Algunas notas tras el #18F: polarización (corporativo-electoral), régimen e izquierda

Publicado: febrero 20, 2015 de Demian Paredes en 2015, Actualidad, Centroizquierda, Debates, FIT, Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Kirchnerismo, Peronismo, Sindicatos

fiscale-marcha-18f

1.

La marcha de los fiscales –aunque la lluvia jugó en contra de una mayor participación; y a favor de darle alguna clase de “imagen” mística– no concitó ni cantidad (entre 70 mil y 90 mil personas en la Capital Federal) ni calidad (notoria y significativa ausencia de algún sector de la juventud) en su asistencia. Como planteamos en un post anterior (previo a la marcha), a diferencia del conflicto con la burguesía rural de 2008, el kirchnerismo en este caso no tocó ningún bienhabido “derecho económico” de los sectores capitalistas –“la multitud” de Infobae–, y sí cometió toda clase de torpezas que fueron aprovechadas por la corporación opositora mediática para agitar “la necesidad” de marchar. Pasado el chubasco –tras el griterío histérico del oficialismo y de Carta Abierta, promotores de la teoría del “golpe blando” o “suave”– el kirchnerismo busca ahora redoblar la apuesta y prepara una marcha en apoyo a CFK para el primero de marzo. Se mantiene así la estrategia de polarizar (de posar) para las tribunas…

2.

Desde el punto de vista estructural, la gran crisis de 2001 que sufrió la burguesía, el hundimiento de la UCR, fue el pivote sobre el que se asentó “la anomalía” kirchnerista; esto es, la absorción –en clave restauradora– de las demandas simbólicas que se expresaban ya desde las luchas de los ’90 (DDHH, por ejemplo) vía la proyección estatal, junto a la cooptación de organizaciones y referentes de luchas sociales –además de la burocracia sindical–, ocupando el centro de la escena política. Esta situación de conjunto se mantuvo no sin contradicciones (mostrando la hilacha numerosas veces, en represiones a conflictos obreros y populares, de Kraft a los Qom, pasando por las tomas de tierra del Indoamericano, donde reprimieron conjuntamente la Metropolitana y la Federal, además de la desaparición de Julio López y Luciano Arruga, por mencionar los casos más emblemáticos en el terreno de los derechos humanos…);  y hoy, se puede decir, asistimos a un proceso orientado hacia el centro(derecha) de todas las fuerzas políticas: desde el “peronista progre”(?) Pino Solanas, que está –tras el malogrado acuerdo FAUNEN– tejiendo alianzas con Massa, pasando por Libres del Sur, que juega a dos y tres bandas en diversas provincias (con el Pro, el PJ en Salta, etc., como bien le señaló el Chipi Castillo in your face a Victoria Donda), los radicales (que van con todos –alquiler para toda ocasión–) y el mismo FpV, que no tiene otro candidato con chances más que Scioli (un “político” proveniente de la más pura “cultura” menemista).

En síntesis, se mantiene la crisis del régimen bipartidista que gobernó por 50 años, y al que le implosionó su pata radical en 2001. De ahí la fluidez constante de alianzas y rupturas entre todas las fuerzas patronales, desde el radicalismo, el peronismo y hasta el mismo proyecto kirchnerista, que luego de la “transversalidad” y “concertación plural” terminó adoptando como hijos pródigos a gente como… Scioli y Milani.

3.

Junto a esto, lo que prima en lo inmediato es una “guerra de corporaciones”, cruzadas en su interior por la polarización política en curso: un sector de la corpo judicial contra el gobierno; un sector de la corpo de espías (los desplazados Stiuso y Cía.) contra el gobierno; ¡la corpo sindical! los sindicatos del transporte contra el gobierno (las reglamentaciones contra la OIT sobre el derecho a huelga en dicho rubro, los acuerdos con China), que harán un paro el 31 de marzo; y hasta las alicaídas patronales rurales, que, dicen, harían nuevas luchas… Una “guerra” donde, como han dicho algunos análisis en blogs K, habría un 20% de oficialistas, un 20% de opositores acérrimos (los que marcharon), “minorías intensas”… y un 60% que estaría, pasivo, “a la escucha de propuestas”.

4.

Desde esta perspectiva, la crisis superestructural ha dejado, en la coyuntura –tal como lo ha visto bien un blog peronista oficialista, pero no K–, un profundo desprestigio de las instituciones: desde la presidenta, pasando por el Poder Judicial (los fiscales, que además contaron con el moyanista Piumato en cuanto a la organización del #18F), hasta los espías (sea bajo el nombre de la SI, sea ahora como AFI). (Dice el blog de Abel, recién mencionado: “el principal efecto del “caso Nisman” es un profundo cuestionamiento de la mayor parte de la población al gobierno, a la Justicia, a toda la dirigencia argentina por no ser capaces de darle una explicación convicente de qué pasó con esa muerte.”)

¿Cuánto perdió el kirchnerismo en esta crisis? No lo sabemos con exactitud… Al menos, pareciera que no perdió significativamente por derecha, aunque haya reforzado el rechazo de los sectores de clase media alta y clase alta (burgueses), que marcharon el pasado miércoles (con una alta cantidad de “presidenciables”… mimetizados –miserablemente– como “un ciudadano más”). ¿Resignificó Carta Abierta, con las declaraciones, críticas y cartas alguna clase de “épica K”? Probablemente no. ¿Y la burocracia sindical de Caló y Yasky? ¿Cuántas asambleas hubo, cuántos trabajadores se pronunciaron en defensa del gobierno de CFK? No se sabe (sí de gremios que se diferenciaron y no apoyaron ni el #18F ni al kirchnerismo). Por todo ello, la izquierda tiene una oportunidad, enorme, de surgir en este momento, en esta guerra de desgaste y polarización desatada entre gobierno y opositores (derechistas), como una clara voz, independiente de los dos bandos en pugna, de los trabajadores, la juventud y sus luchas.

A esta tarea estamos abocados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s