Una verdadera #NubeTóxica (la del capitalismo en China)

Publicado: enero 15, 2013 de Demian Paredes en 2013, Actualidad, Capitalismo 100%, Internacional, Movimiento Obrero

void(00)

void(1)

void(2)

“La zona este y nordeste de Manchester es la única donde la burguesía no se ha instalado, por la buena razón de que el viento dominante que sopla diez u once meses del año del oeste y del sudoeste trae de ese lado el humo de todas las fábricas -y ya esto es bastante decir. Los obreros pueden muy bien respirar ese humo sin dificultad. […]

El rincón más horrible -si yo quisiera hablar en detalle de todos los bloques de inmuebles separadamente no tendría para cuando acabar- se halla del lado de Manchester, directamente al sudoeste de Oxford Road y se llama la “pequeña Irlanda” (Little Ireland). En una hondonada bastante profunda, bordeada en semicírculo por el Medlock, y por los cuatro lados por grandes fábricas, altas orillas cubiertas de casas o de terraplenes, hay unos 200 cottages repartidos en dos grupos […]; allí viven unas 4000 personas, casi todos irlandeses.  Los cottages son viejos, sucios y del tipo más pequeño: las calles desiguales  llenas de  baches,  en  parte  sin pavimentar y sin alcantarillado; por todas partes una cantidad considerable de inmundicias, de detritos y de fango nauseabundo entre las charcas estancadas; la atmósfera es irrespirable por las emanaciones, ensombrecida y pesada por el humo de una docena de chimeneas de fábricas”

Federico Engels, La situación de la clase obrera en Inglaterra (1845)

Olvidando el (triste) episodio argento de la nube tóxica, donde un ridículo –y derechoso– ministro Berni hizo puro teatro “de emergencia” mientras los trabajadores del puerto (y de la ciudad de Bs As.) quedaban (quedábamos) desguarecidos, podemos ver ahora fotos de lo que ocurre en la ciudad de Pekín, que son bastante elocuentes; y, por ejemplo, se puede leer en un diario español que “La calidad del aire en China se encuentra entre las peores del mundo, según diversas organizaciones internacionales –entre ellas Naciones Unidas-, debido al consumo de carbón en sus centrales de energía y las emisiones de los coches. China se erigió en 2009 en el mayor mercado automovilístico del mundo. Se estima que es responsable del 25% del dióxido de carbono generado por el ser humano. La dependencia del carbón y los combustibles fósiles para la electricidad ha convertido a China en el mayor emisor de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global.”

Esto ocurre gracias a la restauración del capitalismo en China por parte de la burocracia gobernante (inaugurada con la “apertura” de Deng Xiao Ping en 1978 –y pueden verse acá y acá dos posts del compañero de Córdoba, Eduardo Castilla, discutiendo China desde el trotskismo y el programa de “revolución política”–), que ha significado no sólo una brutal explotación de los obreros y obreras de allí, sino una fenomenal presión internacional a favor de la baja de los salarios (especialmente en EU y Europa “occidental”) y una fuente millonaria de ingresos para las empresas imperialistas, sino también la creación de profundos desequilibrios ambientales. En este caso, una nube contaminante que, incluso, se ve desde el espacio exterior.

Así como Federico Engels denunciaba, en los albores del capitalismo en el siglo XIX, cómo los barrios obreros de Manchester y sus suburbios eran, además de sitios inhumanos para la vida (gracias a la avasallante industria que –y perdón por el oxímoron– “reorganizaba anárquicamente” la economía en desmedro de toda consideración social y humana), una creciente fuente de ingresos para industriales y banqueros, hoy hay que decir lo mismo de las “modernas” ciudades industriales de China, donde abunda y reina la anarquía del capital financiero, generando contaminación, brutal explotación y hasta olas de suicidios…

Al mismo tiempo, los suicidios en empresas de alta tecnología en China, que fueron noticia en 2010, fueron parte también de un gran proceso, muy amplio, de huelgas (incluyendo el surgimiento de delegados de base y la organización de “comisiones de reclamos” –ya que los sindicatos están estatizados y son “oficialistas”: allá juran por Mao; en Argentina los burócratas sindicales juran por Perón y Evita…–), mostrando (además de las luchas y revueltas que hay en las regiones campesinas) la emergencia de “la cuestión obrera” en China; algo que es una creciente preocupación para el régimen de la burocracia y para los “inversores” imperialistas.

Con 5 años de crisis económica internacional (donde CFK, abandonado ya todo proyecto de “tren bala”, le compra a China algunos vagones… al vago de Macri, para que los ponga en la Línea A), la realidad indica que el gran “taller del mundo”, afectado por la crisis mundial, y por su sobreacumulación de capital, seguirá ralentizando su crecimiento económico, y provocando, seguramente, caídas en los precios de las materias primas en todo el mundo (aunque no mencione a nuestro país, este post de un ingeniero español señalaaunque dice algunas cosas imposibles, como que China podría encaminarse a una larga recesión tipo “Japón década del ‘90”… sin tener en cuenta la lucha de clases, entre otros “imponderables”– que, ante el parate de China, “se verán especialmente afectados los países emergentes y proveedores de materias primas, pues a partir de ahora tendrán mucha menor demanda el cobre de Chile, el mineral de hierro de Brasil y Australia, la bauxita de Guinea y Australia, el carbón de Australia e Indonesia, el petróleo de Arabia Saudita e Irán…”). Una nota de Juan Chingo de mediados del año pasado señala: “Atrás quedaron los tiempos donde algunos bancos de inversión señalaban cifras de 9% de crecimiento para 2012. Ahora la casi totalidad de las previsiones apuntan a un 7%-8%.Todos los indicadores señalan un crecimiento pobre para este año: las exportaciones crecen mínimamente; las importaciones caen, en particular el petróleo; el margen de ganancias de las principales empresas –según un informe del Boston Consulting Group- viene rezagándose desde 2009, cayendo al 11% el año pasado en comparación con 18% de sus pares globales; algunos bancos como Nomura piensan que China va a tener un déficit de cuenta corriente en 2014.” A lo que, dice, se agregase la estimación de “que la utilización de capacidad productiva ha pasado del 80% en momentos previos a la crisis al 60% actualmente”. Así como China y los inversores tuvieron los últimos años una “burbuja” en la construcción, hoy tienen la “burbuja” del boom de consumo de automóviles. Que es la que forma parte de la contaminación y la actual y tristemente famosa “nube tóxica”.

Con todo, a esto, y a los intereses geopolíticos en danza (donde hay una cada vez más tensa “connivencia/conveniencia económica” entre EU y China; donde China pretende expandirse militarmente en la zona del Pacífico, hostil a ella…), hay que sumar ahora al proletariado chino como factor (cada vez más) activo; que no sólo se ha despertado, sino que ha desarrollado una serie de importantes experiencias de lucha los últimos lustros (como dice esta interesante nota de análisis, han participado trabajadores “viejos” y “nuevos” –venidos recientemente de zonas agrarias–, y donde se ha pasado en muchos casos de demandas “mínimas”-económicas a las patronales a demandas políticas, de organización y democracia obrera contra las empresas y el gobierno); donde, en definitiva, con derrotas y victorias, estas importantes experiencias pueden estar preanunciando nuevos saltos en la lucha de clases en ese país.

comentarios
  1. FABIO dice:

    El rincón más horrible -si yo quisiera hablar en detalle de todos los bloques de inmuebles separadamente no tendría para cuando acabar- se halla del lado de Manchester, directamente al sudoeste de Oxford Road y se llama la “pequeña Irlanda” (Little Ireland). En una hondonada bastante profunda, bordeada en semicírculo por el Medlock, y por los cuatro lados por grandes fábricas, altas orillas cubiertas de casas o de terraplenes, hay unos 200 cottages repartidos en dos grupos […]; allí viven unas 4000 personas, casi todos irlandeses. Los cottages son viejos, sucios y del tipo más pequeño: las calles desiguales llenas de baches, en parte sin pavimentar y sin alcantarillado; por todas partes una cantidad considerable de inmundicias, de detritos y de fango nauseabundo entre las charcas estancadas; la atmósfera es irrespirable por las emanaciones, ensombrecida y pesada por el humo de una docena de chimeneas de fábricas”

    Este parrafo salvo por lo del humo de las chimeneas de fabricas, que acá no hay, parece la descripción de Nuevo Alberdi en Rosario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s