Sergio Massa, WikiLeaks y el Proyecto X (Myriam Bregman)

Publicado: julio 7, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Capitalismo 100%, DDHH, Debates, Movimiento Obrero, Peronismo, Represión K, Sindicatos

Leemos hoy en Infobae:

En los últimos días, nuevamente el gobierno argentino, tan prolífero a la hora de adjudicarse el mote de defensor de los derechos humanosha sido ligado al espionaje. Esta vez nada más ni nada menos que por Julian Assange. El motivo es la implementación del sistema SIBIOS, creado por decreto en 2011. El cuestionamiento es importante: con este sistema que recoge y sistematiza diversos rasgos de una persona, todos estamos siendo tratados como criminales en potencia, se crea un estado de sospecha generalizado. El fundador de WikiLeaks advirtió que Argentina “tiene el régimen de vigilancia más agresivo de la región”.

Como pasó con la llamada “ley antiterrorista”, que produjo una severa y regresiva modificación en el Código Penal, la exigencia proviene de Estados Unidos. Pero no sólo de estos sofisticados sistemas biométricos se trata el espionaje en Argentina. Representando a los trabajadores de Kraft y su comisión interna antiburocrática, logramos demostrar que todo el sindicalismo combativo, así como los organismos de derechos humanos que lo acompañan en movilizaciones y reclamos, está siendo objeto de inteligencia ilegal y que los datos recopilados pasan a integrar una enorme base de datos que se llama “Proyecto X”.

La presidenta de la Nación dijo en uno de sus habituales discursos: “quédense tranquilos, salvo que estén haciendo algo que no corresponda. Ahí sí, puede ser que estén en el Proyecto X”. ¿Algo que no corresponda? Los trabajadores de Kraft acaban de ser citados para notificarles que pronto irán a juicio oral. La acusación contra ellos se basa en la prueba colectada ilegalmente por la Gendarmería Nacional y que forma parte del Proyecto X.

Se trata de una violación a los elementales derechos de cualquier persona a no ser espiado en sus actividades políticas y gremiales, y si ello llegara a ocurrir, que dichas pruebas sean consideradas nulas y por lo tanto no se puedan utilizar en su contra. No es lo que ocurrió y pronto la justicia federal de San Martín tendrá sentados en el banquillo de los acusados a los trabajadores que en 2009 salieron a reclamar medidas contra la amenazante gripe A de aquel invierno.

Por aquellos días, mientras nosotros -así como una enorme cantidad de organizaciones obreras, de derechos humanos, de izquierda- pusimos todo nuestro esfuerzo en la defensa de los trabajadores, los cables conocidos como WikiLeaks y difundidos por Julian Assange muestran que la figura política de la semana, SergioMassa, fue corriendo a la embajada de Estados Unidos a cuestionar a los obreros y defender la dura postura patronal. Ni lerdo ni perezoso, su hoy contrincante electoral Daniel Scioli, ordenó entonces la represión de la policía bonaerense contra los trabajadores. “El régimen de vigilancia más agresivo de la región”, al decir de Assange, tiene un blanco claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s