¿Un siniestro o “lo siniestro” (que son Randazzo y el kirchnerismo)?

Publicado: junio 16, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Bloguerías K, Capitalismo 100%, Crímenes sociales, Debates, Movimiento Obrero

Imagen 2

Ante el choque de trenes en Castelar, que dejó tres muertos y más de 300 heridos, la política del gobierno y sus alcahuetes (como Luis D’Elía –a quien el compañero Octavio le responde en este post–) fue… culpar al maquinista (“famoso” ante sus jefes por circular más despacio de lo establecido).

Florencio Randazzo, ministro de Interior y Transporte, mandó a “investigar” si hay “responsables”, y por ello quedaron incomunicados los maquinistas de los dos trenes y sus acompañantes, y los hicieron declarar (dicen los medios que fue durante unas 9 horas…).

Como cuenta el oficialista Página12 hoy, se montó una “comisión investigadora”… que más bien debería haberse llamado, con sinceridad, “comisión salvadora-exculpatoria de funcionarios públicos”, que pretende que todas las responsabilidades recaigan en el maquinista –que, aunque liberado, quedó imputado en la causa caratulada como “estrago doloso seguido de muerte”–, y así intentar salvarle los trapos a Randazzo, que a la sazón se dice que será candidato del kirchnerismo en las próximas elecciones…

Es decir: hay un montaje estatal (y periodístico-oficialista) para encubrir las (ir)responsabilidades de los funcionarios-candidatos, y echar culpas sobre las mismas víctimas (y por supuesto, motorman incluido) de un sistema ferroviario que sigue funcionando… atado con alambre.

Siniestro, ¿no?

Los trenes andan malincluyendo al ahora tristemente famoso “Chapa 1”–. La tan cacareada “década ganada” del kirchnerismo mantuvo intacta la estructura neoliberal pos desguace de los trenes a comienzos de los ’90, y los únicos que acá realmente ganaron fueron los empresarios que se llevaron en pala los millones en subsidios estatales, y los funcionarios “inútiles” (corruptos), que nada han hecho por mejorar el servicio mientras ganan sus altos sueldos. Un “servicio público” así es el que pagamos los trabajadores y sectores populares… con muertes (67 en la Línea Sarmiento sólo en un año y medio).

(Por su parte hasta Horacio Verbitsky reconoce hoy que la “tesis” de D’Elía de que el maquinista sería un “kamikaze opositor al kirchnerismo” es una exageración total, e incluso que, de los 50 años de sistema ferroviario en decadencia, no “es discutible que dentro de esos cincuenta hay al menos nueve de la gestión iniciada en mayo de 2003”. Y más: que “se llegó a combinar lo peor del capitalismo privado con lo peor del estatismo y sin las virtudes de ninguno, de modo que el Estado paga las cuentas y carga con las responsabilidades, aunque sean los socios privados los que se alzan con los beneficios y carecen de estímulos para invertir”. Eso sí: lo reivindica a Randazzo, ya que habría estado mejor que el mamarracho de Schiavi en conferencia de prensa, cuando fue la masacre de Once.)

¿Qué dijeron los blogs K y P? Algunos, como “Mendieta”, pavadas (para verlas, clic acá y acá): chamuyo catártico sobre responsabilidades, burocracias y “servir al pueblo”… Otros, como Abel, aunque se toma a chanza el control obrero que proponemos los trotskistas para solucionar el gran drama del transporte público, tiene que reconocer que “los cambios y mejoras son superficiales, cosméticos. […] se compran y se pintan vagones, se reparan vías… Y no se hace más porque no hay fondos.” (Bueno: “no hay fondos”, Abel, porque se los comen los empresarios y funcionarios, ¿no lo sabía?, ¿esto para Ud. es un misterio indescifrable?…)

¿Y qué dijeron los familiares de la masacre de Once? “pintura nueva sobre chapa oxidada”. “Queda de manifiesto lo que venimos denunciando: la realidad del Sarmiento no es la de los spots publicitarios. […] que los ineptos responsables políticos de esta nueva tragedia den un paso al costado.” Incluso le contestaron a CFK y su “poquito de bronca e impotencia” y a su dicho sobre que “la vida es así, nadie es perfecto”: María Luján Rey dijoLa vida no es así. La vida no es que te mueras arribas de un tren. No hay que permitir que se instale esta naturalización que busca imponer el discurso oficial. Es peligroso”. Y Paolo Menghini: “La Presidenta no tiene que tener un poquito de bronca o un poquito de indignación, esto no es la vida, estas no son cosas de la vida, son tragedias previsibles, ¡qué cosas de la vida! Estas son tragedias previsibles, la vida no está constituida de tragedias previsibles”. “Randazzo […] integra un gobierno que esta hace 10 años en el poder. Mal que le pese es funcionario de un gobierno que esta hace 10 años en el poder, una década ganada ahora 55 vidas perdidas, la realidad es así.”

Entonces, ¿accidente o siniestro?

Ninguna de las dos cosas: fue un (nuevo) crimen social. La responsabilidad es entonces –como lo han dicho los mismos trabajadores ferroviarios en Pateando el Tablero ayer– de los funcionarios, los empresarios y las cúpulas de la burocracia sindical.

El primero en renunciar debería ser el siniestro Randazzo.

Como ha señalado –una vez más– el compañero Claudio Dellecarbonara, de la Línea B del Subte y del PTS, presente en Castelar, llevando su solidaridad, la única forma de que haya un servicio de trenes (y subtes) seguro y eficiente, es por medio de la nacionalización del sistema, y que esté bajo control de los trabajadores y comités de usuarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s