Un cambio del régimen social en su conjunto

Publicado: mayo 5, 2014 de Demian Paredes en 2014, Camaradas, Debates, FIT, Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Juventud, Movimiento Obrero, Trotskismo

Leemos al Chipi Castillo, diputado bonaerense del PTS/FIT en Miradas al Sur:

La llegada al poder político de una fuerza como la que expresamos desde el PTS y el Frente de Izquierda solo puede darse en el contexto de un alto nivel de desarrollo de la movilización obrera y popular, que permitiera quebrar los mecanismos de dominación de la burguesía y reemplazar el actual aparato de estado apto para garantizar la explotación capitalista por otro que exprese el poder de la amplia mayoría de la sociedad compuesta por el pueblo trabajador, para realizar un cambio del conjunto del régimen social: el reemplazo de gobiernos que de una u otra manera gerencian los negocios de los empresarios por un gobierno de los trabajadores. Es solo de esta forma que podríamos terminar definitivamente con la dependencia y el atraso que caracterizan a la economía nacional. Un gobierno de trabajadores establecería un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar. Terminaríamos con todas las formas de precarización del trabajo e impulsaríamos la nacionalización bajo gestión obrera de los recursos estratégicos de la economía, para comenzar a organizar el funcionamiento económico bajo un plan debatido y decidido democráticamente por los trabajadores, tendiendo a una reducción paulatina de la jornada laboral sin afectar el salario. Las minas, el gas, y el petróleo dejarían de estar en manos de empresas imperialistas, y su explotación se realizaría de acuerdo a criterios que no afectaran las condiciones de vida de las poblaciones involucradas ni provocaran perjuicios irracionales sobre el medio ambiente (como ocurre actualmente), mientras avanzamos hacia un cambio en el paradigma de producción energética. Los recursos generados por la producción agrícola y ganadera pasarían a estar destinado en su totalidad a satisfacer las necesidades obreras y populares. Comenzaríamos con la expropiación de las tierras de los 4.000 principales propietarios que hoy concentran la mitad de las que se utilizan para este tipo de producción en el país. No pagaríamos un peso más en concepto de deuda externa (ya pagada hasta el hartazgo) y nacionalizaríamos la banca y el comercio exterior, para que también sean gestionadas por sus trabajadores. Pondríamos como prioridad la realización de un plan de viviendas para dar satisfacción a esta necesidad que hoy aflige a tres millones de familias en todo el país. Nacionalizaríamos el sistema de salud y aumentaríamos sustancialmente los recursos a él destinado, terminando con el lucro en el sistema sanitario y con una medicina de calidad para los ricos y otra con carencia de recursos para el resto del pueblo. También separaríamos definitivamente la Iglesia del Estado, terminando además con el control confesional de parte del sistema educativo, que sería público y laico en su totalidad. Estableceríamos además el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Estableceríamos que todo funcionario político gane lo mismo que un trabajador promedio y que sus cargos sean revocables por sus electores, terminando con el actual criterio donde el poder político y el judicial son ejercidos por una casta que tiene un nivel de vida privilegiado, acorde a la planta gerencial de una empresa capitalista, que los aleja de las condiciones de vida de la gran mayoría.
Todo esto implicaría una transferencia de recursos que hoy son manejados por el capital extranjero y sus socios nativos a manos de la clase obrera, implementando una democracia de los trabajadores, infinitamente superior a la que hoy existe, donde el pueblo trabajador solo puede votar cada dos o cuatro años mientras los monopolios y los funcionarios políticos a su servicio “votan” todos los días que se hace con los recursos económicos.
No somos ingenuos y sabemos que la implementación de este programa deberá vencer la resistencia de quienes van a ver afectados sus privilegios, por eso decimos que solo puede ser logrado con un alto nivel de movilización y organización de los trabajadores, los estudiantes y el conjunto de los sectores oprimidos de la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s