Stand up(s), paro general, piquetes e izquierda clasista

Publicado: abril 10, 2014 de Demian Paredes en 2014, Actualidad, Burocracia sindical, Debates, FIT, Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Kirchnerismo, Movimiento Obrero, Peronismo, Sindicalismo de base, Sindicatos, Trotskismo

????????????????????????

1.

El stand up se puso de moda, parece (en una coyuntura signada por elementos reaccionarios como los #Linchamientos –como hemos analizado y discutido acá y acá en este blog–, el discurso anti-piquetes del kirchnerismo, y el plan de “emergencia en seguridad” de Scioli en la PBA).

Los shows de stand up –o, si prefieren, conferencias de prensa– opositores (Moyano y Barrionuevo) y oficialistas (Capitanich) dejaron, en el marco del parazo de este #10A –una contratendencia a los elementos reaccionarios-derechistas de la coyuntura–, una clara muestra del poder estratégico de la clase trabajadora para poder detener la marcha del país (burgués). Como una “prefiguración” del poder de lo que se ha llamado huelga metropolitana (la que combina la paralización de los servicios estratégicos del transporte: colectivos, trenes, subtes, aviones, “logística”, etc. con otros servicios –las empresas de teléfonos, los colegios– y la industria), esta vez, a diferencia del #20N de 2012, la incorporación de la UTA al paro llamado por la CGT “opositora” (ahora ex K) demostró la fuerza de la “posición estratégica” (John Womak Jr.) que tiene el proletariado en su manejo de los resortes fundamentales del funcionamiento de la economía. (Esto vio por ejemplo Rosendo Fraga hoy: “Lo más novedoso [del paro] es la participación activa del sindicalismo “clasista y antiburocrático”, organizado como fuerza nacional en marzo de este año y que, antes de que Moyano y sus aliados definieran la fecha, ya habían convocado su primera protesta nacional con movilizaciones y cortes de ruta en todo el país, para el 9 de abril. […] El sindicalismo opositor peronista ha aportado el paro y el clasista, los piquetes. El primero destaca la decisión de los trabajadores de sumarse al paro relativizando la importancia de los cortes de rutas, y el segundo – en cambio- destaca la importancia de la movilización.”)

A nivel nacional, el paro también se expresó fuertemente.

2.

Ahora bien, desde el punto de la dirección política, el paro general de hoy pretendió, por obra de la política de las burocracias de los sindicatos convocantes, que se unan dos elementos de pasividad conservadora, al llamar al paro como uno no-activo (sin movilización, ni tomas ni piquetes) junto con el reclamo (de tintes clasemedieros) por “la inseguridad” (lo que le hace el caldo gordo a la política de “vigilar y castigar” de Scioli-Granados). Hay ahí una coincidencia –y un leve cambio en el discurso de todas las fracciones y tendencias políticas burguesas–, al condenar el paro activo y los piquetes, camuflándose en la aceptación “como derecho constitucional” (que debería ser ejercido “sin violencia”) de la huelga. (Por eso los radicales, Massa, los K y todos tuvieron que aceptar la contundencia –a nivel de las grandes masas trabajadores, y por “acción-pasiva”, si cabe decirlo así– del paro.) Pero no los piquetes y cualquier otra medida de acción directa. A fin de cuentas, esto no es raro: todo el establishment político, periodístico y sindical (con su profundamente conservadora, como se expresa cuando Barrionuevo arremete contra los pobres, acusándolos de recibir “planes descansar”; o cuando dice que los desocupados y los trabajadores en negro “son un problema del Estado” –en una posición de “aristocracia obrera”, corporativa, cerrada hacia el conjunto de la clase y sus sectores más pauperizados–) apuesta a que el fin de ciclo kirchnerista se resuelva dentro de los marcos del sistema, reordenándose camino a las elecciones presidenciales de 2015. (De ahí que Moyano, Barrionuevo y Micheli no busquen ninguna continuidad con las medidas de lucha, ya que están en la rosca política de los realineamientos dentro y fuera del peronismo; además de que, por su parte, según los medios oficialistas, el gobierno kirchnerista subiría el piso del mínimo no imponible del salario obrero, como una medida para intentar “dar respuesta a los reclamos y necesidades”, para intentar aquietar las aguas…)

3.

También, lo que ha dado cuenta la prensa, incluso la internacional (ver acá y acá), es la participación activa de la izquierda, especialmente la trotskista, nucleada en el FIT (y el PTS en particular), antes y durante el paro, en importantes sectores de la industria y los servicios, desde las asambleas de base hechas previamente, con debate, votación y mandato para hacer el paro activo (y para sumar consignas diferentes a las de la burocracia sindical moyano-barionuevista-michelista, quienes no pusieron el reclamo por la absolución de los trabajadores petroleros de LasHeras), el Encuentro Sindical Combativo de Atlanta, hasta la concreción del #10A, desde temprano, con la huelga y los piquetes para garantizar la fuerza y contundencia del paro (cuestión, por otra parte, que lleva al chicanerismo barato de alguna bloguería K y P, enojada con la izquierda –ver acá, acá y acá, por ejemplo). También el bloguero Abel lo afirma: “Moyano y Barrionuevo están mostrando al gobierno, y a los que aspiran a serlo en 2015, que con la adhesión de los gremios del transporte, sus aparatos gremiales y los de los troskos, están en condiciones de parar la mayoría de las actividades”. (Claro que Abel, reconociendo el poder del paro y los piquetes, no menciona que este accionar de frente único en el paro tiene dos políticas muy diferentes, opuestas: las burocracias sindicales jugando para algún sector patronal, y la izquierda levantando una perspectiva de lucha diferente, combativa y desde las bases, “en medio de un ajuste” –como el propio bloguero peronista lo admite–.)

4.

Hay que señalar también, ante los hechos de la Panamericana, cómo una vez más se evidencia el doble discurso K, ya que la tan mentada “libertad de protesta” y de “derecho a huelga” fue hoy pisoteado con la avanzada de la Gendarmería de Berni y CFK, que trató de impedir, reprimiendo, el corte de los trabajadores de la zona norte.

Y al mismo tiempo, también hay que destacar la respuesta del diputado del FIT, Chipi Castillo, quien le contestó a Capitanich sobre el “piquete nacional”: el Chipi “Aseguró que antes que instalaran el piquete de la autopista Panamericana, donde se registraron incidentes con la Gendarmería, se habían “sumado al paro los 2.500 obreros de Kraft Pacheco y los 1.000 Kraft Victoria (ex Stani), los 3.000 de Ford, la mayoría de los 4.500 de Volkswagen, los 1.000 de la autopartista Lear, los gráficos de Donnelley y Printpack, los 1.500 de Fate, los 10.000 obreros del Parque Industrial de Pilar, los miles del Parque Industrial de Garín”. “El Gobierno miente alevosamente: la inmensa mayoría de los trabajadores se sumaron libremente al paro nacional, tanto en los sindicatos convocantes, como donde los dirigentes pretendieron carnerear”.”

5.

Para finalizar. Como planteó claramente Chipi Castillo en la conferencia de prensa en el Congreso (junto al Poke Hermosilla de Kraft y Claudio Dellecarbonara del Subte), la izquierda y el sindicalismo combativo paramos a pesar de Barrionuevo, contra él y contra toda la burocracia sindical de la CGT y la CTA (y por supuesto también contra la burocracia sindical oficialista, derrotada por haber intentado carnerear el paro, y por subordinarse en las paritarias al techo del 30% en aumentos –aunque hubieran querido, junto al gobierno nacional y la oposición patronal, que hubiera estado más cerca del 25%–).

A fin de cuentas, el paro general ataca la normalidad del país burgués, al mostrar –aún distorsionadamente, como dijimos, debido a la política de la burocracia sindical– la fuerza de los asalariados, lo quiera o no su dirección. Un país “normal”, capitalista, al que apuestan todas las fracciones de la burguesía, incluyendo al kirchnerismo en primer término por supuesto, hacia 2015.

comentarios
  1. raul racedo dice:

    en la sumatoria resultó destacable la división de campos a partir de los cortes.desde todos los medios de comunicación se dejó en claro la no aceptación de la ¨metodología¨ piquetera; incluso buzzi se sumó a la bicicleta del no a los piquetes.

    es obvio que la acción desencadenada por estos mostró su pertenencia a un grado de radicalización mayor al calor de los sucesos ocurridos antes,durante y después de la caída de De la Rua.

    como es lógico, quienes convocaron al paro ocuparon su tiempo en mostrarse contrarios la ¨metodología¨ de los piquetes. y eso es de por si una victoria para estos .porque marcaron una diferencia entre los figurones convocantes y ellos.

    desde este ángulo, fue un gran paro .

  2. Udi dice:

    una clara muestra del poder estratégico de la clase trabajadora para poder detener la marcha del país (burgués). Como una “prefiguración” del poder de lo que se ha llamado huelga metropolitana (la que combina la paralización de los servicios estratégicos del transporte: colectivos, trenes, subtes, aviones, “logística”, etc. con otros servicios –las empresas de teléfonos, los colegios– y la industria), esta vez, a diferencia del #20N de 2012, la incorporación de la UTA al paro llamado por la CGT “opositora” (ahora ex K) demostró la fuerza de la “posición estratégica” (John Womak Jr.) que tiene el proletariado en su manejo de los resortes fundamentales del funcionamiento de la economía.
    Pero, entonces lo que están planificando es un golpe de estado, no una revolución. Ahhh, por ahi cantaba Garay.
    Bueno, éxitos, DP. Seguramente han llegado a la conclusión que el grado de descomposición del régimen ya les permitirá soplar y derrumbarlo.

    • DP dice:

      pero por favor, Udi, déjese de pavadas!!! La discusión -una discusión- es la de cómo la clase trabajadora paraliza -o puede- un país, para demostrar(le a las patronales y a sus políticos) “quién manda en la casa”. Ni más, ni menos.
      DP

    • raul racedo dice:

      udi interpreta que… etcétera. obviamente, es una interpretación.

      pero el asunto pasa por otro lado.

  3. Udi dice:

    Estimados, les envidio la inquebrantable fe . Cuando me visitan los testigos de Je”vá me pasa lo mismo.
    En cuanto a las interpretaciones…bueno, de eso vivimos, de interpretar el mundo y sus confusas y contradictorias señales.
    Saludos !

  4. interpretación? la teoría de la relatividad debe ser una de ellas. o el análisis sobre el desarrollo del cubismo en contraste con el impacto producido por el impresionismo.

    para udi, lo anterior es ¨interpretación¨. quizás el sentido de esa ¨interpretacion¨debió ser dada por la visita de los testigos de jehova¨De ahí el comentario relacionado con los mismos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s