –sin sonrojarse– que “accidentes como este lamentablemente ocurren”, y que no se sabe “si fueron fallas del proyecto o de construcción” (aunque “seguramente” hubo un “error”), asegurando que la empresa ganó “la licitación” y que las obras del viaducto fueron “acompañadas por la prefectura” (¡qué garantía!, no?…). Por su parte la empresa constructora dijo las palabras –caretas– de rigor (que lo “lamenta profundamente”; que “En este momento, la prioridad es el apoyo a las víctimas y familiares”) y se erigió en juez y parte: envió “equipo técnico para iniciar sus investigaciones” sobre lo ocurrido…

Así un manto de hipocresía e impunidad se intenta echar sobre el “accidente” (en realidad, un crimen social) –o peor: se dicen pavadas–. El alcalde Lacerda dijo cosas como “naturalmente, la ciudad, el país aprenderán esta lección”[?], y Dilma sólo palabras de rigor: envió su pésame.

Imagen 1

 

Contra la afirmación de Lula (en combate discursivo contra las empresas mediáticas opositoras al PT): “Quedó probado que Brasil estaba en condiciones de ser la sede de la Copa”, la verdad la denunciaron los mismos vecinos, quienes salieron a protestar luego del derrumbe:

“Esta es la realidad de la copa”, decía uno de los carteles que sostenía una joven, mientras que otro rezaba que “el desastre de la Copa deben colocarlo en la cuenta de la FIFA” y un tercero que “este es el país de la Copa”.

Eran tres jóvenes con carteles y otros tantos los que criticaban e insultaban al gobierno de Dilma Rousseff y a la FIFA por la organización del Mundial.

Otra nota consigna:

“Ya era una tragedia anunciada. El viaducto fue hecho a las apuradas para las obras de la Copa. Lamentablemente, personas inocentes pagan por eso”, se quejó Cristiane Nestor, habitante de Belo Horizonte.

 

Imagen 3

Más de una decena de muertes provocadas por las obras del Mundial…

Y un corresponsal argentino comentaba lo siguiente, previo al comienzo del Mundial, desde Belo Horizonte:

El retraso en las obras se volvió tan común como las fervorosas protestas sociales, que alcanzaron su cima de tensión en las grandes urbes, como San Pablo y Río de Janeiro. Pero los coletazos llegaron también a esta ciudad, que es la capital del estado de Minas Gerais. El conflicto más preocupante para los locales involucra a los docentes. Los maestros están aquí de huelga desde hace 30 días y acampan desde entonces frente a la sede municipal. Reclaman aumentar las horas de clases de cinco a siete y un ajuste salarial del 15 por ciento en un país donde la inflación no alcanza los dos dígitos. “Queremos menos estadios y más escuelas”, dice casi mecánicamente Wanderson Josha, un docente de grado de una escuela estatal. Josha cuenta que cobra unos 1000 reales mensuales, unos 4000 pesos argentinos, aproximadamente.

Así, pese a toda la parafernalia mediático-empresarial-gubernamental, que va de la FIFA al PT y el Estado brasileño, se suceden las luchas y reclamos (quedando a las claras que Brasil no es un país-paraíso de clases medias): los docentes y trabajadores de la USP, el subte de SP, los garís de Rio de Janeiro, los conductores de micros, otros sectores estatales, jóvenes, etc.

Las encuestadoras y la prensa podrán decir que, camino a octubre, la imagen de la presidenta Dilma es positiva e incluso aumenta; o decir, como Lula, que “El resultado del mundial no influirá en las elecciones”. Pero un gigante se ha despertado, y el resultado de sus luchas influirá, y mucho, mucho más, que los resultados de los comicios del próximo octubre.

Hablamos de un pueblo trabajador que, si lucha y Si tiene tenacidad/ Ganará, firme y certero/ La copa de la Libertad.

Man Being Pulled in Different Directions

Daniel, del blog “El aguante populista”, me dedicó este domingo un post en respuesta a uno que hice el sábado al mediodía, luego de que se conocieran los (tristes y embroncantes) acontecimientos de #Once: un choque, una nueva muestra de que, bajo el capitalismo, la vida de los trabajadores y el pueblo no vale nada.

Daniel (me) discute con respeto, cosa que agradezco (y trataré de retribuir de la misma manera), y la cosa es bastante extensa (¡incluyendo 70 comentarios!). Yo trataré de ser más directo –no sé si más breve– en lo que considero “la esencia” del asunto.

Pero antes de empezar, despejemos una cuestión: Daniel le da con un caño (o eso intenta) al Pollo Sobrero, dice que se “metió mal” con las declaraciones que hizo (denunció a dos miembros de La Cámpora, que se movieron libremente por el lugar del choque), etc. Y a esto le suma las discusiones políticas que hay entre el Pollo y el PTS (diferencias a las que se hicieron mención en las escandalosas conversaciones entre el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el burócrata de la Unión Ferroviaria, Pedraza, actualmente preso por ser el autor intelectual del crimen del joven militante del PO Mariano Ferreyra). ¿Y con esto qué, Daniel? Esas diferencias han sido discutidas en nuestros periódicos, en discusiones entre los militantes, etc. Podemos tener (tenemos) diferencias con el Pollo, podemos discrepar, pero hay algo que tenemos en común, y es que combatimos al mismo enemigo: a las patronales y a sus políticos y burócratas sindicales a sueldo.

Otra cosa es Pedraza, un vendido a la patronal (desde hace décadas), un tipo que corrompe un sindicato obrero y es un empresario y mafioso… E incluso más: vos decís, Daniel, que lo de Tomada te parecen “puntos oscuros”… y más bien es lo contrario: quedó claro, muy claro, en esa conversación, que Tomada es socio y cómplice de Pedraza y la burocracia de la Unión Ferroviaria (una burocracia patronal-asesina); y que ambos discuten cómo hacer para evitar la influencia política de la izquierda en general (y del PTS en particular) entre los trabajadores tercerizados que lucharon y conquistaron el pase a planta permanente. ¿Dónde está el cinismo, entonces? O sea que vos, Daniel, defendés –¡nada menos!– a un gobierno que tiene entre sus principales funcionarios a un socio-cómplice de los asesinos de Mariano Ferreyra.

(* Y en un sentido, acá mismo podríamos terminar el debate; pero seguiremos discutiendo el tema.)

*    *   *

Ahora, yendo ahora al quid de la cuestión, Daniel (nos) dice: “Ustedes se han curtido demasiado en el arte de echar culpas”, ¡cuando es justamente lo contrario! De te fabula narratur, Daniel: los que se han dedicado los últimos días a “echar culpas” son justamente los funcionarios del gobierno nacional, sus diarios y periodistas, y blogueros/tuiteros.

¿Me explico? Toda la responsabilidad se pretende que caiga sobre el motorman; es decir, quieren una cabeza de turco, un chivo expiatorio, un perejil… llámese como se quiera. Pero la cuestión es que el Estado, el gobierno y sus funcionarios quieren lavarse las manos, no hacerse cargo.

Dice Daniel: “No se puede repetir ante cada barbaridad de estas que “el gobierno y las concesiones y los Cirigliano” indefinidamente.” ¿Ah, no? ¿Pero entonces, quién es responsable?

Vos, contra una supuesta “visión ideológica”, decís que “hay que registrar”. Bueno: registrá esto: en 10 años de gobierno kirchnerista no se han cambiado las estructuras “neoliberales” del transporte público. En la “década ganada” los que ganaron fueron los empresarios (Taselli, Roggio, Cirigliano…) y funcionarios corruptos (Jaime, Schiavi, De Vido, Tomada…), y el mal vivir, los accidentes y muertes los trabajadores y sectores populares. “Registrá” este interrogante de compañeros trabajadores de La Bordó del FFCC de la Línea Roca: el ministro Randazzo explica mucho el choque y la responsabilidad del motorman “Pero nunca explica porqué el Sarmiento circula con señales de 100 años de antigüedad, porqué no existe el sistema de frenado automático conocido como ATS, tecnología que existe desde hace más de 40 años y que jamás ha sido implementada.”

(Y a fijarse que el sistema de freno de emergencias ATS que NO ha implementado el gobierno “nacional y popular” en los FFCC es el mismo que también se niega a poner –para abaratar costos– la patronal del #Subte. Los trabajadores reclaman mejoras para el servicio y la seguridad del usuario, y de ellos mismos por supuesto, y las patronales –con el aval del Estado y los gobernantes– se niegan… ¿Quién es entonces el verdadero responsable de la situación del transporte público? –como bien señaló nuestra compañera Myriam Bregman, el kirchnerismo coincide con el macrismo en utilizar sus medios de prensa para buscar enfrentar a los pasajeros con los trabajadores, en una política miserable–.)

Si realmente los millones en subsidios que da el Estado se invirtieran en el servicio, estos accidentes no ocurrirían. Ante cualquier “falla humana” (depresión del tipo, distracción, cualquier cosa, etc. –y sería bueno también “registrar” qué dijeron la esposa y el hijo del motorman, qué dicen los familiares del choque de Once de 2012– podría evitarse, si estuvieran los mecanismos de seguridad correspondiente. Como ocurre en otros países. No se trata de apañar a ningún “asesino” o “saboteador”, sino de ver las verdaderas responsabilidades en el asunto…

(Incluso fijate qué dice un joven trabajador herido en el último choque respecto a los “planes alternativos” de transporte de tu ministro Randazzo y Cía.: “Ya no sé cómo viajar, no confío en nada. No quiero volver a pisar el tren pero no me queda otra: yo subo en Moreno y los colectivos que salen de ahí para Once, esos gratuitos que puso el Gobierno, se llenan y se vuelven imposibles todas las mañanas. Salen con la gente parada y apretada igual que en el tren. Y hay que estar esperando hasta poder subir, dejar pasar tres o cuatro para poder subirse a uno: no sirve. Y además es peligroso: se llenan, viajás muy mal. Y así va por la autopista, el chofer apenas puede ver por los espejos. Es un milagro que no haya ocurrido un accidente con esos colectivos”.)

Lo último, Daniel: decís: “Ustedes, no son mejores que nosotros. […] Solo hay que ver quien produce logros. Y si los logros no son suficientes. Y si algunos de ellos caen luego en que los mismos que los han generado lo boicotean, siempre hay que seguir peleando por mejorar las cosas.” Y acá coincido con tu última frase: hay que pelear para mejorar las cosas (o directamente para cambiar un sistema económico-social que, en esencia, es completamente injusto y nos lleva, tarde o temprano, a la barbarie). Pero ni al kirchnerismo ni al peronismo lo vimos movilizado activamente para meter en cana a la patota de Pedraza y Cía. que asesinó Mariano Ferreyra. Ni tampoco los vimos, antes incluso del asesinato –ni tampoco después–, en las luchas por terminar con la enorme tercerización laboral en los FFCC (ambas cuestiones que son “logros” de la movilización obrera, juvenil y popular). Y es lógica la ausencia del kirchnerismo: defienden a un gobierno que tiene, en sus mismas dependencias estatales, ¡a miles y miles de trabajadores/as contratados y precarizados! Al igual que hubo (y hay nuevamente) en el Ferrocarril. Hay, como ya dije, un cinismo sin límites.

Por todo esto es que, desde el PTS, sostenemos que los principales responsables de este choque, y de los anteriores crímenes sociales, es el gobierno y sus funcionarios responsables. En primer lugar –más allá de qué haya hecho o no el maquinista– debería renunciar Randazzo, que no ha podido garantizar (al igual que los anteriores ministros de Transporte) condiciones mínimas y dignas de trabajo y de servicio público de transporte. Y en segundo lugar se reafirma que la única salida –como lo han planteado también el estudioso en materia ferroviaria Carlos Cena– es la estatización bajo control obrero, junto a comités de usuarios, del FFCC y de todo el transporte público.

Sólo así podrá haber un servicio barato, eficiente y seguro.

Maria Luján Rey envió su solidaridad a los heridos y cuestionó al ministro Randazzo

 

María Lujan Rey, madre de Lucas Meghini Rey, victima de la masacre de Once, envió su solidaridad a los familiares y a los heridos del choque del tren Sarmiento ocurrido este sabado a la mañana. Y expresó el dolor y la bronca de los usuarios.
…Vemos con muchisima tristeza y muchisimo dolor imagenes similares a las de hace 20 meses.Nada de lo que se hizo evito que hoy nuevamente haya familias en hospitales buscando a sus seres queridos…

Descargar fichero de audio (Maria-Luján-Rey.mp3)

 

llevate el audio: Maria Luján Rey

“Para deslindar su responsabilidad el Gobierno culpa a los trabajadores”…

Entrevistamos a Edgardo Reynoso, delegado de los trabajadores del Ferrocarril Sarmiento, nos relató como ocurrió este nuevo choque, el estado de las formaciones y el ataque del gobierno contra los trabajadores.

Descargar fichero de audio (Edgardo-Reynoso.mp3)

llevate el audio Edgardo Reynoso

Cambios cosméticos en trenes y estaciones, la verdadera “revolución” ferroviaria


Entrevista a Juan Carlos Cena, investigador especialista en transporte ferroviario quien nos comenta sobre el tema ferroviario, la responsabilidad del gobierno y la “demonización de los trabajadores” .
Juan Carlos Cena

llevate el audio: Juan Carlos Cena

El gobierno nacional y el macrismo se unen para culpabilizar a los trabajadores

Lo expresó Myriam Bregman, abogada del CEPRODH y candidata a diputada nacional por la Pcia. de Buenos Aires por el Frente de Izquierda, repudiando los hechos y expresando su solidaridad con las victimas.
el kirchnerismo y el macrismo tienen el mismo discurso, evadiendo sus responsabilidades y la complicidad con los empresarios, y salen juntos a culpabilizar a los trabajadores, como lo hace Macri en el Subte y Randazzo con los ferroviarios o los aeronáuticos.
Leé aquí el comunicado: Myriam Bregman sobre el choque en once: “nuevamente un crimen social”

Descargar fichero de audio (Myriam-Bregman-19-10-PELT.mp3)

llevate el audio: Myriam Bregman 19-10 PELT

Choque del tren en Once, el sistema ferroviario y la responsabilidad del gobierno



Los responsables directos de que un tren salga, Randazzo y todo su séquito tienen que renunciar YA! La columna de Carlos Titin Moreira, dirigente nacional del Partido de la Trabajadores Socialistas

Descargar fichero de audio (Carlos-Titin-Moreira-dirigente-nacional-del-PTS-y-columnista-del-programa.mp3)

 

El análisis de la situación política en la columna de Christian Castillo

La habitual columna de análisis de Christian Castillo, dirigente del PTS y candidato a Diputado por la provincia de Buenos Aires por el Frente de Izquierda.

Christian Castillo dirigente del PTS Candidato a Diputado por la Pcia. de Buenos Aires-FIT

 

Programa Especial: La “revolución ferroviaria” del gobierno la pagan los trabajadores con su vida


Primera Parte: El testimonio de Edgardo Reynoso, delegado de la linea Sarmiento del ferrocarril. Juan Carlos Cena, especialista en temas ferroviarios, nos daba su opinión acerca de los hechos acontecidos. También María de Luján Rey, madre de Lucas Meghini Rey, victima de la masacre de Once, nos brindó su testimonio. Christian Castillo Dirigente Nacional del PTS y Candidato a Diputado por la Pcia. de Buenos Aires por el Frente de Izquierda. El Análisis de la politica ferroviaria y la situación nacional.

Descargar fichero de audio (Programa-completo-19-10-13-Parte-1.mp3)

 

Llevate el audio: Programa completo 19-10-13 Parte 1Segunda Parte: Francia expulsó a una estudiante gitana y previamente habían deportado a un estudiante armenio, los estudiantes parisinos se levantaron para detener las deportaciones para hablarnos de la situación hoy entrevistamos a Philippe Alcoy estudiante de la Universidad Paris 3. Myriam Bregman, abogada del CEPRODH y Candidata a Diputada nacional por la Pcia. de Buenos Aires por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. La Columna de Carlos Titín Moreira, dirigente Nacional del Partido de los Trabajadores Socialistas.

Descargar fichero de audio (Programa-completo-19-10-13-Parte-2.mp3)

 

Llevate el audio: Programa completo 19-10-13 Parte 2

Francia: Los estudiantes se movilizan contra las deportaciones



A principios de octubre Leonarda Dibrani, una estudiante romaní (gitana) de 15 años que fue detenida cuando participaba en una excursión escolar junto a sus compañeros del Colegio André Malraux, de la localidad de Pontalier, al este de Francia y deportada junto a su madre y sus cinco hermanos a Pristina, Kosovo. A esto se suma la situación de un alumno del ciclo superior de 19 años, Khatchik Kachatryan, que fue expulsado de Francia luego de permanecer detenido durante varias semanas. Para repudiar esta situación y la politica anti inmigrantes del ministro del interior Manuel Valls estudiantes secundarios se movilizaron en Paris, para contarnos cual es la situación hoy, entrevistamos a Philippe Alcoy estudiante de la Universidad de Paris 3.

Descargar fichero de audio (Philippe-Alcoy.mp3)

llevate el audio: Philippe Alcoy

Gustavo-Castaing_A20131019_0147_24

Hoy hubo un nuevo choque en #Once, con el saldo de 36 heridos internados, según Página12 (49 heridos dice Clarín, 80 LaNación), incluyendo al motorman –hablamos de un nuevo choque, que se suma al de 2012 en Once (un brutal crimen social que incluso obligó a suspender el tarifazo que se venía), al de Castelar de 2013 y a varios más–.

Y el kirchnerismo, como hizo en todos estos casos, actuó y dijo cosas.

En su actuación, comenzó por mandar a Berni (ministro de Seguridad) y a la Infantería, para cerrar el lugar e impedir el acceso a la prensa y a las (posibles) protestas. Ningún funcionario “civil” dio la cara hasta el momento.

También quedó incomunicado y detenido (“en custodia”) el motorman, para que –oportunamente– “preste declaración”.

Y en sus dichos, el kirchnerismo por supuesto se comportó como cualquier gobierno burgués –sea éste neoliberal o progresista (miren el ejemplo de Brasil)–: culpó al maquinista, macarteó a los trabajadores. Desde mercenarios como D’Elía, pasando por blogueros-tuiteros K (como Gerardo Fernández, feliz de que hubo pasajeros que se embroncaron con el conductor del tren; y otros como Mendieta, que pidió no tirar hipótesis”, en una suerte de “kirchnerismo moderado”(?)), todos prefirieron echarle la culpa al maquinista (Berni en particular, prioriza ahora difundir el testimonio de testigos que acusan al motorman), antes que reconocer que el gobierno entrega millones en subsidios a los empresarios (como Cirigliano –que tiene a su cargo los talleres de “reparación” ferroviaria–) mientras la tan cacareada “revolución ferroviaria” de Randazzo y Cía. es una completa falsedad: mientras seguimos viajando como ganado, y expuestos al peligro constante de accidentes (evitables), los funcionarios y empresarios no “invierten” (este tren no era nuevo, sino una “formación reciclada”), no mejoran el servicio, y se embolsan esos millones en sus bolsillos.

Dicen “década ganada”, pero la pérdida de vidas en choques y accidentes las ponen los trabajadores y usuarios –el pueblo pobre–.

Mientras, los kirchneristas descubren la pólvora y nos dicen –nos quieren hacer creer– que el problema de los ferrocarriles (¿y del transporte en general?) se debe al siguiente “fenómeno”: a una ola de motorman kamikazes, decididos a chocar trenes, para que el gobierno “nacional y popular” fracase en su noble misión de llevar felicidad al pueblo…

Tanto cinismo es insoportable.

Imagen 1

En el marco de una serie de movilizaciones, protestas y revueltas obreras, que han sacado a las calles (por lo menos) a un@s 200.000 trabajador@s textiles en Bangladesh, exigiendo mejoras salariales, derechos sindicales y condiciones de trabajo dignas (“los manifestantes bloquearon caminos, intentaron incendiar fábricas y se enfrentaron con la policía, que respondió lanzando balas de goma y gases lacrimógenos. Unas 200 fábricas, que producen para H&M y Carrefour, estuvieron cerradas durante una semana”, dice una nota), ayer miércoles se incendió un taller, dejando al menos 10 personas muertas –y demostrándose así que, desde los últimos crímenes sociales nada ha cambiado y que las promesas “de cambios” (por parte del gobierno, de las ONG, y de las grandes firmas internacionales-imperialistas que producen allí a low cost) son sólo eso: promesas–.

Así, las cosas, se confirma aquí aquella “vieja” verdad planteada en el Manifiesto Comunista de Marx y Engels, que dice que el Estado no es más que una junta que administra el interés conjunto de todos los capitalistas. En Bangladesh, el sector textil (cuya producción se exporta y es el 80% de la producción total -¡imaginen qué negocio es éste, ya que el salario está por debajo del de China!) “emplea aproximadamente a cuatro millones de trabajadores, en su mayoría mujeres”, en muchos casos no hay sindicatos (o se están organizando, y/o no tienen experiencia, y/o son rápidamente corrompidos con dinero y/o reprimidos), y, “Además, el 30 por ciento de los parlamentarios bangladesíes son empresarios, la mayoría del sector textil, y pertenecen a los partidos mayoritarios”. Siendo así la situación, ¿cómo los “propios gobernantes” del país van a defender, cambiar y mejorar la situación de l@s trabajador@s, si sus dineros se basan en las ganancias de esta súper-explotación? La única forma de enfrentar esto es con organización y lucha obrera independiente.

Hablamos entonces de un proceso obrero que, tortuosamente, trata de abrirse paso contra poderosos enemigos: las firmas imperialistas y sus agentes locales (empresas contratistas y los políticos patronales en el poder del Estado), y contra –por decir lo menos– las vacilaciones de los dirigentes sindicales.

La indignación y las fuerza de las bases están.

Leemos en el blog Golondrinas en vuelo:

minero

Dos obreros mineros mueren en Mina El Aguilar.

La empresa lamenta el “accidente”.

Lamenta que una roca se haya desprendido,

en el nivel 15 del piso 6 del interior de la mina,

mientras Walter y Samuel realizaban

el sostenimiento de una galería.

Lamenta que los haya aplastado.

Lamenta que los familiares y el pueblo aguilareño

estén consternados con el hecho “irremediable”.

Lamenta que el sistema de emergencia no haya evitado

la fatalidad.

Lamenta que no hubo que lamentar otro tipo

de incidentes.

Lamenta.

 

A los lamentados dueños de la empresa

les comunicamos:

Que no queremos lamentar a nuestros muertos.

Los lamentos no remedian lo perdido.

Los lamentos no evitan ni salvan nuestras vidas.

De lamentos no se construye infraestructura necesaria

para evitar algún tipo de accidente,

y con lamentos no vamos a recuperar

a tantos obreros que dejaron las vidas en los lugares

de trabajo, mientras que ustedes,

no con lamentos,

sino con la usurpación de nuestro trabajo,

y del saqueo de los recursos naturales,

no lamentan,

la enorme riqueza que se llevan al extranjero.

Imagen 1Leemos al Chipi Castillo en Infobae:

El gobierno de Cristina sufrió una derrota sin atenuantes en las primarias de este 11 de agosto. Su caída respecto del 54% que obtuvo en octubre de 2011 superó todos los pronósticos: el Frente Para la Victoria consiguió apenas un 26% a nivel nacional que se amplía a un 29% incluyendo a algunos aliados.

Más allá del patético discurso de CFK sobre las victorias del FPV en la Antártida y en la Comunidad Qom (explicada esta última por Félix Díaz a partir de que no le entregan documentos a los QOM opositores a Insfrán), los K se ilusionan con que aún de repetirse este resultado en octubre mantendrían mayoría en las Cámaras de Diputados y Senadores, aunque en esta última su diferencia se estrecharía. Dicen que en 2009 quedaron con minoría en Diputados e igual se recuperaron. Sin embargo, la situación es muy diferente.

En 2009 hubo una fuerte recesión al calor de la crisis internacional. No sólo se recuperaron por el rebote de la economía (que creció fuerte en 2010 y 2011) sino que tenían variantes políticas de recambio (reelección de Cristina o candidatura deNéstor). El fenómeno desarrollado por la muerte de Néstor Kirchner potenció una recuperación política ya insinuada en los actos del Bicentenario y Cristina logró una holgada victoria en las presidenciales de 2011. Ni bien terminada esa elección señalamos las contradicciones económicas y políticas que enfrentaba el gobierno, y que éstas se expresarían más temprano que tarde. No nos equivocamos. La economía cayó fuerte en 2012 aunque no se derrumbó. Este año la producción automotriz creció respecto al año pasado, la cosecha fue récord y aumentó el consumo, lo que permitió contener las tendencias a la acción directa.

Pero el esquema económico no resolvió sus contradicciones estructurales. Las reservas continuaron su caída. La inflación no se disparó pero sigue en torno al 25% anual. El dólar paralelo casi duplica al oficial. El cepo al dólar produjo un derrumbe del mercado inmobiliario, que está en su piso histórico. El superávit fiscal es cosa del pasado, no lo consiguen siquiera mediante el “impuesto al salario”, que pasó de ser pagado por un 7% de los asalariados a un 30%. El déficit es cubierto con los fondos de la ANSES. El precio de la soja está cayendo y se calcula que la recaudación del Estado por retenciones caerá en 2014 alrededor de U$S 5.000 millones. Además, las condiciones internacionales empeoraron, con la tendencia a la caída de los precios de las materias primas. Todo esto expresa las tendencias al agotamiento del “modelo”, más allá de mejoras coyunturales que recrean ilusiones conservadoras en amplios sectores de masas. Hoy las principales contradicciones son políticas: como dijimos cuando el gobierno obtenía un 54%, la ausencia de reelección de CFK lleva a una “crisis de sucesión” en el oficialismo. El descontento que el año pasado y este mostraron las clases medias (con los cacerolazos que buscaban una salida por derecha) y el movimiento obrero (con el gran paro del 20 de noviembre) preanunciaron de algún modo lo que en las elecciones se expresó políticamente.

La batalla por la sucesión del peronismo

Con el apoyo del grueso de la clase dominante, llevando incluso un ex presidente de la Unión Industrial Argentina –José Ignacio De Mendiguren– en su lista, Massa fue uno de los grandes ganadores de la elección, aunque esto no lo transforma automáticamente en quien se queda con la sucesión de Cristina en el interior del peronismo. Massa, con su perfil opositor light, se transformó en la “esperanza blanca” de la gran patronal para liderar el “post kirchnerismo”. En su campaña, combinó planteos abiertamente de derecha (como la campaña por la “seguridad”) con demagogia hacia los trabajadores en lo que hace al “impuesto al salario”, buscando además el apoyo de sectores de la burocracia sindical. La burocracia, dividida como nunca, es una de las grandes derrotadas de la elección.

En la Provincia de Buenos Aires, el centro de la campaña electoral, la política del kirchnerismo frente a la emergencia de Massa fue presentar un candidato comoMartín Insaurralde, con un perfil similar, y dar gran protagonismo en la campaña aDaniel Scioli, que estuvo a la par de la presidenta en los actos (aunque no en los spots, monopolizados por la imagen de CFK). Hay que ver si, más allá de una primera reacción que los muestra desorientados, tienen algún cambio de estrategia en la campaña hacia octubre.

El espacio del radicalismo y el “socialismo” de Binner sale relativamente bien de las primarias, con Julio Cobos y el ex gobernador santafesino como posibles presidenciables. El UNEN, que reunió la diáspora radical en Ciudad de Buenos Aires, junto a Elisa Carrió, Pino Solanas y Libres del Sur, no es seguro que retenga todo el voto que obtuvieron por separado las fórmulas que fueron a las internas y que sumadas le dieron el primer lugar. Sin embargo, la UCR salió derrotada en Ciudad de Buenos Aires, ni siquiera entrando Gil Lavedra en el reparto de candidaturas a diputado. En Provincia de Buenos Aires el grueso de los votos de la alianza entreMargarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín no sumó lo que obtuvo el FAP en 2011. Nacionalmente, la expectativa de este espacio para 2015 se cifra en una división del peronismo que le permita llegar con alguna chance a segunda vuelta.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores: una elección histórica

Con más de 900 mil votos, el FIT hizo una elección histórica para la izquierda anticapitalistaclasista y socialista. Mientras, la izquierda que apoya al gobierno perdió toda identidad diferenciada y la que se fue con las variantes de centroizquierda (MST – Nueva Izquierda) se redujo a su mínima expresión. A diferencia de otros frentes de izquierda que concentraban sus votos en Capital y Provincia de Buenos Aires, el FIT se mostró como una alternativa política de la clase trabajadora desde el norte hasta la Patagonia.

Nuestro voto expresó el descontento por izquierda con el gobierno kirchnerista, algo que los encuestadores y analistas buscaron ocultar durante la campaña y la prensa intenta hoy minimizar. Cuando en algunos distritos sacamos resultados entre un 5 % y un 10% es evidente que no hubo “error estadístico” sino una intencionalidad política en no registrar el voto al FIT. Esta vez no pueden querer explicar nuestra votación como producto de un supuesto “milagro” como hicieron en 2011. El FIT se transformó en alternativa por nuestra presencia permanente en las luchas políticas y sociales de este período. No somos partidos ni candidatos que sólo aparecemos para una elección. Fuimos los que denunciamos el espionaje ilegal de la gendarmería con el Proyecto X y llevamos adelante la campaña por la perpetua paraPedraza. Los que enfrentamos el copamiento de Plaza de Mayo por el gobierno el 24 de marzo. Los que nos solidarizamos con los inundados de La Plata e impulsamos las asambleas populares. Los que denunciamos la mafia en el sistema ferroviario que estuvo tras los crímenes sociales de Once y Castelar y fue responsable del asesinato de Mariano Ferreyra. Los que denunciamos en plena campaña como hizo Claudio Dellecarbonara en el Subte junto a los metrodelegados a Macri y su política de poner a funcionar estaciones sin condiciones de seguridad para trabajadores y usuarios. Los que impulsamos decenas de listas antiburocráticas en los sindicatos y estamos en primera línea en cada lucha obrera. Los que luchamos por la defensa de la educación pública en el movimiento estudiantil e intervenimos en todas las luchas antirepresivas y contra la impunidad de los represores de ayer y de hoy. Los que batallamos en el terreno de las ideas, como estamos haciendo desde el PTS con otros intelectuales adherentes al FIT con la revista Ideas de Izquierda.

El desafío del Frente de Izquierda y de los Trabajadores

El desafío del FIT no es meramente canalizar el descontento obrero y popular para obtener bancas de izquierda sino ser una herramienta para la construcción de un verdadero partido revolucionario, con decenas de miles de militantes y lugares de dirección en decenas de sindicatos, centros de estudiantes y otros organismos del movimiento de masas, es decir, con capacidad de dirección de una franja de la clase trabajadora (al comienzo minoritaria, pero que se proponga dirigirla en su conjunto). Para nuestro partido, el FIT es un medio para este objetivo, ya que un partido de este tipo es el que necesita la clase obrera para que una nueva crisis de “fin de ciclo” no sea resuelta favorablemente para la clase dominante.

Partimos para ello de que el FIT, a diferencia de Izquierda Unida, se basa en una plataforma de 26 puntos que señala claramente la lucha por la independencia política de la clase obrera tanto del gobierno como de toda variante patronal y por un gobierno de los trabajadores. Hacia octubre, tenemos planteado continuar una gran campaña militante. Los votos obtenidos no son un techo sino un piso. Muchos que no nos votaron están predispuestos a darnos su apoyo para que ingrese una bancada de izquierda al parlamento, a las legislaturas locales y a los concejos deliberantes. No porque creamos que las bancas son un fin en sí mismo, sino que son un medio para impulsar la movilización y la organización política independiente de la clase trabajadora.

Nuevo post con video –que se suma al anterior–, donde explica Claudio Dellecarbonara: No se puede dar un servicio en condiciones para los usuarios y los trabajadores del Subte.

Se rompieron los cambios (en formaciones supuestamente  nuevas), rieles, etc., cosas reconocidas por la empresa Metrovías (como “fallas técnicas”), lo que, obviamente (junto al funcionamiento con señales, etc., que permite o impide avanzar las formaciones), demora el servicio. (Y además demuestra que los millones en subsidios –antes dados por el gobierno nacional, y ahora por el de la CABA– no se invierten, y se lo comen los empresarios de Roggio.)

¿Qué hacer ante la entendible bronca de los usuarios (usuarios que incluye a los mismos trababajdores del Subte y a sus familias)? Que Sbase y la empresa pongan la plata que se necesita para que haya un servicio seguro y eficiente.

Publicado el 23/08/2013

Claudio Dellecarbonara en Visión 7 / Canal 7 (23/08/2013)

*   *   *

Leer también

Comunicado de los delegados de la Línea B

“Quieren utilizarnos a los trabajadores como chivos expiatorios”

En el día de ayer, jueves 22 de agosto, desde horas de la mañana, hubo fallas técnicas en la señalización y los cambios de vía, agravando los desperfectos que vienen siendo moneda corriente en las últimas semanas. Esto generó largas demoras en la Estación Rosas y luego en Los Incas que primero retrasaron notablemente la frecuencia y luego directamente interrumpieron el servicio hasta esas estaciones, provocando la lógica irritación de los usuarios. Esto fue reconocido por la empresa, como consta en las crónicas de los diarios de esta mañana.

Las demoras no se debieron a ninguna medida de fuerza gremial. Las autoridades de Metrovías, Sbase y el Gobierno de la Ciudad buscan hacernos responsables de problemas en el servicio en los que no tenemos nada que ver. No queremos ser chivos expiatorios de un problema del que somos tan víctimas como los miles de usuarios que viajan diariamente en la línea.

Por lo tanto, nos vemos obligados a hacer un cese de actividades en el día de la fecha, por 24 horas, para exigir que se resuelvan ya los problemas técnicos para poder trabajar con normalidad.

Delegados de la Línea B

Contacto:
Claudio Dellecarbonara: (15) 3214-7624