Santos y condenados

Publicado: septiembre 19, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Debates, Iglesia/Religión, Kirchnerismo, LGTB, Mujer, Peronismo

purga

Ya hemos escrito (bastante) sobre el nuevo Papa Francisco, el peronista Bergoglio.

Y debemos hacerlo de nuevo.

Como marcamos (y marcaron muchos otros análisis), no hay ninguna “revolución” ni cambio sustancial en la Iglesia católica y el Vaticano; apenas un “cambio de mando” y, a lo sumo, “de estilo”: el Papa sería “del pueblo”; llama por teléfono a gente necesitada; “rompe protocolos”; reconoce que hay temas espinosos (finanzas, lobbys); les pide a los curas que “vayan al pueblo”, que no se queden encerrados en las iglesias, y hasta admite que la gente proteste en las calles. (Por otro lado, si se pusiera en contra de los miles de “indignados” que se movilizan en Europa y América, marcaría ser un muy mal dirigente y político.)

En síntesis: “flexibilidad táctica” + “intransigencia doctrinal”. Para quienes piensan que el nuevo Papa venía a cambiar las cosas “en serio”… ¡y que hasta respetaba y comprendía la homosexualidad! (con su famosa frase machacada hasta el hartazgo en los medios “¿quién soy yo para condenar a un gay?”), basta con ver las últimas declaraciones –en un largo reportaje para la revista jesuita Civiltá Cattolica–, donde dice que los homosexuales serían “heridos sociales”(?!), y que las mujeres que abortan deben “arrepentirse”, para poder recibir así –junto a los primeros– “la misericordia” de la Iglesia.

El ex Guardia de Hierro asegura “nunca fui de derecha”(!) (eso ni hasta el más massista de los blogueros peronistas se lo cree) y, además, tiene como plan… canonizar a un burgués. En efecto: el empresario Enrique Shaw, primer presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa podría ser canonizado, transformado en “santo” por el Papa.

Así como Cristina Kirchner asegura –y déjenme parafrasear a Bernardo Verbitsky acá– que “villa miseria también es (servicio pago de) DirecTV”, feliz de que, aunque no se erradiquen las villas, los pobres tengan una antena para ver Tv (y los empresarios por supuesto, sus buenas ganancias por el servicio), Francisco y la Iglesia aseguran que Shaw “supera la dialéctica patrón obrero”(!?), y que éste “pensaba el bien de la empresa, el bien común y el beneficio de trabajo para todos, en serio, sin verso político”… O sea: “bienes comunes”… producto del trabajo de los obreros. Qué ponía Shaw para que existan los “beneficios del trabajo”… es un “santo misterio”. (“Misterio” que sólo la teoría marxista de la plusvalía, surgida del análisis y crítica al modo de producción y a las relaciones sociales del régimen capitalista develó hace largo rato…)

Así las cosas, hay coincidencia total entre las políticas (y versos) de derecha del Vaticano y las de la presidenta CFK y demás variantes peronistas y burguesas, santificando explotadores.

 

*   *   *

* Para el libro de Bernardo Verbitsky, Villa miseria también es América, hacer clic acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s