#Lear y #EmFer, dos postales menemistas del kirchnerismo y la defensa bloguera de la represión de Gendarmería

Publicado: julio 9, 2014 de Demian Paredes en 2014, Actualidad, Bloguerías K, Burocracia sindical, Capitalismo 100%, Cipayismo nac&pop, DDHH, Debates, FFAA, FIT, Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Kirchnerismo, Movimiento Obrero, Peronismo, Represión K, Sindicatos

Represion-Panamericana_CLAIMA20140708_0112_28

El lunes, represión a los trabajadores de EMFER que estaban en protesta contra el vaciamiento de la empresa; el martes, represión al corte de los trabajadores y la izquierda contra los despidos de la patronal “buitre” Lear. Dos postales que muestran la decadencia del kirchnerismo, y cuál es la realidad del tan cacareado “Estado presente” que postula alegremente la progresía K: la Gendarmería reprimiendo duramente las protestas obreras. ¿Y acaso puede extrañar? Si el gobierno insiste y está completamente dispuesto a pagar millones de dólares a todos los buitres, al famoso 7% que litiga legalmente y al 93% que no (los que entraron en los “canjes” de deuda), también puede mandar su ayudita (Berni &Cía.) para la patronal de Lear, una autopartista cuyos propietarios son buitres y despidieron nada menos que a 100 trabajadores y suspendieron a otros 100 (cobrando nada: el 0% del salario).

A lo que ya han escrito compañeros en sus blogs (ver acá, acá y acá), quiero sumar en este post algunos comentarios sobre los blogs K y P, quienes –muy pocos, en verdad– han tocado el tema.

Por un lado estuvo el inefable (y ex bloguero K) Lucas Carrasco posteando la represión, la protesta en repudio de Callao y Corrientes y la oposición del Movimiento Evita al accionar represivo. Por otro el massista Omix chamuyando supuestas diferencias entre el FR y el FPV, cuando en realidad es al revés: Massa no pudo –ni puede– siquiera soportar el corte de los vecinos de Gualeguaychú contra Botnia, y Kunkel está dispuesto a modificar el proyecto de una “ley antipiquetes” para consensuar con la oposición derechista para que se acuerde, vote y salga. Todos, kirchneristas, massistas, del Pro y radicales acuerdan en que no haya piquetes ni luchas. Y el blog El aguante populista sueña con una (imposible) “democracia judicial-procedimental”: un país donde cada protesta se anuncie en alguna “mesa de entradas” y sea habilitada(?), y donde, cuando un Gendarme o “representante de la ley” sea agredido por un manifestante no haya represión, sino un inicio de querellas legales ante el Estado… (Evidentemente este bloguero sueña y no ve las noticias… ni siquiera las de Canal 7)

Finalmente, quienes dieron la nota (más derechista) fueron Gerardo Fernández –en un comentario– y Artemio López. El primero diciendo “quienes apoyamos al gobierno pero además abogamos por otro tipo de resolución de los conflictos debemos estar dispuestos a pagar el costo de que los troskos corten y hasta La Nacion nos corra por izquierda. No se puede cortar rutas, y si lo hacés bancate las consecuencias”. El segundo señalando, feliz, casi risueño, el “acierto de Sergio Berni avanzando contra la camándula escarlata.” Así es como renuncian de fácil estos blogueros a las banderas “progres” K: ¿te despiden, te suspenden en el laburo? Jodete, paciencia, esperá tranquilo a (que no haga nada) algún alcahuete de la CGT-Caló, y, si protestás y te manifestás, bancate los palos, gases y balas…. Artemio López incluso saluda el discurso macartista de Berni, quien ataca a los diputados del FIT, Christian Castiilo y Néstor Pitrola, y hasta posa de “demócrata”, pidiendo apurar leyes que “regulen” los piquetes… Pero la realidad es que, en los hechos, se ha impuesto la línea (menemista) de desalojar piquetes, reprimiendo en las rutas y fábricas. Represión en los hechos, sin ley.

Y sin embargo esto ha generado la protesta de todo un amplio sector, político y social, del sector “progre” o “de izquierda” del kirchnerismo: desde el CELS de Verbitsky, pasando por sindicatos –la CGT-Moyano, el Subte, UTE, el semi-opositor/semi-K Facundo Moyano se hizo presente en la carpa de los trabajadores al comienzo de la Jornada nacional de protesta por Lear…– hasta el mismo Movimiento Evita del Chino Navarro (quien estuvo presente días previos en la fábrica, junto a otros diputados provinciales, entre ellos Chipi Castillo). La valiente y firme decisión de lucha de los trabajadores y su CI –quienes enfrentan, como estamos viendo, la santa alianza de la patronal, la burocracia sindical y el gobierno, con su Estado–, y la solidaridad del sindicalismo combativo, los estudiantes y la juventud, el PTS y otros partidos de izquierda –y de otros países–, y el ponerse al frente de compañeras y compañeros como Vicky Moyano (nieta restituida) y Charly Platkowski, generaron una amplia solidaridad –que ya venía expresándose, desde el Encuentro Sindical Combativo– y declaraciones de repudio a la represión de importantes figuras, como la Asociación Ex Detenidos y Desaparecidos y Pérez Esquivel (y hasta Página12 tuvo que dar cuenta de la represión y las críticas del CELS; y la TV Pública, que el lunes zocaleó sobre EMFER “incidentes con la policía”, ahora con Lear tuvo que admitir que hubo “represión”…).

Como decía al comienzo: postales menemistas. (O si quieren, a tono mundialista: los K garantizan –a las patronales– orden y progreso…) Ante las complicaciones económicas (“enfriamiento” de la economía; pelea legal con los fondos buitre) y políticas (caso Ciccone, con Boudou implicado), el gobierno kirchnerista se asume como partido del orden (ese “pragmatismo populista conservador” que Artemio López decía rechazar –por piantavotos–), y lleva la coyuntura política lo más a la derecha que puede –y ya estamos viendo cómo rechinan varios engranajes progres, se separan del gobierno y no lo apoyan–.

Por supuesto, el camino de la izquierda clasista, del PTS, es otro: desarrollar un “trabajo de Sísifo”, conquistando y avanzando, luchando –y a veces perdiendo, retrocediendo– posiciones en el movimiento obrero.

Como dijo Chipi Castillo, los trabajadores de Lear no están solos.

Nuestra lucha es para que la crisis la paguen los capitalistas.

Como plantea la última editorial de La Verdad Obrera: Cada militante, cada obrero, cada estudiante, tiene que tomar esta lucha en sus manos. Apoyando los piquetes, trabajando el fondo de lucha, sumándose a las actividades solidarias, exigiendo el pronunciamiento de sindicatos y comisiones internas, nacionalizando la campaña, movilizándose. Haciendo carne las palabras de las obreras despedidas: “No vamos a bajar los brazos”.

comentarios
  1. Un asunto al margen: no hay un 7% de los guitres litigando, es menos del 1%. Por dos razones: a) Un sector de ese 7% “ahorra” los caros costos del litigio, esperando que haya precedente y b) buena parte del 7% ya vendió sus bonos a las mismas empresas que entraron en el 93%; así, digamos, minimizan la posibildad de pérdidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s