Archivo de Autor

A menos de 100 días de formarse el Gobierno de Rajoy y poco más de cuatro meses de la “ola azul” del 20N, la clase trabajadora y la juventud hemos protagonizado una gran jornada de huelga, manifestaciones y combates callejeros en algunos lugares como en Barcelona. Informe y entrevistas exclusivas desde el Estado Español.

Clase contra Clase: http://clasecontraclase.org

Agrupación Revolucionaria No Pasarán: http://arevolucionarianopasaran.wordpress.com

TVPTS: http://www.tvpts.tv

Vayan mis calurosos saludos desde el Estado Español a toda la troskósfera y especialmente a los compañerxs de TVPTS que hicieron este extraordinario video informe.

El Diablo

PD: para lxs que preguntaron, prontamente se viene la troskósfera española… 😉

El movimiento estudiantil de enseñanzas medias está saliendo a la escena contra los ataques a la educación pública por parte de los Gobiernos autonómicos y central. Así está ocurriendo en la Comunidad Valencia donde vienen desde hace semanas enfrentando los planes de la Generalitat Valenciana -donde son especialmente duros-, animados por el de Mariano Rajoy, para recortar e ir privatizando la educación. El pasado 16 de Febrero los estudiantes valencianos salieron a manifestarse contra los tremendos recortes en educación con los que el Gobierno autonómico está atacando a la enseñanza pública, y que sufren especialmente los estudiantes. No les faltaron motivos, pues las medidas -antes tomadas por el PSOE ( no olvidemos la LOU, LOE y el Plan Bolonia) y ahora por el Gobierno del PP- han dado como resultado la supresión de 180 aulas en secundaria, aumento de ratios, despido de 600 profesores, rebajas salariales a los docentes y decadencia de infraestructuras. Las imágenes de institutos sin calefacción, dando clases con mantas en plena ola de frío hablaba por si sola. En fin, todo un conjunto de recortes y rebajas que significan la degradación de la educación pública a un nivel que los jóvenes desconocíamos.

Frente a las oleadas de protestas, ¿Cuál ha sido la respuesta de la Generalitat y la Delegación del Gobierno?, la mano dura. La huelga del pasado día 16 estuvo precedida ya por la carga policial y detenciones, entre ellos la de un menor de edad a las puertas del IES Lluís Vives. Esto no impidió que la protesta del 16 fuera masiva, con miles de estudiantes en la calle, confluyendo con trabajadores sanitarios también en huelga. Por la tarde las cargas y detenciones se repitieron, esta vez también contra estudiantes universitarios que se estaban solidarizando con los estudiantes de instituto. El viernes se repitió la misma historia, en total la semana concluía con 11 estudiantes en los calabozos.

Nuestros compañeros valencianos han sido brutalmente reprimidos por la Policía mediante violentas palizas y detenciones, que fueron respondidas con concentraciones en las que se llevaron adelante a nuevas detenciones. Hoy lunes una nueva manifestación, precisamente contra la represión, ha sido contestada con un dispositivo policial inmenso. En el propio IES Lluis Vives se podían ver 23 “tocineras” de la Policía y una docena de “picasos” vigilando a los estudiantes. Al final decenas de antidisturbios han iniciado la carga han estado golpeando, persiguiendo y deteniendo estudiantes hasta bien entrada la noche. Ya son más de 50 detenidos en Valencia en los últimos días (mucho más que en el 15M!) y varios de ellos aún siguen presos. Sólo el lunes fueron 21 detenidos, 5 de ellos son menores de edad. En los videos se pueden ver patadas, porrazos y empujones, que han provocado numerosos heridos, también en padres y profesores. La represión contra los estudiantes detenidos ha sido aún más brutal , algunos aseguraban que han estado 30 horas en el calabozo. Incluso el Jefe superior de Policía de Valencia, Antonio Moreno se ha dirigido a los estudiantes como “enemigos”, y que no van a dudar en volver a reprimir. En respuesta a esta situación padres y profesores se han encerrado durante la noche del en el instituto IES Luis Vives contra la represión de la policía. Una buena muestra de lucha en común de profesores y estudiantes, a quienes ante la gravedad de los acontecimientos se han sumado las familias. Una de las profesoras de un instituto de Valencia aseguraba que “me llegan alumnos con los brazos escayolados, con brechas en la cabeza”. Algunos comentaristas ya hablan incluso de como estas escenas “grises” les recuerdan a la represión del Franquismo. No es de extrañar, el actual Régimen no juzgó ni a un sólo miembro del aparato policial por sus crímenes, los mantuvo en activo. Los mismos “grises” de la época de nuestros padres son en muchas ocasiones los que enseñan a los nuevos policías que nos reprimen actualmente en la Academia de Policía de Ávila.

En Madrid la misma tarde del lunes 20 de febrero se ha convocado frente al Ministerio de Educación una concentración en solidaridad, y en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia los estudiantes se han concentrado en apoyo a los estudiantes valencianos -con la presencia de 3 furgonetas de la Policía- y 400 de ellos junto a profesores se han encerrado en solidaridad. Mañana martes en numerosas ciudades hay previstas concentraciones de rechazo a al represión y en apoyo a nuestros compañeros de Valencia, en Zaragoza será a las 20h en la entrada de la Ciudad Universitaria.

Desde Clase contra Clase denunciamos esta violenta represión y llamamos a una campaña de denuncia contra la represión y solidaridad con los estudiantes valencianos, unida a la lucha contra todos los recortes que afectan tanto a estudiantes como a profesores y trabajadores no docentes. Valencia muestra cómo se prepara el gobierno para pasar sus planes de ajuste y su reforma laboral antiobrera: con represión y persecución a los luchadores. Para luchar contra los recortes tendremos que redoblar la lucha y la unidad entre estudiantes y trabajadores, y debemos recuperar medidas esenciales de auto-defensa como los servicios de orden en la manifestación, redes de abogados solidarios con el movimiento obrero y estudiantil…

Las próximas movilizaciones estudiantiles deben convertirse además en un clamor contra la represión. Para el día 29 de febrero, En algunos lugares del Estado español, como en Catalunya -junto con el PAS y el PDI de las universidades y coincidiendo en Barcelona con la huelga de TMB-, la Comunidad Valenciana y Zaragoza se ha convocado una jornada de huelga estudiantil. En esta última ciudad la Coordinadora de Estudiantes de Enseñanzas Medias, en la cual participamos activamente, vamos a convocar una huelga de estudiantes de secundaria contra los recortes en educación y contra la reforma laboral. Ese mismo día coincidiremos también con la jornada sindical europea, convocada aquí por CCOO y UGT. Acudiremos con un bloque crítico como hicimos el 19 de febrero también a esta jornada de lucha para decir que los profesores, trabajadores no -docentes y los estudiantes tenemos que golpear juntos contra los recortes y repudiar la represión de la policía El 29F debemos sumar a las reivindicaciones la de ¡¡Abajo la represión contra los que luchan!!

Si queremos frenar la degradación de la educación pública debemos salir masivamente a la calle todos los estudiantes y convocar las huelgas necesarias junto a los trabajadores y toda la comunidad educativa.

¡Basta de represión y persecución a los estudiantes y los luchadores! ¡Inmediata libertad a todos los detenidos y anulación de todas las causas judiciales abiertas! ¡Destitución inmediata de los responsables policiales y dimisión del Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana! ¡Por una huelga de toda la comunidad educativa en apoyo a la lucha de Valencia y contra la represión y los recortes!

Clase contra Clase

20/02/2012

* Tomado de acá.

María Estela Martínez, en su época como presidenta de Argentina, efectuando el saludo fascista durante una comparecencia pública el 4 de marzo de 1976, 19 días antes del golpe de Estado militar encabezado por comandantes en jefe del Ejército, Marina y Aeronáutica que la derrocaría poco después.

Leemos en El País:

Analfabeta políticamente, el desgobierno de 632 días de Martínez de Perón, que sentó a militares gorilas en el Consejo de Ministros, facilitó el cuartelazo de 1976 y un terrorismo de Estado cuyos desmanes aún estremecen.

María Estela Martínez, bailarina de vocación, se casó con Juan Domingo Perón en España en 1961, donde habían decidido establecerse. El amancebamiento de la pareja repelía a las sotanas y monaguillos de la democracia orgánica, apostólica y romana de Franco. Fue nombrada vicepresidenta de Argentina el 12 de octubre de 1973, y el fallecimiento del fundador del peronismo en julio del año siguiente la colocó directamente en la presidencia, donde fue presa fácil de los conspiradores castrenses. La historiadora argentina María Sáenz Quesada dice en una biografía sobre su trayectoria que la Isabelita joven nunca representó al feminismo moderno y, contrariamente, exhalaba “un sabor añejo, casi machista”. “Miren qué linda la señora, ¿qué me dicen de su vestido?”, comentaba Juan Domingo Perón al paso de su señora por el Senado.

La presidenta, derrocada en marzo de 1976, arrancó su prolongada residencia española en el año 1983, cobijada por un franquismo residual deudor de Perón que había sido despachante de carne de la Pampa hacia la madre patria cuando esta padecía subdesarrollo. Isabelita congenió con Pilar Franco, hermana del Generalísimo; frecuentó sacristías del Opus Dei, mesas petitorias y alcurnias de otro siglo; hubo saraos y abolengos de Madrid y Marbella que se disputaron su presencia para vestir las tertulias. María Estela Martínez vivió en una mansión de Puerta de Hierro hasta su venta para sufragar el juicio por la herencia de Perón promovido por las hermanas de Evita, a las que debió pagar cerca de cuatro millones de euros.

(…)

El itinerario existencial de la señora discurre hoy plácido, monacal, encarrilado en el conservadurismo y en una rutina de ancianidad apenas rota por esporádicas merendolas y reuniones con amigas y comadres de salón de belleza. Coqueta y frugal, juega a cartas, charla con su amigo Octavio Aceves y sus asesores fiscales y abogados la tienen al día. Ocasionalmente, pega la hebra con las caritativas damas del rastrillo Nuevo Futuro, en cuya mesa de famosos colabora con donativos y filantrópicas manualidades. Leandro de Borbón, hijo natural del rey Alfonso XIII, ha sido compañero de cuestación. La embajada argentina asegura saber poco sobre los hábitos de una mujer que cumplió seis años de reclusión en su país tras la asonada de los generales genocidas. “Los militares la quisieron asesinar mientras estuvo detenida”, afirma un argentino que la frecuenta. “Fue después de una intervención quirúrgica de ovarios. Se llegó a decir que la vaciaron y le dejaron las gasas del quirófano dentro para que se muriera”.

La clausura de la anciana en Villanueva de la Cañada sufrió un sobresalto el 12 de enero de 2007, cuando la policía acudió a su domicilio después de que la justicia argentina hubiera pedido su extradición por supuestos delitos de lesa humanidad durante su presidencia. Denegada la entrega, Isabelita, ciudadana española desde 2000, pudo regresar a su cenobio madrileño, a las misas de precepto y a las timbas con pastas y reflexiones astrales. “Sufrió mucho al ser detenida y necesitó ayuda psicológica. Ese proceso le pareció inverosímil y la consumió”, se duele el hispano-argentino Aceves, con despacho profesional de vidente. “La conozco desde hace más de 30 años. Fue una víctima de las circunstancias. Contrariamente a lo que algunos creen, es muy culta y divertida, muy afectiva, que ayuda a los amigos. A mí me ha ayudado mucho, incluso económicamente”. El adivino es generoso, superlativo, en el elogio de la amiga y en la negación de que fuera bailarina de cabaré y de teatrillos de tercera cuando conoció a Perón en Panamá en 1955. “Isabel ha bailado danza clásica desde que era jovencita. Llegó a bailar en el teatro Colón. Todavía es capaz de hacerme posturas de ballet con 80 años. Le pides hoy en día que te haga una pose y te la hace. Pone los pies donde hay que ponerlos y levanta la pierna hasta la altura del hombro. Camina erguida, y se mantiene guapa. Tiene una agilidad fantástica”, agrega Aceves.

Pero si María Estela Martínez Cuartas nunca rebatió públicamente las calumnias de quienes casi la llamaron furcia de garito, tampoco se manifestó muy combativa en la defensa de su inocencia política. Le llovieron las acusaciones y demandas de quienes atribuyen a su nulidad como presidenta, cuando no a la complicidad por acción u omisión, el nacimiento de la criminal Triple A (Alianza Anticomunista Argentina): los escuadrones ultraderechistas concebidos por quien fuera su ministro de Bienestar Social José López Rega, El Brujo, responsables de cientos de atentados y asesinatos. Les tomaron el relevo los verdugos uniformados de la dictadura militar (1976-1983), que acabaron con la vida de más de 20.000 personas en los calabozos de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) de Buenos Aires y otras dependencias castrenses.

El abogado argentino Carlos Slepoy piensa que María Estela Martínez de Perón se hace la pendeja y la enferma bipolar, y establece una analogía entre la postración física y psiquiátrica esgrimida por sus abogados durante las citaciones judiciales de hace cinco años y los argumentos de la defensa de Augusto Pinochet en Londres, en 2000, para evitar su entrega a Chile. Nada más aterrizar en Santiago, el dictador chileno saltó de la silla de ruedas.

“Ella dice que no se enteraba de nada, que no entendía de política, que fue puesta en la presidencia por designio de Dios”, dice Slepoy. “Pero de ninguna manera puede alegar desconocimiento. Sabía perfectamente lo que ocurría en Argentina”.

Artículo completo aquí: http://www.elpais.com/articulo/Revista/sabado/sombra/Isabelita/Peron/recorre/Madrid/elpepirsa/20120121elpepirsa_3/Tes

Muchxs compañerxs en Argentina tal vez no sepan quien fue Manuel Fraga, pero los trabajadores y la juventud del Estado Español si saben quien fue este fascista confeso, luego reconvertido en “demócrata” para parir la reaccionaria Constitución de 1978 que rige los destinos del regimen postfranquista en el Estado Español desde entonces. Para traer un dato, sólo uno, de la profusa biografía de este personaje reacionario, aquí uno que les resultará mas cercanos: el guardaespaldas personal de Fraga y jefe de seguridad de Alianza Popular fue nada menos que el chaqueño Rodolfo Almirón, un fascista asesino y torturador, responsable militar de las AAA en Argentina y mano derecha del “brujo” López Rega. Esta basura también participó en los sucesos de Montejurra.

Reproduzco aquí la muy buena declaración del grupo Clase contra Clase del Estado Español en la que se denuncia blanco sobre negro quien fue este franquista de paladar negro que todo el regimen político llora en estos días como uno de los suyos.

Saludos, El Diablo 

Miércoles 18 de enero de 2012

Declaración Clase contra Clase

Ha muerto otro verdugo impune


La mayoría de los obituarios resaltaban la extensa vida política del ex ministro de Franco, otros destacaban su rol durante la Transición política como “padre” de la reaccionaria Constitución del ’78. Alguna que otra crítica se podía leer por su “autoritarismo”, pero que queda perdonada por su gran contribución a la “normalización de nuestra historia”. Sin embargo, en ninguno de estos artículos se podía leer quién era verdaderamente éste político fascista. Incluso algunos líderes que se reivindican de “izquierda” han elogiado su rol en la Transición, como Santiago Carrillo y Rubalcaba.

Aquí nos proponemos señalar algunos hechos claves para conocer a éste “demócrata reconvertido” del fascismo más abyecto.

Trazos de la verdadera biografía

Fue Ministro de Franco a partir de 1962 en el Ministerio de Información y Turismo. Desde su Ministerio se encargó de divulgar mentiras sobre los condenados a muerte y ensalzar las decisiones de Franco, e incluso su firma la encontramos en algunas sentencias a la pena capital que eran rubricadas por todo el Consejo de Ministros. Algunos de los casos más conocidos son los de Conill Valls, de Grimau, Granado y Delgado, y otros casos más. En 1963, después de meses de lucha de los mineros asturianos, el Régimen fascista inició una represión feroz para acabar con la resistencia. Se volvieron a emplear métodos ya ensayados en el aplastamiento en sangre de la Comuna asturiana de 1934, como el rapado de pelo a las mujeres de los obreros. Fraga fue el encargado de defender la represión durísima desde su Ministerio, tachando a estas mujeres de “piojosas” o presionando a los intelectuales que habían firmado una declaración contra esta represión para que retirasen su firma. De aquel proceso huelguístico nacieron y tomaron impulso las Comisiones Obreras. Las palabras de su actual Secretario General, Ignacio Fernández Toxo, recordando a Fraga sin la mínima denuncia a su pasado, expresan cuan lejos están las actuales direcciones sindicales de esta central de aquellos trabajadores que las fundaron y levantaron en una durísima lucha contra la Dictadura.

En 1966 se encargó de organizar un Referéndum completamente fraudulento con la intención de garantizar la continuidad del Régimen y asentar la idea de la vuelta de la Monarquía con “Juan Carlos” al frente. Ese mismo año su Ministerio sacaba la Ley de Prensa, que imponía la autocensura a todos los medios. Cinco años más tarde esta ley vendida como aperturista dio una de las imágenes más gráficas del “amor” de Fraga por la libertad de prensa, la voladura del Diario Madrid. En 1968 fue enviado a Guinea Ecuatorial para afrontar el proceso de liberación colonial en que estaba la antigua colonia española y defender los intereses económicos y políticos españoles. En 1969 fue el encargado de anunciar la declaración del “estado de excepción”, y unos días más tarde de difundir la versión del suicidio de Enrique Ruano, el joven militante del Frente de Liberación Popular que fue arrojado por una ventana por la Policía. El padre del muchacho recordaba amargamente como además de la pérdida de su hijo tuvo que aguantar la llamada de este Ministro para amenazarle y advertirle que no se propusiera indagar sobre lo sucedido. Rubalcaba “lloraba” ayer la pérdida de este verdugo, sólo unas semanas más tarde de que, tratando de venderse como un “progre” de siempre, declarase que fue el asesinato de Ruano lo que le hizo entrar en política. No dejó de justificar y defender el asesinato de obreros, las detenciones, torturas… hasta que abandonó este Ministerio de “propaganda” del Régimen.

En 1973 cambiará de “destino”, siempre dentro del mismo aparato de la Dictadura fascista, como Embajador en Londres. Desde aquí defendió el buen nombre de la Dictadura y todas las ejecuciones que llevó adelante, como la de Puig Antic en 1974 o los cinco militantes de ETA ye le FRAP en septiembre de 1975.

Nuevamente ocupó el cargo de Ministerio tras la muerte del dictador. Siendo Ministro de Gobernación y Vicepresidente del Gobierno de Arias Navarro, tuvo una política de mano dura contra las movilizaciones obreras. Fue famosa la terrible represión en Vitoria en marzo de 1976. Miles de obreros se hallaban reunidos en una coordinadora de fábricas en lucha en la Iglesia de San Francisco, algunas empresas llevaban más de 50 días de huelga. La Guardia Civil lanzó gases lacrimógenos por las ventanas obligándoles a salir, y al hacerlo los esperaban con balas de plomo. Mataron a cinco luchadores de la clase obrera y dejaron heridos a más de 100. Fraga dio la orden y siempre defendió su actuación alegando que Vitoria se estaba convirtiendo en un soviet. Se jactaba de su sangrienta operación diciendo su famosa frase “la calle es mia” y advirtiendo al resto de obreros del Estado español de que si persistían con su oleada de huelgas podía ocurrirles como a los vitorianos.

Con su salida del Gobierno en julio de 1976 formará Alianza Popular, el partido que agrupaba a buena parte del bunker franquista. Con este partido se presentará a las elecciones de 1977, presentándose como una barrera contra el marxismo y el separatismo. Desde su escaño en las Cortes será parte de la firma de los Pactos de la Moncloa y de la misma redacción de la Constitución. Es pues uno de los llamados “Padres de la Constitución”, es decir de quienes redactaron la reaccionaria Constitución del ’78. Esta fue redactada por tres miembros de la UCD de Suárez, uno del PSOE, otro del PCE, uno del nacionalismo catalán y Fraga por AP. Este infame grupo se encargó de meternos la Monarquía por la ventana, mantener la negación del derecho democrático de las nacionalidades a la autodeterminación y establecer las bases de un nuevo Régimen, heredero y continuador de la misma Dictadura. Ellos, los partidos políticos del nuevo Régimen, el Rey, el Presidente y los principales dirigentes fueron quienes sellaron a cal y canto el conocimiento de lo que pasó realmente durante la dictadura fascista. Permitieron que el aparato represivo del Estado pasara intacto y con la amnistía permitieron que los verdugos de la clase obrera se reciclaran para seguir jugando su papel, ahora acompañados por el estalinismo -PCE- y el PSOE. Si Fraga murió impune es gracias a la Transición “modélica” que siguió los pasos “atados y bien atados” por Franco, el Rey, Suárez y los firmantes del Pacto de la Moncloa.

Un párrafo también se merece su desprecio completo sobre la cuestión nacional. Ahora se quieren señalar sus raíces vascas por parte de madre, pero este político fascista llegó a decir “Antes de legalizar la ikurriña tendrán que pasar por encima de mi cadáver”. Incluso sobre la lengua originaria de los vascos opinaba sin tapujos: “Mi madre entendió perfectamente que debía enseñarnos el francés, no el vascuence, que es una lengua muerta”. Sin palabras. La homosexualidad, los inmigrantes, los anticonceptivos o los derechos de las mujeres, han sido otras de sus “bestias negras”, su biografía está cargada de declaraciones homófobas, machistas, racistas… dignas del mayor de los cavernícolas atrasados que abundan en la derechona española.

Tanto Alianza Popular y el Partido Popular -que logró incorporar en 1989 al conjunto de la derecha española, muy dividida tras la explosión de la UCD en 1982- nunca denunciaron a la dictadura fascista de Franco como tal. “Olvidar, olvidar” esa era la consigna para que todo siga igual. Con el PP fue Presidente de la Xunta Galega entre 1990 y 2005. Finalmente tuvo que salir corriendo de ésta por el desastre ecológico y social del “Prestige”, el petrolero que se hundió en la Ría de Vigo y arruinó las playas, el ecosistema y a la gente de la zona por años y aún sigue dejando rastros en sus rocas y lecho. Aún así se fue a un retiro dorado, un cómodo y bien remunerado escaño en el Senado, donde poder terminar sus días en ese cementerio de elefantes del viejo y el actual Régimen. Hasta el pasado mes de diciembre, sólo unas semanas antes de su muerte, Manuel Fraga Iribarne ha permanecido ocupando un importante puesto en el Régimen político español.

El podrido Régimen del ‘78 llora a “uno de los suyos”

Con esta “hoja de servicio” no es de extrañar que el heredero de Franco en la Jefatura del Estado llore su muerte. Tampoco que lo hagan sus descendientes políticos, los postfranquistas del PP. Por su puesto también la patronal española, los representantes de las burguesías periféricas, los propagandistas de El Pais, El Mundo, ABC… también se suman al velatorio colectivo. ¿Y los antiguos luchadores contra el Franquismo?, También ellos se quieren sumar a la despedida a este hombre de Estado, no obstante “gracias a Fraga” y otros como él, los dirigentes de la vieja “oposición democrática” son hoy parte integrada fundamental del Régimen heredero del Franquismo. Nos referimos por supuesto al PSOE, al PCE, los burócratas sindicales que hoy copan CCOO y UGT… no a los que se dejaron la vida, sufrieron al represión, destruyeron el sindicato vertical… De estos, los verdaderos luchadores, la mayoría no habrá podido dejar de alegrarse de la muerte de este canalla, con el sentimiento agridulce de que haya muerto impunemente en su cama.

Como decía en muchas ocasiones, Fraga no se arrepentía de nada de lo que había hecho. Era un sangriento agente -fascista cuando hubo que serlo, demócrata después- de la cobarde burguesía española. Y, como tal hay que recordarlo. Es terrible que se haya muerto en la cama sin ningún tipo de juicio y condena por el terrorismo de Estado que co-dirigió, junto a Franco y compañía, y que luego continuó durante la Transición “democrática”. Gracias a esta impunidad pudo, junto a los dirigentes del PCE y del PSOE, ayudar a conformar esta “democracia” tutelada por el Monarca que nombró el mismo Franco.

Si un personaje de este tipo pudo continuar haciendo política en los más altos estamentos se debe a que la mal llamada Transición “democrática” no tuvo nada de modélica, ni siquiera de democrática. Los mismos jueces que dictaban sentencias de muerte, los mismos policías que reprimían en las calles y torturaban en las cárceles y los mismos políticos (a los cuales se sumaron los de la “izquierda” ahora juancarlista) continuaron ejerciendo el poder de la burguesía y dirigiendo sus intereses desde el Estado mismo. Es por ello que Manuel Fraga, junto a infinidad de políticos salidos de las mismas entrañas del franquismo, pudieron continuar su “carrera política” sin ningún tipo de problema, todo lo contrario. Al fin y al cabo, esta “democracia” tutelada y restringida y la Dictadura franquista, son los dos regímenes con los cuales la burguesía española pudo y aún puede garantizar sus negocios a costa de la mayoría de la sociedad.

Todos los que lloran a Fraga lo hacen porque él personifica en su biografía buena parte del origen y la naturaleza del Régimen de la Constitución del 78.

Los luchadores de la clase obrera no podemos olvidar. Es necesario recuperar la memoria histórica de nuestra clase. Pero no como hacen el PSOE o el PCE. Es necesario recuperarla para que nuestros verdugos paguen por sus crímenes. No sólo queremos el reconocimiento a nuestros muertos, y menos un reconocimiento que los pone como “luchadores por la democracia”, casi como si hubiesen dado su vida por el actual Régimen. Queremos justicia, ver a los torturadores y a los responsables judiciales, policiales, políticos y empresariales, sentados en un banquillo y terminando sus días en la cárcel. Pero este Régimen no está dispuesto a dar nada de esto, como otras demandas democráticas estructurales -como el fin de la Monarquía o el derecho de autodeterminación- la impunidad sólo podrá ser enterrada junto al Régimen y la Constitución de 1978. Los militantes de Clase contra Clase queremos pues recuperar la memoria histórica para lograr poner en pie a toda la clase y acabar con toda la herencia de la Dictadura de Franco, y con ella con el dominio y la explotación capitalistas. Queremos terminar con el Gobierno de la patronal y la banca, ya sea con su careta fascista o democrática, e imponer un Gobierno de los trabajadores y el pueblo. No olvidamos ni perdonamos, y damos nuestro aporte revolucionario y trotskista, para que la tortilla se vuelva y podamos tomar por fin el cielo por asalto.

URL del artículo: http://www.clasecontraclase.org/spip.php?article770

Saludos y deseos para el 2012: Salud i Revolució!

Publicado: diciembre 31, 2011 de El Diablo en Pensamientos

A todxs lxs amigxs, a lxs que pude abrazar personalmente y a lxs que no, desde el otro lado del atlántico, brindo con ustedes y les deseo un 2012 que venga repleto de “rebelión, impertinencia, combatividad, odio de clase, reafirmación de nuestras convicciones, solidaridad, lucha, mas amistad con nuestros amigos, y aún más enemistad con nuestros enemigos” (palabras que escribí en un post hace un año pero sin duda tienen plena vigencia). Salud i Revolució!
El Diablo

PD: luego de un período de ausencia, en breve, volvemos al ruedo en la troskósfera.

Tapa del periódico obrero Nuestra Lucha Nº 7, el ultimo número que hoy sale a la calle. Imperdible!

Para leerlo en PDF lo pueden descargar acá: http://www.nuestralucha.org.ar/wp-content/uploads/2011/11/Nuestra-Lucha-7-web.pdf

De programas y estrategias…

Publicado: noviembre 14, 2011 de El Diablo en Debates, Izquierda, Movimiento Obrero, Peronismo, Trotskismo

En las ultimas semanas se ha abierto un importante con los compañeros del Partido Obrero. En el número anterior de Prensa Obrera, el compañero Pablo Rieznik del PO realiza una reseña crítica al libro de Christian Castillo La izquierda frente a la Argentina kirchnerista. A propósito de ello, leemos en un artículo del compañero Matías Maiello del PTS:

Rieznik concluye su artículo manifestando no comprender “cuando Castillo dice que ‘las diferencias con el Partido Obrero no son de programa, sino de práctica política y de estrategia’”, y luego pregunta “¿Cuál sería el programa (con el cual acuerda) que no fija la estrategia (con la cual discrepa)? Quizás un error de imprenta para aclarar”. En todo caso, si la afirmación de Castillo fuese “error de imprenta” tendríamos que tomar nota de que es parte de una larga cadena de “errores de imprenta” que comienza en la época de la fundación de la III Internacional, y tiene a Trotsky como su principal propagador.

“La idea de una estrategia revolucionaria –señala Trotsky– se consolidó en los años de posguerra, al principio, indudablemente, gracias a la afluencia de la terminología militar, pero no por puro azar. Antes de la guerra no habíamos hablado más que de la táctica del partido proletario; esta concepción correspondía con exactitud suficiente a los métodos parlamentarios y sindicales predominantes entonces, y que no salían del marco de las reivindicaciones y de las tareas corrientes” (Stalin, el gran organizador de derrotas). En su crítica al proyecto de programa presentado al VI Congreso de la Internacional Comunista, Trotsky hace hincapié en que “en lo que concierne a los problemas estratégicos, propiamente dichos, el proyecto se limita a dar modelos apropiados para las escuelas primarias”. Se refiere especialmente a que en el apartado “La ruta hacia la dictadura del proletariado”, “se examina el problema fundamental del programa, es decir, la estrategia del golpe de estado revolucionario (las condiciones y los métodos para desencadenar la insurrección propiamente dicha, la conquista del poder) con aridez y parsimonia […] se consideran los grandes combates del proletariado sólo como acontecimientos objetivos, como expresión de ‘la crisis general del capitalismo’, y no como experiencia estratégica del proletariado”.

Esto nos lleva a una primera cuestión, que nos vemos obligados a aclarar: existe algo llamado “estrategia” (que se consolida en el marxismo con la III Internacional a partir de la afluencia de la terminología militar) y que no es reductible a los objetivos y fines que se establecen en el programa. Podemos decir que el uno nos remite a “qué pretendemos conquistar” (programa) y la otra al “cómo nos proponemos conquistarlo” (estrategia). En este sentido, con el PO tenemos mucho más acuerdo en la crítica a las corrientes revisionistas, como por ejemplo la crítica a la “teoría” de la “revolución democrática” de Moreno (corriente de la cual provenimos y a la cual le hemos dedicado una crítica exhaustiva desde hace 20 años) que en cuestiones de estrategia.

Volviendo a Trotsky, al mismo tiempo que sostiene la distinción entre programa y estrategia propiamente dicha, plantea que todo programa acabado debe dedicar necesariamente un lugar fundamental a los problemas de estrategia o correr el riesgo de convertirse en un “documento diplomático”.

En un mismo sentido, desde el PTS y la FT-CI, el método que siempre utilizamos y proponemos para la reconstrucción de la IV Internacional (basado en el propuesto por Trotsky para el “bloque de los cuatro”) es impulsar la convergencia con las organizaciones que se reivindiquen marxistas revolucionarios, es decir trotskistas, con las que coincidamos en las lecciones revolucionarias centrales de los principales acontecimientos de la lucha de clases y los fenómenos políticos (acuerdos estratégicos) para sobre esta base sólida, conquistar un programa común acabado. A medida que se profundice la crisis y se desarrollen mayores combates, este método será cada vez más indispensable.

El PO tradicionalmente ha planteado otro método, por lo menos de palabra. La convocatoria a todos los que aceptaran 4 puntos generales teniendo como eje central la dictadura del proletariado. Ante lo cual cabría preguntarse cuál es la relación que ven los compañeros del PO entre este método y el que planteara Trotsky.

Sin embargo, el PO tampoco supo ser consecuente con su propio método, cuando desde la FT aceptamos las bases de la convocatoria a la discusión el mismo 2004 (momento de fundación de la CRCI) en base a los “4 puntos” justamente porque consideramos que nuestras diferencias no están en estas fórmulas programáticas sino en la estrategia, recibimos por respuesta la negativa a realizar una conferencia en común sin esgrimir mayores fundamentos, por lo menos hasta el día de hoy. Luego en una fecha tan cercana como el 2006 el PO le propuso al MST la unificación en base, ahora no a 4, sino a 5 puntos. Este método de construcción, modestamente, creemos que está en la base del retroceso que ha tenido el agrupamiento internacional del PO en los últimos años, y en la parálisis que observamos de la CRCI en estos momentos de crisis histórica del capitalismo.

La FT-CI con sus modestas fuerzas viene desarrollando una importante intervención (reflejada semanalmente en las páginas de LVO) en el proceso chileno, en el movimiento de los indignados en España, en la lucha política dentro del NPA en Francia como parte de la PF4, en los recientes enfrentamientos en Universidad de San Pablo en Brasil, en el proceso de lucha en Bolivia contra el gobierno de Evo Morales, etc., lo cual para nosotros es una confirmación de lo acertado de un método de construcción basado en las lecciones de los principales hechos de la lucha de clases, que es el único que permite la fusión para el combate común.

Post completo acá: http://www.ips.org.ar/?p=4185

Reposteamos a nuestro compañero Eduardo Castilla, desde Córdoba recordando al Goyo…
No recuerdo cuando lo conocí. Supongo que en una marcha o una charla lo vi por primera vez. Supongo que me habrán dicho “ese es Gregorio Flores” y yo habré preguntado de quién se trataba. En todo caso no tiene importancia. Lo importante es que lo conocí, que llegue a charlar con él, a hacerle preguntas, a saber algo de como fue su vida. Pero lo conocí poco. No tuve el placer de charlar con él profundamente. De hacerme su amigo, de poder preguntarle como se sentía, como veía todos hoy. Pero lo conocí y no es lo mismo.
No sé si es un sentimiento compartido. Tendría que serlo. Por lo menos para los de mi generación. Los que empezamos a militar allá por  mediados de los años 90, cuando todos o casi todos eran menemistas, cuando para ser antimenemista tenías que ser radical o del Frepaso. Cuando pasabas por los cursos de la universidad y la gente te miraba como bicho raro recién salido del manicomio.
Para mí el Goyo fue un símbolo. No por Sitrac-Sitram, que también lo fue. Sino por bancársela, por seguir remando, por querer convencer a todos de que la pelea seguía, por no conformarse con lo establecido y querés ir más allá.
Fue un obrero revolucionario y socialista en una época en que ser revolucionario era ser un paria. Fue un intelectual de su clase, que era una forma de levantarse contra lo sagrado. En el país donde escriben los doctores, los abogados, los sociólogos, en ese país escribía el Goyo.
Fue un revolucionario conciente. Y lo siguió siendo hasta el fin de sus días. No me canso de hacer la lista de todos los que se cansaron. De todos los que dijeron que tiraban la toalla, de las miles de páginas escritas para decir que los setenta fueron una locura y que sólo se puede aspirar a vivir en democracia. De los que dejaron de indignarse por las brutales injusticias de este mundo capitalista, para no indignarse por nada.
Gregorio no lo hizo. Escribió, militó, marchó, discutió.
Me vienen tres imágenes a la mente. Colón y General Paz. El Goyo con el banderín y su bolsito. Sonriendo, como siempre. Con esa sonrisa que te transmitía una confianza en la clase obrera que muchas cosas no pueden transmitir. Sonriendo como en la foto.Era un tipo terriblemente amigable.
Me acuerdo de verlo en un bar, a una cuadra de plaza San Martín. Poco antes de una marcha. Me acuerdo haberle dicho que tenía ganas de hacerle una entrevista para que me cuente más de Sitrac. Me acuerdo que me dijo que no hablaba más de eso. Que recordarlo lo ponía muy triste. Que hablar de los setenta lo hacía largarse a llorar. Llorar.
Pero también me acuerdo del Goyo luchando. Creo que fue en el 2008. En un camping pasando Alta Gracia, llegando a Anizacate. Hicimos un campamento junto a  muchos trabajadores y el Goyo fue un invitado de honor. Y me acuerdo que discutimos. Y discutimos fuerte. El Goyo con Mao y el Che a muerte. Nosotros debatiendo estrategias. Y no nos pusimos de acuerdo. Pero el Goyo la peleó y la peleó. Contra todos. Si lo medíamos por el número era un abuso. Pero el tipo se la bancó.
Hoy estamos tristes. Es una tristeza profunda. Se fue uno de los nuestros en el sentido más profundo del término. Uno de los imprescindibles como diría Bertolt Brecht. Para mí el Goyo fue un ejemplo en ese sentido. Cuando todos renunciaban a la lucha, él siguió. Fue un ejemplo como otros compañeros que estuvieron y se bancaron los setenta, los ochenta y los noventa. Firmeza de ideas, orgullo de lucha, deseo de barrer con todo. Después discutiremos estrategias, porque hay que discutirlas, pero somos los que verdaderamente estamos de este lado de la barricada.

Esta madrugada falleció el compañero Gregorio “Goyo” Flores. Dirigente de los sindicatos clasistas cordobeses (Sitrac Sitram) en los ’70, militante de voluntad inquebrantable, intelectual e historiador obrero, combatiente de nuestra clase… un grande entre los grandes, que vivió y murió como un luchador y un proletario revolucionario.

Querido Goyo, hasta el socialismo siempre! Viva Gregorio Flores!

Reproducimos el comunicado de nuestros hermanos de la LTS y la agrupación ContraCorriente de México.

TODOS A LA MARCHA: VIERNES 28 DE OCTUBRE, 2 PM EN FILOSOFIA Y LETRAS

Ante el brutal asesinato de Carlos Cuevas

¡Alto a los asesinatos y la represión a los luchadores sociales!

En la noche del 26 de octubre, el estudiante y activista de la Facultad de Filosofía y Letras, Carlos Sinuhé Cuevas fue asesinado con 16 balazos por la espalda en la cercanías de su casa y posteriormente su cuerpo fue arrojado en la carretea de Topilejo al Sur del Distrito Federal. Este asesinato es el desenlace de una serie de amenazas que el compañero recibía desde el 2009 cuando fuera parte de la solidaridad con la lucha del SME; en la lucha por la gratuidad de la educación; o siendo parte del impulso de asambleas por las demandas de comedor y copias subsidiadas y, más recientemente, como parte de la lucha contra la militarización y la represión en la UNAM.

Desde la LTS y la Agrupación ContraCorriente nos solidarizamos con el dolor que embarga a la familia del compañero, repudiamos este brutal asesinato y exigimos su esclarecimiento, juicio y castigo a quienes resulten responsables. Junto a ello, nos sentimos hermanados con sus compañeros y la comunidad universitaria, ya que hemos perdido a un compañero que fuera parte de la Huelga de la UNAM que defendió la gratuidad de la universidad y un ser humano comprometido y solidario con las luchas populares.

Hoy es necesario salir a las calles a gritar con determinación que ¡si tocan a uno nos tocan a todos! Debemos multiplicar las acciones de lucha (como el bloqueo de Insurgentes y el paro de Filosofía y Letras que se realizaron el jueves 27), y movilizarnos para que este asesinato no quede impune y no vaya a parar al archivo y conteo rutinario de víctimas de la militarización y la barbarie capitalista.

Hay que recalcar que este brutal asesinato se inscribe en el marco de la “guerra contra el narco” de Calderón que, a través de la militarización del país y el fortalecimiento e impunidad de los cuerpos represivos, ha propiciado la desaparición forzada de 25 mil personas, la cárcel y asesinato de cientos de luchadores sociales, los impunes feminicidios y juvenicidios, las 120 mil personas desplazadas y las ya 60 mil muertes. Es fundamental que la reacción frente a este asesinato se oriente a fortalecer la lucha por un movimiento estudiantil que sea parte de un gran movimiento nacional contra la militarización, junto a los trabajadores y demás sectores populares, que se de el objetivo de sacar al ejército de las calles, la disolución de los cuerpos represivos y grupos paramilitares y ponga en pie comites de autodefensa.

A la par de esto, hay que recalcar que en el contexto del clima represivo y reaccionario contra los trabajadores y el pueblo, de violaciones a derechos humanos y de recorte a libertades democráticas que impera en el país, este asesinato muestra que la violencia contra los activistas ya permea también al interior de la UNAM. Los casos de estudiantes desaparecidos, los ataques a investigadores universitarios, el hostigamiento policíaco a los activistas, cuentan con la complicidad de la rectoría. Por ello los estudiantes, trabajadores y académicos debemos rechazar los “Convenios de Asesoría y los manuales de protección y seguridad universitaria” que Narro, las autoridades y hasta la dirección sindical del STUNAM aprobaron junto a las instituciones que son responsables de la militarización y las muertes de esta “guerra”. Ya que con el pretexto de garantizar la “seguridad”, se están profundizando las medidas antidemocráticas y represivas contra la comunidad universitaria y contra la organización estudiantil independiente. Los estudiantes y trabajadores de la UNAM somos rigurosamente vigilados y atemorizados por un sistema de cámaras que, lejos de servir a la “seguridad”, tiene como objetivo el control de la comunidad universitaria.

Es necesario impulsar una gran lucha unificada contra estas medidas, que buscan amedrentar y desarticular la lucha estudiantil, y la resistencia de los trabajadores y académicos. Esta pelea hay que ligarla a la lucha contra la militarización del país, el recorte a las libertades democráticas y violaciones a derechos humanos producto de la antidemocracia del régimen; así como a la lucha por la defensa de la educación pública y la transformación de la universidad al servicio de los que menos tienen, y contra el ataques a las conquistas de los trabajadores. Pongamos en pie un movimiento estudiantil combativo que colabore en la conformación de un gran movimiento nacional contra la militarización que exija la vuelta de los militares a sus cuarteles, la salida de los cuerpos policíacos de la UNAM y que tome en sus manos la organización de la autodefensa de las organizaciones y activistas.

¡Si tocan a uno tocan a todos!

¡Esclarecimiento, juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales del asesinato de Carlos!

¡Impulsemos acciones de lucha y un movimiento contra la militarización del país y contra la represión a los luchadores sociales!

LIGA DE TRABAJADORES POR EL SOCIALISMO

AGRUPACION ESTUDIANTIL CONTRACORRIENTE

28/10/2011