Ante las inundaciones… milagros (bajo el capitalismo –y aún con Papa argentino–) no hay

Publicado: abril 3, 2013 de Demian Paredes en 2012, 2013, Actualidad, Bloguerías K, Burocracia sindical, Capitalismo 100%, Debates, Macrismo, Peronismo

Imagen 2

Aunque nos sigan bombardeando los medios con las actuaciones “revolucionarias” del nuevo Papa Francisco-Bergoglio –ahora, además de lavar los pies de alguna creyente musulmana reivindica la “actuación femenina” en la difusión de los “santos evangelios”–, hechos luctuosos terminaron por desplazarlo –al menos parcialmente– de las pantallas y parlantes: la realidad nacional reclama hoy la atención ante un nuevo crimen social. Hablamos, por supuesto, del –hasta el momento– medio centenar de muertos por las inundaciones en la CABA, el GBA y la ciudad de La Plata. (Y a esto debemos sumar miles de personas evacuadas, y a cientos de miles sin servicios esenciales, como la luz.)

Como dice la declaración de los compañeros y compañeras del PTS La Plata, la tormenta es natural, las muertes y el desastre no.

Las fotos (ver acá y acá) hablan por sí solas. Y mientras Berni nuevamente se hace el héroe, y la presidenta CFK dice “yo también fui una inundada” ante los reclamos y gritos de la gente (y su preocupación de que haya saqueos –que podría develar, así, una vez más, la pobreza diaria que sufren miles y miles–), todos los políticos burgueses (es decir: todos los defensores del sistema capitalista) se tiran la pelota uno al otro –como bien señalan acá Gonzalo, acá Octavio y acá Eduardo Castilla– para desligarse de las responsabilidades por todo lo no hecho

Y los blogueros K y P hacen lo mismo: desde uno que le quiere echar la culpa sólo a Macri (como si en el GBA y La Plata no hubiera llovido), pasando por Artemio López… hasta otro que, con tal de pelearse con el niño rico que “administra” la CABA, reproduce argumentos de yanquis neocon que dicen que… el “cambio climático” no existe… Tanto antimacrismo de los chupamedias del cristinismo sólo pretende tapar, miserablemente, una verdad evidente: todos los políticos del régimen son responsables.

(Y acá cae en la volteada no sólo la clase media y sus “pequeños y medianos” comercios sino, especialmente, los sectores populares y de trabajadores, como ocurrió ayer en el Subte, donde un compañero de la Línea B murió electrocutado por falta de condiciones mínimas, elementales, de seguridad –acá, acá y acá pueden leer y oír al compañero Claudio Dellecarbonara, metrodelegado de la B, al respecto–.)

Si la mafia organizada del Pro subejecuta partidas y dedica más dinero a la Metropolitana y a “comunicación”, y menos a obras públicas, la realidad es que también el gobierno nacional (CFK y De Vido, Scioli y la mazorca del GBA) tiene la misma deuda pendiente. Como denunció claramente Christian Castillo “en diez años de crecimiento económico récord no hubo obras de infraestructura para paliar las necesidades del pueblo trabajador, que siempre es la víctima casi excluyente de estos desastres, mientras se pagaron miles de millones de dólares de deuda externa, los empresarios ganaron como nunca y decenas de miles de funcionarios de todos los poderes del Estado perciben salarios diez veces superiores al de cualquier trabajador”. Y hoy, justamente, fue noticia que el gobierno nacional dispuso “la utilización de reservas de libre disponibilidad del Banco Central por unos 2.335 millones de dólares, para el pago de vencimientos de la deuda pública que operan este año.” Plata para los banqueros-buitres sí, para las necesidades más elementales de la gente no.

(Y mejor ni hablemos de los burócratas de la CGT –otros que manejan millones… para llenar sus bolsillos–. Aunque correctamente señalaron que los responsables por tanta muerte es la desidia de ambos gobiernos, el nacional y el porteño, ¡proponen pedirle préstamos al FMI para “realizar obras”! Y ni siquiera se acuerdan de su tan mentada “comunidad organizada”: llaman “a la ciudadanía” a ser solidaria, pero individualmente: no ponen las organizaciones sindicales al servicio de la comunidad –¡ni de los propios trabajadores siquiera!, para tratar de organizar e intentar superar esta crisis social)

Para finalizar. El hijo de una señora de 81 años que murió en su casa (bajo su heladera), señaló la falta de planificación y la irresponsabilidad de los gobernantes. Y dijo: “Esto es una negligencia de todo el mundo”. Como ya dijimos, más que “de todo el mundo”, es de todos los políticos y empresarios capitalistas: es, como definió el marxismo hace tiempo, un crimen social.

Ante todo esto, sólo la autoorganización de los trabajadores, la juventud y el pueblo pobre pueden enfrentar y superar situaciones de este tipo.

 

Imagen 1 Inundaciones-2 Inundaciones-

comentarios
  1. Martín dice:

    A veces siento impotencia por lo ocurrido con lxs 56 victimxs en Bs As. Ojalá el sector político les suceda lo mismo que tuvieron que pasar estx gente vivió

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s