Nuevo choque de trenes en #Once (imposible tanto cinismo K)

Publicado: octubre 19, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Bloguerías K, Capitalismo 100%, Crímenes sociales, Debates, Kirchnerismo, Movimiento Obrero

Gustavo-Castaing_A20131019_0147_24

Hoy hubo un nuevo choque en #Once, con el saldo de 36 heridos internados, según Página12 (49 heridos dice Clarín, 80 LaNación), incluyendo al motorman –hablamos de un nuevo choque, que se suma al de 2012 en Once (un brutal crimen social que incluso obligó a suspender el tarifazo que se venía), al de Castelar de 2013 y a varios más–.

Y el kirchnerismo, como hizo en todos estos casos, actuó y dijo cosas.

En su actuación, comenzó por mandar a Berni (ministro de Seguridad) y a la Infantería, para cerrar el lugar e impedir el acceso a la prensa y a las (posibles) protestas. Ningún funcionario “civil” dio la cara hasta el momento.

También quedó incomunicado y detenido (“en custodia”) el motorman, para que –oportunamente– “preste declaración”.

Y en sus dichos, el kirchnerismo por supuesto se comportó como cualquier gobierno burgués –sea éste neoliberal o progresista (miren el ejemplo de Brasil)–: culpó al maquinista, macarteó a los trabajadores. Desde mercenarios como D’Elía, pasando por blogueros-tuiteros K (como Gerardo Fernández, feliz de que hubo pasajeros que se embroncaron con el conductor del tren; y otros como Mendieta, que pidió no tirar hipótesis”, en una suerte de “kirchnerismo moderado”(?)), todos prefirieron echarle la culpa al maquinista (Berni en particular, prioriza ahora difundir el testimonio de testigos que acusan al motorman), antes que reconocer que el gobierno entrega millones en subsidios a los empresarios (como Cirigliano –que tiene a su cargo los talleres de “reparación” ferroviaria–) mientras la tan cacareada “revolución ferroviaria” de Randazzo y Cía. es una completa falsedad: mientras seguimos viajando como ganado, y expuestos al peligro constante de accidentes (evitables), los funcionarios y empresarios no “invierten” (este tren no era nuevo, sino una “formación reciclada”), no mejoran el servicio, y se embolsan esos millones en sus bolsillos.

Dicen “década ganada”, pero la pérdida de vidas en choques y accidentes las ponen los trabajadores y usuarios –el pueblo pobre–.

Mientras, los kirchneristas descubren la pólvora y nos dicen –nos quieren hacer creer– que el problema de los ferrocarriles (¿y del transporte en general?) se debe al siguiente “fenómeno”: a una ola de motorman kamikazes, decididos a chocar trenes, para que el gobierno “nacional y popular” fracase en su noble misión de llevar felicidad al pueblo…

Tanto cinismo es insoportable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s