La justificación de un bloguero peronista de los “santos inocentes” tweets de CFK

Publicado: marzo 30, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Bloguerías K, Burocracia sindical, Capitalismo 100%, Cipayismo nac&pop, Debates, FIT, Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Historia, Peronismo, Represión K

cristina-twitter_552074685

El bloguero peronista Abel Fernández, quien al parecer se ha confundido de joven (como todo joven universitario) y militó –como él mismo cuenta– en Guardia de Hierro (señores jóvenes y universitarios, confundidos de todo el mundo, pueden darse una vueltita por Guardia de hierro horror show links acá, acá y acá) pensando que estaba en el Partido Humanista o en alguna cándida ONG, se despachó con un post, ayer, titulado inocentemente “Pensamientos en Pascua”. Y allí se refiere a los dichos de la presidenta CFK, vía Twitter, tras el enfrentamiento del Encuentro Verdad, Memoria y Justicia y la izquierda, con(tra) las patotas del kirchnerismo y el peronismo, para poder ingresar a la plaza de mayo el 24 de marzo.

Veamos.

Para Abel, los tweets de la presidenta macarteando a la izquierda (“ultras”, “vestidos uniformemente de rojo”, “con garrotes”), son “buenos para bajar línea” y propios de “una reflexión natural [?] en una madre [?] que militó de muy joven en un tiempo en que los riesgos eran… más altos que ahora”. Y al mismo tiempo que reconoce con cierta honestidad al trotskismo (“Tienen un semillero de cuadros universitarios, despliegan un trabajo significativo en el ámbito sindical en algunas actividades, y es probable – ¿deseable? – que preocupen a unos pocos jefes de personal y a más dirigentes sindicales de nuestro palo”) dice que, en realidad, todo sería parte de “la batalla cultural” dentro del propio kirchnerismo y arroja la peregrina hipótesis de que, con la asunción del papa argentino, CFK estaría no sólo diferenciándose de cierto “furor anticlerical muy visible” dentro de la coalición gubernamental, en discusión por quién es/fue Bergoglio, sino incluso… diferenciándose de “la lucha armada” (esto, en alusión a la malinterpretación que hicieron los medios opositores de un discurso de Estela de Carloto).

En fin… Más allá de lo que digan y hagan los ¿“resistentes”? Horacio González (quien tras el encendido discurso en la asamblea de Carta Abierta dijo recientemente: “Ya está claro que Bergoglio no fue un colaborador principal, no denunció a nadie, no es responsable directo de nada”; y que “el gobierno, como un gran navío en la tormenta, se vio exigido y eso lo comprendo. Creo que todos lo hacemos, a dar un gran giro respecto de estas cuestiones”) y su tocayo Verbitsky (a quien ni le interesa ser calificado como “de izquierda” –por algo siempre acusa al trotskismo de “paleoizquierda”–), la realidad no es como nos la pinta Abel, y lo cierto es que el ataque de CFK a la izquierda no es parte de ninguna “batalla cultural” y sí de un nuevo giro político, a la derecha, para atacar a la izquierda y a los luchadores.

Sobre esto ya han escrito, por ejemplo, la compañera Paula y Joaquín. Y como dijo Christian Castillo, “las declaraciones de la presidenta son completamente falsas y terminan cubriendo a la patota K que nos quiso impedir el ingreso a la Plaza, entre los que estuvieron conocidos patovicas de la intervención del INDEC”.

Así las cosas, aunque Abel pretenda encubrir el ataque de CFK (como podría decir H.González, en pleno giro papal) como “una interna”… o como hizo y hace Página12, que ningunea la denuncia y polémica del PTS (o saca algún recuadro discutiendo cualquier cosa –aunque la denuncia sí tiene mucha repercusión–), la realidad es que, cuando hubo alguna lucha obrera de envergadura, algún conflicto duro, como en Kraft en 2009, el peronismo reprimió sin dudarlo. También se reprimió a los sin techo en el sur de la CABA, en un trabajo conjunto de las policías de Macri y CFK. También (¡¿cuántas veces ya?!) a los Qom en Formosa. Y a los jujeños en Libertador, cuando tomaron tierras del Ingenio Ledesma de Blaquier. A Mariano Ferreyra, joven trotskista del PO en lucha junto a los ferroviarios precarizados, lo baleó y mató la patota de la burocracia sindical de la UF. (Incluso ayer fue noticia que murió baleado un sindicalista en Pringles, en medio de esta “batalla cultural” del peronismo entre sectores de Camioneros…)

¿Entonces de qué “batalla cultural” nos habla Abel, quien incluso reconoce que el ataque a la izquierda (el abc del macartismo) es parte de “un rol muy tradicional, el pretexto para endurecer políticas resistidas o acumular poder”? Está claro: aunque postee otra cosa, sabe muy bien que los ataques y amenazas verbales de empresarios, abogados y burócratas sindicales (y ahora, la misma presidenta CFK, “sciolizada”) preparan el terreno para ataques reales y efectivos

Y sin embargo, contra la derechización del gobierno y el régimen, nosotros, la izquierda, junto a los trabajadores y la juventud, seguiremos dando batalla.

comentarios
  1. Abel B. dice:

    Estimado D.P.:

    Naturalmente, no estoy de acuerdo con su “relato”. Pero no es más fantasioso que algunos de los que se elaboran de “mi lado”. Así que no tendría mucho sentido discutirlo.

    Lo único que sí me veo forzado a decirle es que no me incorporé a Guardia en ese tiempo pensando que entraba el Partido Humanista o en una ONG. Me extraña una interpretación tan libre, porque una síntesis de la historia está en el posteo que Ud. linkea.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s