Un paso adelante para fortalecer la lucha por cárcel a Blaquier

Publicado: noviembre 19, 2012 de Demian Paredes en 2012, Actualidad, Capitalismo 100%, Comunicados, DDHH, Debates, Movimiento Obrero

* Posteamos a continuación la declaración que nos llega vía mail de los compañeros y compañeras del PTS-Jujuy, respecto al procesamiento de Blaquier.

Procesaron a Carlos Pedro Blaquier y Alberto Lemos por sus crímenes contra la clase obrera

Un paso adelante para fortalecer la lucha por cárcel a Blaquier

El procesamiento de Carlos Pedro Blaquier, dueño de Ledesma S.A.A.I., y de Alberto Lemos, ex – administrador de ingenio, que dicto el juez Poviña por “privación ilegítima de la libertad, torturas, homicidio y violación de domicilio” el pasado Jueves 15 de Noviembre, es un paso importante logrado por la movilización unitaria incansable de los organismos de DDHH, los sindicatos, y la izquierda, durante mas de dos décadas. Si bien, no se lo juzga como el verdadero responsable y autor intelectual de Las Noches de los Apagones llevadas a cabo del 20 al 27 de Julio de 1976, sino solo como “cómplice civil”, está claro que este avance no puede llevarnos a contentarnos con el mero procesamiento, más bien nos debe servir para ir por mas. Que hasta el poder judicial de carácter patronal, ante las concretas pruebas existentes y la lucha de presión de los familiares, se vea obligado a procesar a Blaquier, argumentando la relación del empresariado con el gobierno militar, que tantas veces denunciamos con sobrados ejemplos, debe potenciar nuestra lucha por la cárcel común y perpetua para el empresario responsable de tantos crímenes contra la clase obrera.

Juicio y castigo para todos los empresarios genocidas

Es nuestra tarea luchar por hacer extensivo el juicio y castigo por los crímenes de la dictadura al resto de los viejos miembros de directorio de Ledesma S.A.A.I., que desde los 70’ hasta a la actualidad ocupan cargos importantes en la empresa, como Nelly Arrieta de Blaquier, y Federico Nicholson, quien hace más de un lustro es vicepresidente de la Unión Industrial Argentina y viaja con Cristina Fernández de Kirchner a todas las instancias de negocios en el exterior. La contundente defensa incondicional de la U.I .A. a Carlos Pedro Blaquier, se dio porque muchos de los empresarios que la integran tienen las manos manchadas con sangre obrera, y no quieren saber nada con que les llegue la hora de sentarse en el banquillo de acusados. Por eso nuestra labor debe ser utilizar el procesamiento de Blaquier y la lucha por cárcel para este genocida, como un puntapié para continuar exigiendo con todas nuestras fuerzas que todos los patrones que “fueron a tocar la puerta de los cuarteles militares en el 76” sean juzgados, y vayan presos por ser los autores intelectuales del genocidio contra la clase obrera. Esto puede venir solo a partir de nuestra movilización unitaria e  independiente, porque sabemos que el plan del kirchnerismo es “como mucho” juzgar a algunos genocidas emblemáticos, para luego establecer un punto final, dejando en libertad a miles de represores activos para que colaboren en su plan de defensa de la propiedad privada empresaria y en disciplinar a la clase obrera.

La relación de Blaquier con los K, otro rasgo del carácter patronal del gobierno

La denuncia contra el gobierno kirchnerista por su vinculo con el directorio de Ledesma S.A.A.I. también debe estar presente, porque aunque este se diga promotor de los“derechos humanos”, sabemos que colabora con los Blaquier, brindándoles no solo concesiones  en el terreno económico, como exenciones impositivas por 10 años para la producción de biocombustibles, una extensión del cupo de producción de biocombustibles de 49 mil litros cúbicos a 51 mil litros cúbicos, y créditos blandos del Banco Nación por $60 millones, sino también más de 70 efectivos de la gendarmería que custodian sus instalaciones. Los mismos que junto a una agencia de inteligencia yanqui, la seguridad de la empresa y la brigada de investigaciones de la policía provincial, se tomaron la tarea rigurosa de espiar a militantes de organismos de DDHH, de los sindicatos y de la izquierda durante la Marcha del Apagón del 2005. Tal como lo asevero un informe de inteligencia de la Marcha del Apagón del 2005 que se encontró junto a legajos de obreros desaparecidos en un allanamiento a las oficinas de Ledesma S.A.A.I. del Barrio Los Perales de San Salvador de Jujuy. Una prueba que devela el temprano ejercicio de un plan de espionaje similar al que lleva adelante gendarmería sobre activistas, delegados, y dirigentes sindicales-políticos de la izquierda, conocido luego como Proyecto X. Es decir que la relación del directorio de Ledesma S.A.A.I. con las fuerzas represivas del estado, como la gendarmería nacional y la policía provincial, no ha cesado de aquel tiempo a esta parte. Si en el pasado habían puesto a disposición de los militares “vehículos y combustibles” para facilitarles el traslado de los obreros y estudiantes a los centros clandestinos de detención –como Guerrero-, hoy podemos decir sin temor a equivocarnos, que un destacamento de gendarmería -no reconocido públicamente- y una seccional de la policía se encuentran emplazados en inmuebles cedidos por Ledesma S.A.A.I., que la empresa paga adicionales para que patrullen los alrededores del predio industrial, y que continúan aportando combustibles a los vehículos de estas fuerzas represivas.

Los azucareros debemos exigir que Blaquier pague por sus crímenes

Los azucareros que tardamos décadas en empezar a recuperarnos de aquella derrota física que significaron las “Noches de los Apagones”, en las que se detuvo y desapareció a decenas de compañeros dirigentes, delegados y activistas obrero-estudiantiles, hoy somos protagonistas de un  basto y extendido proceso abierto de recomposición y reorganización sindical, debemos darle un lugar de jerarquía a la lucha por la cárcel común y perpetua para al genocida Blaquier. Ya que el empresario que ordeno la desaparición de delegados y activistas obreros en la década del 70’ , hoy ya longevo, es el mismo que pidió a sus jueces y su policía que repriman a sangre y fuego a las familias obreras sin techo asentadas en las 14 hectáreas que forman El Triangulo, dejando el saldo de tres jóvenes trabajadores asesinados, los compañeros Félix, Ariel y Juan.

No podemos dejar solo en manos de la justicia patronal, que se ha cansado de fallar a favor de las patronales o de ser benévola con su clase social, el esclarecimiento de los crímenes perpetrados contra la clase obrera en la dictadura. Los 11 millones y 5,5 millones que valen respectivamente las fianzas de Blaquier y Lemos, no se equiparan al valor de la vida de los 34 compañeros desaparecidos durante la dictadura en departamento Ledesma, como tampoco las 90 hectáreas que se le arrancaron a la patronal con la lucha en El Triangulo, nos deben llevar a olvidar el reclamo de justicia por los tres compañeros caídos victimas de la represión policial.

La clase obrera azucarera tiene que ser la punta de lanza de la lucha por juicio y castigo a este empresario golpista, y establecer la mas amplia unidad con las organizaciones de DDHH, sindicales, estudiantiles y de la izquierda que emprenden la misma pelea desde hace décadas. Esta es una tarea de primer orden para las directivas sindicales azucareras, que comenzado por el SOEAIL deben ponerse a la cabeza de la lucha, organizando a las bases, hasta conquistar la cárcel del gran patrón Blaquier y todo su directorio. No podemos quedar al margen de esta batalla por justicia para compañeros que dieron su vida por la causa obrera, porque somos nosotros quienes mas padecemos la continuidad de esta dictadura patronal que ejercen los Blaquier sobre nuestras vidas, para evitar a través de la persecución sistemática nuestra organización desde las bases. Con estos métodos represivos Blaquier se garantiza una alta productividad del trabajo, es decir la superexplotación del obrero, y ganancias declaradas que rondan por los $ 250 millones anuales, que le permiten vivir en lujosas mansiones y contar con una flota de 5 yates anclados en Punta del Este, mientras los que dejamos la vida en la fabrica y el campo no contamos si quiera con una vivienda, y cobramos salarios de miseria, que están por debajo del costo de la canasta familiar- hoy en $7.000-.

Basta de dictadura patronal, plenos derechos para la organización obrera

En la dictadura patronal que se vive en la fábrica y el campo, cuando nos molesta ser constantemente seguidos por las cámaras de seguridad, hostigados por los supervisores lacayos de Blaquier, cuando la empresa impugna nuestras legitimas y soberanas elecciones de delegados, cuando se nos marca y persigue por haber participado en las huelgas, o cuando se nos presiona para que firmemos petitorios y marchemos por la inocencia del directorio de Ledesma S.A.A.I., se puede seguir viendo la impunidad que conserva en democracia este empresario genocida. Esta continuidad en los métodos antisindicales de esta patronal, nos debe llevar a poner en el centro de los reclamos la lucha “contra la persecución patronal y por los derechos a la organización obrera”, junto a  la reivindicación popular de “vivienda para todos, en base a la expropiación de la gran propiedad terrateniente” y a las demandas que ya levanta el sector como “efectividad, categorización, no a la tercerización, el aumento salarial ajustado según la inflación, el fin de la ley agraria de la dictadura, los turnos rotativos, y la polifuncionalidad”. Mas la denuncia y exigencia “basta de trabajo en negro, y pase a planta permanente” que levantan los sectores mas explotados de la clase obrera como los municipales y porteras, y a las consignas como “el cese del impuesto al salario” que levanta el paro nacional que convoca la CTA y la CGT para el 20 de Noviembre, debe ser el programa que tenemos que levantar los luchadores clasistas en los piquetes, junto a la exigencia a las direcciones sindicales para que convoquen a un plenario de delegados estatales-nacionales y provinciales-, de servicios y azucareros, para resolver desde las bases un plan de lucha. Esta huelga es una buena oportunidad para empezar a demostrarle a patronales como la de Blaquier y al gobierno, que las fuerzas de la clase obrera se están recuperando de aquella derrota histórica que significo el golpe militar, que esta vez nos estamos preparando para vencer, imponiéndole con la lucha la voluntad de los explotados, para así sepultar su sistema de explotación y miseria.

PTS

Partido de los Trabajadores Socialistas

17/11/12 -Jujuy-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s