Carta a Cristina Fernández: Sra. Presidenta: ¿qué le pasa con los extranjeros?

Publicado: octubre 22, 2014 de Demian Paredes en 2014, Actualidad, Debates, Kirchnerismo, La Izquierda Diario

Leemos hoy en La Izquierda Diario:

* Carta de Dora Franco, empleada doméstica paraguaya residente en Argentina.

Como inmigrante entré a la Argentina hace más de 40 años a trabajar como empleada doméstica, y no con la intención de robarle a nadie. Pasé por quintas de San Isidro, edificios lujosos de Barrio Norte, la Recoleta y una que otra vez me llevaban a la Costa Atlántica o a Punta del Este a servirles y cuidar de niños y ancianos de patrones ricachones.

Con todos los gobiernos lo mismo, cada vez que había un problema en la economía vuelve la misma canción; que les quitamos el trabajo a los argentinos, que usamos los hospitales y las escuelas, que somos delincuentes ilegales.

Sra. Presidenta: todo me lo gané trabajando, como miles de inmigrantes que día tras día hacemos los peores trabajos, esos que nadie quiere hacer ,nos llaman la servidumbre y los que más informalidad tenemos a la hora de la ley ,no hay ley más que la que al patrón se le antoje.

A duras penas pude ir viendo crecer a mi hijo, porque siempre me encontraba limpiando paraísos ajenos .En esos lugares sí que estaban los ladrones más grandes que vi en mi vida, los de guante blanco.

Ayer me encontraba en mi cama con los dolores de cintura que acarreo de toda la vida y la escuché en la cadena nacional.

Déjeme decirle que estoy muy indignada por su iniciativa de ley de expulsión de los extranjeros con el rótulo de narcos o delincuentes y que seamos el mal de todos los males.

Usted se ataja diciendo que es descendiente de inmigrantes pero parece que se ha olvidado todo lo que hicimos por este país.

No me quiero imaginar lo que se vendrá después de este proyecto de Ley. Ahora los Berni, los patrones tendrán más poder para criminalizarnos por cualquier situación y por portación de cara y de voz distinta vamos a sufrir una indiscriminada cacería y un juicio de valores con su consentimiento. Ahora, el Estado que muchas veces nos persigue y discrimina, podrá expulsarnos inmediatamente, sin derecho a juicio alguno y prohibirnos el retorno por 15 años. ¿Eso piensa hacer con los sin trabajo o sin techo que desesperados cortan una ruta?

Construí toda mi vida aquí y ni siquiera todavía puedo jubilarme a mis 68 años no entro en la moratoria actual, todo por ser extranjera que siempre estuvo en negro. No hay ley que nos ampare, aunque sí la de las otras, las que nos maltraten cada vez mas.

 

comentarios
    • Anselmo dice:

      Y si te leés esto?
      (…) Cabe recordar que miles de detenidos son liberados por hallarse inocentes, después de purgar años tras las rejas sin condena. Lejos de ser una “puerta giratoria”, la Justicia resulta expeditiva a la hora de encerrar a jóvenes pobres de las barriadas más humildes, que constituyen la predominante mayoría de los detenidos. Al parecer, el proyecto del nuevo código persigue la finalidad de extender los “logros” de Scioli.

      La campana xenófoba lanzada por el secretario de Seguridad Sergio Berni actuó como lobby, poniendo sobre el tapete la deportación exprés de los extranjeros, uno de los aspectos más reaccionarios que pretende incorporar el nuevo código. Según el Artículo 35, “podrá aplicarse (la suspensión del juicio a prueba) respecto del extranjero en situación irregular en el país que haya sido sorprendido en flagrancia de un delito… o imputado por un delito de pena privativa de la libertad cuyo mínimo no fuere superior a los tres años de prisión”. De la letra se desprende que los extranjeros no tienen los mismos derechos formales que los ciudadanos nativos que cometen delitos menores, los que pueden suspender el juicio a prueba optando por penas de trabajo comunitario (probation) u otras medidas anteriores a la prisión.

      El carácter “irregular” del inmigrante en aras de resolver la deportación quedaría a criterio del juez, en oposición a derecho de los migrantes y todas sus prerrogativas sostenidas en el programa Patria Grande, basado en la libre circulación de personas en países del Mercosur. Presentada como la Meca progresista para la integración latinoamericana, la pretendida “ampliación de derechos” de la Ley de Migraciones 25.871 abreva en un relato que muere en la arbitrariedad de los jueces.
      La adición de la “flagrancia” resulta un tópico hecho a la medida de la policía para “plantar” pruebas, pasando encima a ser testigo de cargo, proporcionando así todas las herramientas necesarias acorde a su “olfato” para la detección de delincuentes por portación de rostro.
      (…)
      http://www.laizquierdadiario.com/El-Codigo-Procesal-Penal-Cristina-y-Bonaparte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s