“Chipi” Castillo y la política del Frente de Izquierda: “iniciativas políticas que favorezcan la movilización del pueblo trabajador”

Publicado: noviembre 3, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Camaradas, Debates, FIT, Frente de Izquierda y de los Trabajadores

Leemos en Letra P:

Castillo11(…) ¿Cuál es el desafío inmediato ahora?

Somos una izquierda militante que está constantemente presente en las luchas de los trabajadores y la juventud; no es que solamente aparece entre elección y elección. Ahora tenemos el desafío de utilizar las bancas para apoyar y desarrollar la lucha de los trabajadores y todos los oprimidos, para pelear por conquistar la independencia política de la clase obrera, para denunciar todos los negociados que se hacen a espaldas del pueblo en el Congreso y la Legislatura, y para traducir en un crecimiento de la fuerza militante eso mismo que logramos ahora en el terreno electoral.

¿Cómo se explica que el buen resultado de la izquierda se haya dado a nivel nacional, en varias provincias?

Creo que en parte tiene que ver con que a pesar que el kirchnerismo decía que a su izquierda sólo estaba la pared, bueno, acá había una Izquierda militante que no se fue ni detrás del Gobierno ni detrás de otras variantes patronales. Eso nos permitió ir sembrando políticamente, y a esto se le suman dos elementos: uno es que gran parte de la juventud se siente frustrada, tiene los peores trabajos, estudia y después no tienen salida laboral, ve un mundo capitalista que no va a ningún lado, o mejor dicho que repite las recetas de salvar banco y monopolio y meterle la mano en el bolsillo al pueblo trabajador, y por el contrario ven a un Frente de Izquierda que sostiene posturas claramente anticapitalistas. Los jóvenes están en gran medida en el universo del 50% de la clase obrera que cobra menos de 5 mil pesos. Entonces me parece que nosotros planteamos las reivindicaciones del pueblo trabajador que nadie sostiene. Y además, lo otro que veo es que hay un desencanto en particular con el kirchnerismo. Esto lo habían expresado los trabajadores en el paro del 20 de noviembre del año pasado y esto se continuó. Hay sectores que esperaban que el kirchnerismo haga transformaciones por izquierda y se encuentran con la entrega a Chevron, la apertura del canje a los fondos buitres, con Milani al frente del ejército, con la política de criminalización de la juventud, mano dura, baja de edad de imputabilidad propuesta por su candidato, y en cambio a nosotros nos encuentran defendiendo las banderas de siempre, postulando que en verdad hay que tocarle el bolsillo al poder económico, que es el que hizo la dictadura militar, el responsable del genocidio que sigue teniendo la batuta y después de esta década no cambiaron nada de esto, sino que al revés, este discurso progresista fue la cobertura del poder real que mantuvo el peronismo conservador al frente de las intendencias y las gobernaciones. Esto es lo que se expresa como fenómeno nacional. Obviamente hay especificidades en cada provincia, en cada ciudad, pero esto es lo que pasa a nivel nacional y también tiene repercusiones internacionales: muchos medios reflejaron lo que fue esta elección de la izquierda trotskista en la Argentina, que efectivamente es inédita y muy relevante.

Hasta hace poco era muy difícil imaginar que la izquierda triunfe en una elección. Ahora ya adentro de la Legislatura y el Congreso ¿Qué panorama se abre y cuáles son los objetivos más ambiciosos?

Lo que este triunfo nos plantea es el desafío ahora –teniendo bancas- de ponerlas al servicio de acrecentar nuestra fuerza militante, porque nuestro objetivo es luchar por un gobierno de los trabajadores. Esa es nuestra ambición, y para eso tenemos que construir una fuerza política de una mayor envergadura de lo que somos actualmente. Yo creo que ahora tenemos que mostrar –a pesar de ser una pequeña minoría en estos ámbitos- una capacidad de hacer iniciativas políticas que favorezcan la movilización del pueblo trabajador alrededor de estas demandas. Por ejemplo, uno de los primeros proyectos que queremos presentar tanto a nivel provincial como nacional es la lucha contra todas formas de trabajo precario. Y queremos que esto no sea un proyecto para que lo vayan a cajonear, sino que se transforme en un puntapié para una movilización muy importante, donde vamos a querer articular con sindicatos, comisiones internas, delegados, para plantear y poner este punto en el centro de la agenda. Si vos ves el coloquio de Idea, se planteó la agenda de la gran patronal: por ahí pasaron ScioliMassaDe Narváez,StolbizerBonfatti. Nosotros queremos plantear otra agenda, la agenda de los trabajadores. Ahora, no se trata simplemente de tener un diputado en el parlamento, sino de poder acompañar esto con la movilización. Esa es parte de la tarea que queremos hacer. En Neuquén lo estamos haciendo, repudiando el acuerdo con Chevron, en donde Raúl Godoy estuvo a la cabeza de la movilización y la denuncia; esto vamos a articularlo acá. También vamos a presentar el proyecto para que todo funcionario político cobre lo mismo que un docente y queremos articularlo con los gremios docentes, en particular con los Suteba –que fueron recuperados por las conducciones combativas-. Entonces, creo que esto va a ser un método de trabajo que nos va a caracterizar y a distinguir de todo el resto de los diputados. Nosotros sabemos que no es del contubernio parlamentario con las fuerzas que defienden los intereses del sistema como vamos a lograr los cambios, sino con la movilización; y la orientación que les vamos a dar a las bancas va a estar en ese sentido, hablando con quienes nos votaron, diciéndoles que acá hay que construir una fuerza militante. Ojo, hemos dado avances en este sentido en la campaña. Yo he tenido posibilidad de reunirme con trabajadores de muchas fábricas; en algunos lugares sacamos el 20, 30, 40% de los votos, y decenas de trabajadores por establecimiento militaron la campaña del Frente de Izquierda, cosa que no tiene ninguna otra fuerza política. Esa inserción en las fábricas de este país es un capital político conquistado por la izquierda: a las patronales esto no les gusta, creo que no pueden frenarlo porque la identidad peronista es algo en declive en la clase trabajadora. En los propios espacios políticos son mucho más difuminados. ¿Massa con quién va a ir? ¿Con Scioli a una interna del Frente para la Victoria? ¿Qué es el Frente para la Victoria? ¿Quedará junto, separado? ¿En cuánto se va a dividir? El mismo Massa ¿Con Macri? No están delineadas con claridad ahora cuáles son las coaliciones políticas más allá de los agrupamientos que hoy se dan y que suman concejales, diputados, etc. Todos levantan la cabeza pero ninguno tiene hegemonía sobre el resto. Los políticos, esa casta profesional que vive alejada de los intereses del pueblo trabajador, que ganan decenas de veces más que ellos, que no usan el transporte público, ni la escuela pública, ni el hospital, que no tienen el problema del acceso a la vivienda, bueno, están diseñando sus proyectos: ellos se fueron a presentar como postulantes a gerenciadores de los negocios de los grandes empresarios y nosotros nos postulamos para lo contrario, para ser una gran fuerza política de la clase obrera, con la movilización poder imponer las demandas que señalamos e ir preparando las condiciones para lograr una transformación revolucionaria de esta sociedad.

La nota completa acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s