Los discursos de Bergoglio/ @Pontifex_es: haz lo que yo digo…

Publicado: mayo 18, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Debates, Iglesia/Religión

* Nota: Estaba preparando este post la noche del jueves, pero lo posteo recién ahora ya que la muerte del genocida Videla ocupó toda la atención del día de ayer (pueden ver los posteos que se hicieron en este blog acá, acá, acá y acá).

Ahora, finalizada la jornada, va lo que escribí.

*   *   *

La “operación gatopardo” del nuevo papa Francisco para el Vaticano incluye el “duro castigo”(¿?) del pase a retiro (espiritual, ojo: “muchos meses de […] de oración y penitencia”) para un cura escocés pedófilo… ¡acusado por “conductas impropias”(¡!) en 1980!, y también discursos… que remiten a aquel dicho que reza: “haz lo que yo digo… pero no lo que yo hago”.

Veamos.

Dos de los diarios más chupacirios de nuestro país, Clarín y La Nación, difundieron fragmentos de discursos de Bergoglio-Francisco. Una nota habla de cómo el nuevo papa se refirió a la crisis económica internacional, a los ricos y a los pobres (a quienes la iglesia “quiere por igual”). Dice la nota que Francisco habló de la “corrupción generalizada y la evasión fiscal egoísta, que han adquirido enormes dimensiones en todo el mundo. “Oculto detrás de esta actitud hay un rechazo de la ética, el rechazo de Dios”, refirió el pontífice.”

¡Y dijo esto como si el Vaticano no fuera un poderoso terrateniente, industrial y accionista capitalista!

El escritor colombiano-mexicano, Fernando Vallejo, en su interesantísimo libro sobre la historia del Vaticano (del que ya hemos posteado algunos fragmentos; ver acá y acá) recuerda:

En 1982 estalló uno de los mayores escándalos financieros y políticos de la posguerra cuando el Banco de Italia obligó al Banco Ambrosiano, cuyo principal accionista era el Banco Vaticano, a declararse en bancarrota después de descubrirle una evasión fiscal de mil cuatrocientos millones de dólares y de que asesinaran a su vicepresidente Roberto Rosome. La bancarrota del Banco Ambrosiano le costó al Banco Vaticano cuatrocientos seis millones que les tuvo que pagar a los acreedores de aquél. Ya en 1974 el siciliano Michele Sindona, banquero de la Cosa Nostra y que le movía dinero a América a Pablo VI para disimular la fortuna de la Puta [una denominación antigua del Vaticano, y que Vallejo usa de manera abiertamente provocativa, NdR], también había quebrado causándole a la susodicha ramera treinta millones de dólares en pérdidas. Sindona murió en la cárcel envenenado con cianuro que le espolvorearon en el café. El presidente del Ambrosiano, Roberto Calvi, llamado ‘el banquero de Dios’, terminó colgado de un puente de Londres con los bolsillos del abrigo llenos de pedazos de ladrillo y diez mil dólares en efectivo […]

En los años noventa, el Banco Vaticano tenía inversiones por más de diez mil millones de dólares y por lavado de dinero cobraba el cinco por ciento, lo cual era una bicoca si tenemos presente que Sindona le cobraba a la familia mafiosa de los Gambino el cincuenta por ciento por lavarles su dinerito proveniente de la heroína a través de una shell corporation o compañía de evasión fiscal y lavado de dinero, la Mabusi (Fernando Vallejo, La Puta de Babilonia, Bs. As., Planeta, pp. 212 y 213. Resaltados míos).

Y –obviamente– hay más. Recuerda Vallejo que

El Banco Vaticano empezó con ochenta millones de liras, regalo de Mussolini. Tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, a él fueron a dar doscientos millones de francos suizos del tesoro de la Croacia nazi franciscana, que los ustashis les lograron contrabandear a los ingleses en la frontera entre Austria y Suiza; más ciento setenta millones de dólares del oro nazi, que por diferentes caminos también acabaron en el banco de Dios. ¿Cuánto tendrá hoy en día […]? (p. 214).

Así entonces, los “duros” discursos de Bergoglio contra “el culto al dinero” es pura farsa, viniendo de una institución multimillonaria (capitalista y mafiosa, está claro).

La otra nota menciona un tramo del discurso de Bergoglio-Francisco: “un cura no es un cura para sí mismo, es para el pueblo: al servicio de, para hacer crecer, para pacer el pueblo, la grey, ¿no? Para defenderlo de los lobos. ¡Es lindo pensar esto!“, exclamó Francisco.” Y citando a SanAgustín habló de “La riqueza, que puede volverse avaricia, y la vanidad”, y que entonces “el obispo, el cura, se aprovecha de las ovejas para sí mismo”.

Exacto.

Que el flamante papa piense todo lo lindo que quiera; pero la avaricia, “vanidad” y aprovechamiento es moneda corriente en la gran curia Vaticana, y a lo largo de toda la jerarquía eclesiástica. Nunca una metáfora como esta “del lobo y las ovejas” pudo ser más transparente: ahí están para demostrarlo los miles de casos, en todo el mundo, de abusos (sexuales y de todo tipo) que han hecho los curas, y que salen (poco, tardíamente) a la luz pública. Por algo Bergoglio-Francisco dijo “Recen por nosotros, para que seamos pobres, para que seamos humildes, mansos, al servicio del pueblo […] para que seamos hombres que cuidan su grey y para que el Señor nos defienda de las tentaciones, porque si vamos por el camino de las riquezas, en el camino de la vanidad, nos volvemos lobos y no pastores“.

oveja-lobo-En fin. Confiar en (o rezar para) que de esta milenaria institución, corrompida desde su nacimiento, pueda surgir algo “nuevo” o “bueno”, es pura ilusión.

Para graficarlo con otro dicho popular, podemos decir –más que nunca, teniendo en cuenta que además este papa fue un cómplice de la dictadura y la burguesía que dio el golpe… aunque ahora los K y P lo callen– que confiar en Bergoglio y en los curas “es como poner el lobo a cuidar las ovejas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s