La fábrica recuperada griega que se inspiró en la Argentina

Publicado: mayo 6, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Internacional, Movimiento Obrero, Sindicato ceramista de Neuquén, Zanon

Aguanten el trotskismo y los combativos/as ceramistas neuquinos/as!!!…

Leemos hoy en  el diario Tiempo Argentino:

“Nos identificamos con Zanón”, dicen en la planta

518728ee292e8_200x118En medio de la crisis que atraviesa el país, Vio.Me, una empresa de materiales para la construcción, se transformó en la primera firma gestionada por sus trabajadores.

El tango, Maradona y recientemente el Papa Francisco son algunas de las referencias inmediatas a la hora de identificar a la Argentina por parte de un extranjero en cualquier lugar del mundo. Ahora, ese panteón de símbolos del ADN nacional incorpora a las empresas recuperadas, al menos para el medio centenar de trabajadores de Vio.Me, un fabricante de materiales para la construcción de Grecia que se transformó en la primera firma gestionada por sus trabajadores, “inspirados” en el ejemplo de la ex Zanón, actual FaSinPat.

La historia comenzó en mayo de 2011, cuando la empresa matriz Philkeram-Johnson dejó de pagar los sueldos en su subsidiaria Viomichaniki Metalleutiki (Vio.Me), ubicada en Tesalónica, Grecia, en medio de la peor crisis económica y social que desde hace tres años atraviesa el país. Tras el fracaso de las gestiones para cobrar los sueldos adeudados, los trabajadores ocuparon la fábrica, la que, después de un corto tiempo, fue abandonada por sus dueños. Los trabajadores decidieron, primero, permanecer dentro de las instalaciones cuidando la maquinaria y los productos almacenados para la venta, pero en enero pasado, y después de una gran cantidad de asambleas, decidieron dar un paso más y llevar a cabo la autogestión, una experiencia inédita en Grecia.
“El ejemplo más conocido de Argentina es el de Zanón, la verdad es que los propios trabajadores dicen que hay una gran resonancia entre lo que dicen los trabajadores y los textos de FaSinPat y lo que creen y hacen en su lucha los trabajadores de Vio.Me, se identifican muchísimo”, explicó a Tiempo Argentino Theodoros Karyotis, portavoz de la Iniciativa de Solidaridad con Vio.Me.
La fábrica de cerámicas Zanón es tal vez el caso más emblemático de empresas bajo gestión obrera en la Argentina. En diciembre pasado y tras más de una década de luchas, la justicia resolvió –en el marco del proceso de quiebra– entregar la planta de producción y la marca a los trabajadores a través de la cooperativa FaSinPat (Fábrica sin Patrones), en tanto la provincia de Neuquén se hizo cargo de la expropiación.
Según explicó Karyotis, el ejemplo de la Argentina fue particularmente importante a la hora de tomar las riendas de la producción. Antes de inclinarse por esa opción, los trabajadores invitaron a un referente del Movimiento de Empresas Recuperadas de Argentina, Ernesto Paret, quien compartió las experiencias locales y terminó por convencer a los indecisos. “Fue un momento muy bonito, muy humano, cuando los últimos de los trabajadores que tenían todavía dudas sobre si proceder o no a la autogestión al final se decidieron a hacerlo. Fue cuando vino este trabajador argentino para compartir sus experiencias y explicar y describir cómo esta lucha va más allá de la recuperación de la fábrica, y es una lucha que transforma a las personas, que cambia completamente a las personas y su entorno”, agregó Karyotis.
No fue fácil tomar la decisión, particularmente por la falta de experiencias y de un andamiaje legal para sostener el nuevo camino. En consecuencia, hubo un llamamiento a diversos colectivos sociales para hacer una “Asamblea de Solidaridad”, que actualmente se compone principalmente por agrupaciones de la “izquierda extraparlamentaria” griega.

A dos meses de la autogestión, la fábrica opera actualmente bajo la figura legal del sindicato de trabajadores, con un total de 40 empleados que se reparten el escaso ingreso de acuerdo a las necesidades. ¿Cómo es la organización de la producción? A pesar de que la estructura legal del sindicato lo obliga a tener un presidente o tesorero, las decisiones se toman de manera asamblearia, donde cada trabajador tiene un voto. Existe no obstante un portavoz que es el que está encargado de comunicar las decisiones de la asamblea. A la vez existe una “Asamblea de Solidaridad” que se reúne en forma semanal y es la encargada de ayudar a los trabajadores de Vio.Me en su lucha, particularmente las movilizaciones y la coordinación de la comunicación, tanto a nivel nacional como internacional. A su vez, un equipo de la “Asamblea de Solidaridad” los asesora en cuanto a la elaboración de un plan de negocios que permita hacer viable el proyecto económico.

La nota completa acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s