Bangladesh: obrer@s muert@s, patrones (y primeras marcas) ricos

Publicado: abril 25, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Capitalismo 100%, Internacional, Movimiento Obrero, Mujer, Videos

bangladesh

Fue noticia ayer: un edificio en Bangladesh, de 8 o 9 pisos, con fábricas y talleres y textiles –además de un banco y un mercado–, se derrumbó. Aunque los videos que posteamos abajo hablan de cerca de cien muertes, ya van 260 personas muertas, en su mayoría niñas y mujeres trabajadoras. (Una vez más se hizo patente, como denuncia desde su nacimiento el marxismo –ver acá y acá–, que la mujer, oprimida y doblemente explotada, lleva, siempre, la peor vida y sufrimientos bajo el capitalismo.)

Acá se pueden ver algunas fotos; y una nota titulada “La tragedia en Bangladesh destapa ‘los talleres de la miseria’” explica que la superexplotación a la que se ven sometidos los obreros y obreras permitió, el año pasado, que las patronales obtuvieran 15 millones de euros en exportaciones (el 40% de la mano de obra de este país de 150 millones de habitantes pertenece a la industria textil; y se dice que hubo, desde 2005, unas 500 muertes por accidentes). “Los obreros de Bangladesh son de los peor pagados en el mundo, pues el salario mínimo es de unos 30 euros al mes”, dice una nota. Y en este caso, el salario era aún menor: unos míseros 28 euros mensuales.

Las ganancias, claro, eran para las “primeras marcas” como Primark (de una cadena irlandesa de ropa), The Children’s Place, Dress Barn, Mango… Y la yanqui Wal Mart, ni lenta ni perezosa, comenzó “una investigación” para saber si allí se fabricaban productos suyos (y confirmar entonces si zafó o no)… Bentton por su parte negó que de allí se proveyeran productos y materias primas para su marca…

Como ya ocurrió en el mismo país en noviembre de 2012 (un incendio con 112 muertes obreras), y unos meses antes en el no tan lejano Pakistán, saltó la ficha de que, junto a la explotación, no existían las más mínimas condiciones de seguridad: en este caso se veían las grietas en el edificio y, pese a ello, pese al reclamo de los trabajadores y trabajadores del peligro, las patronales los mandaron igual a trabajar (y, literalmente, al muere). (Y además, la nota ya posteada dice que Meenakshi Ganguly, de Human Rights Watch en Asia, denunció “la intimidación que existe contra los activistas por la defensa de los trabajadores, algunos de los cuales han sido “asesinados o perseguidos”.” Y dijo: “los empresarios textiles están por encima de la ley”.)

Esta (nueva) masacre capitalista conmociona y espanta… pero también provoca (inevitable y felizmente) la lucha de clases: dice otra nota que “Más de mil trabajadores del sector textil rodearon las oficinas del BGMEA [la cámara patronal, NdE], lanzando piedras y enfrentándose con policías antidisturbios, según mostraron los canales de televisión. Los trabajadores pedían que todas las fábricas de ropa permanecieran cerradas y que los propietarios fueran castigados por los accidentes.”

Esperamos que las trabajadoras y trabajadores logren imponer sus reclamos, y consigan el castigo a las patronales asesinas. Y que avancen en su organización y vayan por más.

* La foto que ilustra el post fue tomada de acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s