Democracia “blindada” con gases, balas y represión para imponer el acuerdo con Chevron

Publicado: agosto 31, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Camaradas, Capitalismo 100%, Cipayismo nac&pop, Debates, FIT, Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Peronismo, Represión K, Zanon

Leemos en La Mañana de Neuquén

Por Raúl Godoy (*)

52215230f0dd30_322x226.97592337En la nota de opinión publicada en este mismo diario, titulada “Democracia y valentía por sobre los violentos”, el gobernador de la provincia acusa a mi partido, el PTS (al igual que al PO, PCR, PTP), de “violentos” por haber respondido, junto a miles de trabajadores, estudiantes secundarios y universitarios, mapuches y jóvenes, la represión policial que duró casi 8 horas, el pasado 28 de agosto. Porque fueron miles, y no “un grupo mínimo de los manifestantes”, los que resistieron durante horas la represión.
Esta acusación, que no puede ser catalogada de otra forma que puro macartismo, tiene el objetivo de ocultar, por un lado, la brutal represión policial a los miles que marchamos, y por el otro, el escandaloso acuerdo entre la Provincia e YPF al servicio de Chevron, votado en una Legislatura “blindada” de policías, vallas, carros hidrantes y perros. Votación que, tampoco dicen, fue concluida “en particular” de manera “exprés”, a las 00.30 del jueves 29, en una votación que duró 16 minutos, y que debería haberse realizado, según lo acordado previamente en Labor Parlamentaria, a las 15. Pero no quisieron que estuviera presente ninguno de los 7 diputados de la oposición que nos retiramos porque nos negamos a discutir con la Policía rodeando la Legislatura y disparando a la gente afuera, y que habíamos anticipado que daríamos nuestros argumentos en la votación en particular.
En la nota publicada, también se destaca “el profesionalismo y la valentía demostrados por la Policía de la provincia”. Como demuestran la foto que acompaña la presente nota y las decenas de heridos, sólo puede ser parte de una campaña mediática afirmar que la Policía actuó “en defensa de las leyes, la paz social y la convivencia democrática”.
Fue por este accionar de la Policía provincial, la misma que asesinó a Carlos Fuentalba y a Teresa Rodríguez, que la manifestación mostró su repudio y bronca, respondiendo a la represión.
Pero como históricamente se hizo en este país, se tilda de “violentos” a quienes nos defendemos de la represión estatal, para justificar esa represión, mientras ellos en salones lujosos y con sueldos siderales votan leyes en contra del pueblo. No parece ser violento que 25 diputados entreguen a una multinacional nuestros recursos, que le abran la puerta al saqueo y a la contaminación. No parece ser violento tirar balas, gases y piedras a un pueblo que se manifiesta. El mismo que en las últimas elecciones eligió votar en más del 70 por ciento a todos los candidatos y partidos políticos que nos oponemos a este acuerdo.
En relación con la discusión sobre el acuerdo, sorprende nuevamente que no aparezca en la nota la palabra “Chevron”, como tampoco aparece en las 1.600 páginas presentadas a los diputados, que se refieren a variados temas menos al acuerdo entre YPF y Chevron, que es lo que realmente está detrás del acuerdo entre la Provincia e YPF. Esta es la otra operación discursiva que hace el gobierno provincial, al igual que el nacional, para disfrazar un acuerdo completamente entreguista con una máscara “nacional y popular”. Pero no se puede tapar el sol con las manos. Detrás del acuerdo está esa multinacional norteamericana, no sólo saqueadora de los recursos naturales, sino también depredadora del medio ambiente y avasalladora de pueblos originarios, como nuestros hermanos mapuches. Es también el acuerdo que le abrió la puerta al “fracking” en nuestra provincia, incluso a un nivel no realizado en ningún otro país del mundo, como reconoce el mismo Gobierno.
Bajo el verso del “progreso”, en los años noventa privatizaron todas las empresas estatales, incluyendo YPF.
Ahora nos quieren hacer creer que Chevron viene a “hacer posible el bienestar de todos los ciudadanos con garantía de sus derechos sociales, con inclusión social y mejor calidad de vida”.
Pero los trabajadores y el pueblo de Neuquén no compran este verso. Esto no lo pueden ocultar con el circo y campaña mediática que lanzaron, ni callar con la represión. Más de 10.000 personas los volvieron a repudiar al otro día de la escandalosa votación y la salvaje represión, en la marcha unitaria convocada por la CTA, ATEN, el Sindicato Ceramista, Sejun, la FUC, ADUNC y miles de estudiantes secundarios y universitarios.

(*) Dirigente del PTS y diputado provincial del Frente de Izquierda
y de los Trabajadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s