#Donnelley: CFK busca legitimar “por izquierda” la Ley antiterrorista

Publicado: agosto 14, 2014 de Demian Paredes en 2014, Actualidad, Capitalismo 100%, Cipayismo nac&pop, Debates, FIT, Kirchnerismo, Movimiento Obrero, Peronismo, Represión K, Sindicalismo de base, Sindicatos

53ed397958bc5_510x339

El discurso presidencial, en lo respecta a los anuncios de “denuncia penal ante la justicia federal por alteración al orden económico y financiero” a la empresa Donnelley –quien pidió la quiebra fraudulentamente y abandonó su planta de la Zona Norte del GBA– tiene dos objetivos: el más “táctico”, el inmediato, el de la coyuntura, es el de seguir posando de “luchadores contra los buitres”, al denunciar penalmente a la empresa multinacional que dejó nada menos que a 450 trabajadores en la calle. Y al mismo tiempo, actuar ante la decisión de la asamblea de trabajadores de ingresar y mantener la producción de la planta: el gobierno les asegura que deben esperar, mansos y tranquilos, a que otro empresario quiera alquilar o comprar la planta recién abandonada. (Y vemos acá al kirchnerismo actuando en dos “modalidades” ante importantes luchas obreras, con el fin de dividir la unidad que se viene dando en ellas: ante Lear integrando la “santa alianza” reaccionaria de la empresa y la burocracia sindical, golpeando duro; con Donnelley, denunciando a la empresa y “garantizando” el trabajo, como un “policía bueno”.)

La segunda cuestión es que, estratégicamente, lo que hace el kirchnerismo, posando “por izquierda”, como “antiimperialista”, es legitimar una ley tan reaccionaria –a la medida de las “cruzadas” guerreras de los gobiernos de Estados Unidos– como la Ley antiterrorista, votada por todo el oficialismo y socios hace muy poco.

Es decir, se legitima una ley que hoy puede ser una denuncia contra empresarios, banqueros y especuladores financieros, pero que mañana puede significar, en concreto, su utilización para la represión a toda lucha obrera y popular que “altere el orden económico” de los capitalistas: una toma de tierras, un piquete, un corte, una toma de fábrica (con o sin dueño)… todo esto (y cualquier medida de acción directa), virtualmente, entrará en la esfera de “delitos terroristas”, pasibles de ser denunciados, judicializados/penalizados, y, por supuesto, reprimidos por la “fuerza pública”.

Así como el gobierno y el Estado disponen de la burocracia sindical para mantener “en orden” a la clase trabajadora (sea “pacíficamente”, o violentamente), también usa a los ministros, jueces y a las fuerzas de choque (policías, Gendarmería) para enfrentar las situaciones de crisis social y lucha de clases. Aunque la experiencia de control obrero de Donnelley recién comienza, podemos ver en estos hechos todo un despliegue de acciones por parte del kirchnerismo, para posicionarse tanto en la coyuntura como estratégicamente a mediano y largo plazo –en un momento signado por complicaciones económicas domésticas y externas, y por conflictos obreros–, fortaleciendo el aparato estatal y el bonapartismo. Por todo ello hay que denunciar la ley antiterrorista y exigir su anulación.

Ante esto, se hace más importante aún, como polo de reagrupamiento de la vanguardia obrera luchadora, la juventud combativa y la izquierda, el Encuentro de trabajadores en lucha del sábado 16 en la puerta de Donnelley.

comentarios
  1. […] Paredes denuncia CFK busca legitimar “por izquierda” la Ley antiterrorista. Fernando Rosso, un poco más sutil, escribe R.R. Donnelley y el nuevo momento bonapartista. Su […]

  2. Udi dice:

    Uff, ya casi desesperaba, pero en el anteúltimo párrafo apareció “bonapartismo”. Asi si, seguimos cumpliendo la mprescindible acción pastoral.
    Saludos, DP !

    • Ay, Udi!, cómo les jode a los peronistas que les llamemos bonapartistas… Eso sí: uds. siempre argumentan que usamos una “cosa vieja”, de Marx, “eurocéntrica”, del siglo XIX y no sé cuántas cosas más…
      Más allá de la vigencia de teorizaciones, categorías políticas, etc. de Marx, Trotsky, en México, acuñó el término “bonapartismo sui generis” para analizar la situación del imperialismo, las “burguesías nacionales”, la clase obrera y las masas. Lea un poquito, quiere?
      http://ceipleontrotsky.org/Los-sindicatos-en-la-era-de-la-decadencia-imperialista-374

      Y luego seguimos el debate,
      saludos
      DP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s