Argentina ‘slum’ (III): #Rosario: crímenes sociales y búsqueda de “perejiles”

Publicado: agosto 8, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Capitalismo 100%, Crímenes sociales, Debates

explosion-en-rosario-1750163w3001.

Tenía pendiente hacer una nueva entrega de esta serie de posts sobre la “Argentina slum” (ver Argentina ‘slum’ (I): urbanización, Estado y monopolios (capitalistas) y Argentina ‘slum’ (II): crímenes sociales, hegemonía burguesa y “espíritu de escisión”), donde quería desarrollar algunas posibles respuestas, desde el marxismo, a la mala vida, a la vida precaria a la que nos somete el sistema, utilizando los trabajos pioneros de Henri Lefebvre, y también de Mike Davis (ya citado en los anteriores posts).

(Incluso, podríamos pensar no sólo las “cuestiones locales” referidas a estos crímenes sociales por “falencias estructurales” –“desinversión” y falta de controles en la ciudad, en sus servicios y funcionamiento, etc.–, sino también extenderlas al ámbito internacional, pensando el tema, también, en términos políticos –donde hay en “la ciudad pánico”, en la “ciudad-maquinaria de guerra” de Virilio una teorización “extrema”, es decir, unilateral–; y hasta político-militares –robots-soldados, drones, etc.–.)

Pero todo esto tendrá que quedar para más adelante, ya que los hechos del martes pasado, en la ciudad de Rosario, nos obliga a referirnos “en concreto” a este nuevo crimen social.

La explosión por un escape de gas en un edificio, que según las crónicas periodísticas se transformó en “la cuadra del horror” –algunos vecinos incluso utilizaron denominación militar y dijeron “parece Beirut”–, dejó, hasta el momento, 10 muertos, 13 personas internadas y 11 desaparecidas, además de cuantiosos daños materiales (dice un diario hoy que hay unos 1.000 edificios afectados por la explosión).

2.

Como siempre que ocurren estos crímenes sociales, provocados por la desidia de los capitalistas y sus políticos a sueldo, comenzaron las actuaciones (políticas): desde el Papa Francisco-Bergoglio, que mandó sus condolencias, desde los oros del Vaticano, pasando por los (falsos) socialistas del FAP y hasta la misma CFK –que derramó sus lágrimas de cocodrilo… tras la masacre (y que recibió, además de aplausos, insultos, como antes también recibieron Berni y Rossi)–; todos actuaron (simularon) y buscan ahora –como apuntaron varios blogs troskos– un chivo expiatorio, algún “perejil”. Por ello, buscando algún “perejil”-asesino funcional al relato de la Argentina burguesa quieren achacar al gasista que trabajaba en el edificio “mala praxis”tratando de dejar por fuera de toda responsabilidad a la empresa privada administradora del gas de la ciudad… y por supuesto, a los políticos gobernantes.

3.

Dijo una vecina tras la explosión: “Lo primero que hago es llamar a los bomberos, que me dijeron que me iban a volver a llamar para ratificar mi número. Les dije que manden a alguien porque esto iba a explotar. Llamé después a la policía y también me contestaron que iban a ver. Todo esto demoró veinte minutos. Esto se podría haber evitado si hubiesen venido antes.” (…) Según Laura, la ayuda demoró en llegar: “Fue una eternidad, pero el daño ya estaba hecho. Encima después no cortaban el gas, no podían cortarlo. No somos una ciudad preparada para una catástrofe”.

Todas las fuerzas políticas burgueses suspendieron sus “cierres de campaña” ante las PASO del domingo (incluso el periodista Jorge Giles escribe, emocionado, por la decisión de CFK y el FpV de ser los primeros en suspenderlo… aunque admita que, la nuestra, es “una vida entre escombros”…), pero nadie reconoce la verdad: la responsabilidad del crimen social es de ellos.

4.

La responsabilidad es, como dijimos, de los políticos patronales. Porque ¿cómo van a controlar a sus propios socios? (Vean por ejemplo esta nota referida al candidato del bloguero P Omix, Sergio Massa, almorzando en el Hotel Alvear con casi 300 empresarios del campo, la ciudad y los bancos…) Como recuerda una nota, todo empezó en 1992, con la privatización de la empresa Gas del Estado. En Santa Fe la empresa se la quedó “la sociedad” Tibsa Inversora S.A., compuesta por la belga Suez y el grupo Techint (la “burguesía nacional” siempre ensalzada por el peronismo).

Dice la nota linkeada que “un empresario santafecino del sector energético sostuvo que durante los primeros años de gestión, la empresa privatizada retiró las válvulas de paso que dividía a la ciudad en distintos sectores por cuanto implicaban “importantes costos de mantenimiento”. Sin las válvulas, Rosario no cuenta con la posibilidad de desafectar rápidamente un sector determinado, sino que debe cortar la provisión de toda la ciudad.”

Esto: la eliminación de válvulas de seguridad por parte de la empresa para no tener que gastar plata en materiales y personal de mantenimiento, fue lo que provocó la explosión. La empresa, por este “ahorro” (cambios estructurales) que hizo, que dejó la ciudad insegura, estaba obligada a cortar el gas de toda la ciudad de Rosario para que trabajara el (un) pobre cuentapropista en el (un) edificio… Pero no lo hizo, y fue lo que favoreció la acumulación de gas, que provocó una “lengua” de fuego que se tardó 4 horas en ser apagada y demoró ese precioso tiempo –literalmente– vital que había que emplear para ingresar al edificio a rescatar a los/as vecinos…

Por  lo tanto: el PJ de Santa Fe, subordinado a los planes privatizadores de los ’90 (y de los cuales los kirchneristas fueron entuasiastas), como el FAP de Binner, Bonfatti y Fein son los responsables de lo ocurrido.

Como dice esta nota del PTS-Rosario: “Ahora vemos a la Intendenta Fein, al Gobernador Bonfatti, y a personeros del gobierno nacional como Rossi y Berni, muestrarse ante las cámaras con forzada preocupación, pero durante 20 años privatizaron o mantuvieron la privatización de este servicio básico. La propia Cristina, hoy repudiada por familiares, fue, junto a sus esposo, fanática de la privatización de los hidrocarburos.

Distintos frentes decidimos suspender las campañas electorales. Pero algunos no lo hacen por “sensibilidad social”. Lo hacen por una sencilla razón. Investigar a fondo implicaría demostrar la complicidad de ambos gobiernos con la privatización de servicios básicos, que como se demostró en la Masacre de Once, paga el pueblo trabajador, primero con servicios pésimos, a veces con la propia vida.”

5.

Ante esto, y ante la  desidia estatal-gubernamental (que ni siquiera puede rendir cuentas de su “trabajo”, del “control” que deberían haber realizadodesde siempre), “Las organizaciones obreras, estudiantiles, de DDHH y la izquierda no podemos aceptar esta hipocresía capitalista. En necesario poner en pié una Comisión Investigadora Independiente para esclarecer lo sucedido, a la vez que es urgente la expulsión de Litoral Gas SA, la reestatización de este servicio básico, y su puesta en funcionamiento bajo control de obreros, técnicos y vecinos, que junto a un verdadero plan de obras públicas brinden un servicio acorde y seguro para todo el pueblo trabajador.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s