#8N: ¿El principio del fin del peronismo (kirchnerista)?

Publicado: noviembre 9, 2012 de Demian Paredes en 2012, Actualidad, Bloguerías K, Debates, Peronismo

La movilización opositora ayer, coinciden en general todos los análisis y medios, sean oficialistas u opositores, fue más grande que la del mes de septiembre. Dice por ejemplo un periodista en Página12: “Calcular la asistencia resulto una tarea complicada debido a que la gente circulaba hasta avenida Corrientes (…). Con todo, estuvo entre las protestas más grandes contra el gobierno de Cristina Kirchner”; aunque luego explica que el macrista PRO habló de 700.000 personas, mientras que la cifra del gobierno fue “de 70 a 100 mil”.

La “opo”, por supuesto, hoy está feliz, y, por el momento, los blogueros K y P mucho no han aportado al análisis y debate de la situación (alcanza con ver, por ejemplo, el último post de Abel, o los chistes de Artemio López).

En concreto, hablamos de un amplio sector de clases medias movilizadas (medias-medias, y medias altas), en franca oposición al gobierno nacional (y, desde ya, que no hablamos, como dice Viau, de humillados y ofendidos à la Dostoievsky, ni de “impresionantes” patriotas que cantan el himno, como dice el blog de Quintín). E incluso otra nota del opositor Clarín habla de la “adhesión y el entusiasmo con el 8N de los obreros industriales. En las plazas de Lomas de Zamora, Haedo, Moreno, Paso del Rey, la concurrencia fue masiva. Se sostiene que los movilizó el reclamo sobre la inseguridad. Y el hecho de que ya no llegan a fin de mes”…

Más allá de esto, y de la cantinela oficialista K (la que dice que no hay una oposición que despliegue un programa de gobierno alternativo al del kirchnerismo; que son un rejunte heterogéneo, que lo son, de derechistas y ultras como Macri y Pando junto a centroizquierdistas como Pino y Donda; o que, como dijo Aníbal F, que no sabe “hacia dónde va el mensaje”), lo importante sería (tratar de) ver un poco más allá de la coyuntura, para pensar lo que viene.

Aunque Verbitsky se extasíe con la democracia capitalista semicolonial argentina, y diga “es satisfactorio constatar que el sistema imaginado por Kirchner, con una fuerza de centroizquierda opuesta a otra de centroderecha, parezca desde ayer más cerca de la existencia”, y le endilgue tal misión a Macri para 2013; lo cierto es que el peronismo, como partido gobernante, si ha constatado que la clase media se (les) perdió como base social (electoral), dará rumbo a un peronismo más de derecha.

(Y además, otra cosita: es mentira lo que dice HV, de que los 9 años K “dieron respuesta institucional al reclamo de los excluidos”; alcanza con recordar la situación del Parque Indoamericano o las tomas de tierras en Libertador-Jujuy para demostrar que no fue así.)

Volviendo… trato de explicarme: muchos compañeros han discutido en blogs y artículos cómo el kirchnerismo es un movimiento burgués restaurador de las condiciones previas a la rebelión popular de diciembre de 2001. Y cómo el cristinismo era su “etapa superior”, en el sentido de que avanzaba (y avanza) –entre otras cosas, producto del entorno crítico de la crisis económica internacional– en su derechización y, en definitiva, al fin del “nunca menos”.

Pues bien: si están perdiendo base social/electoral (y esto más allá de que tradicionalmente la clase media sea gorila: ¿o acaso ésta no estuvo a full con el peronismo menemista en los ’90?), la clave es la gobernabilidad y no el régimen político en sí, que sigue maltrecho tras el hundimiento nacional del centenario partido radical pos 2001 –y que sin embargo, gracias a la brutal devaluación y a condiciones económicas internacionales favorables, permitieron al kirchnerismo gobernar, aunque obligado a tener un discurso “progresista”–. Y esto significa, entonces, que el aparato pejotista, ese que controla sindicatos y territorio (es decir, que tiene bases obreras y populares) apure (o precipite) sus “internas”, y avance en la derechización del peronismo como una vía (posible) para poder (re)capturar sectores de la clase media.

Atrás quedarán (en realidad, ya quedaron) “transversalidades” y discursos “pro DDHH”; y surgirán los discursos (y acciones de gobierno –que, de hecho, ya algunas hay con el kirchnerismo: alcanza con ver la cantidad de milicos patrullando el sur de la CABA y zonas del GBA–) en pos de resolver “la inseguridad” (una de las consignas top ten de los cacerolazos), como ya vienen planteándolo los Scioli, De Narváez, De la Sota y tutti quanti peronista opositor exista. (Incluso el bloguero Ezequiel Meler apunta, preocupado, una serie de razones por las cuales CFK está complicada para superar la actual situación, a diferencia de 2008 cuando tenía “1) Una opción por un nuevo mandato. 2) Menos años en el poder. 3) Un partido unificado por un liderazgo incuestionable 4) Una candidatura ganadora (una sola, para todo el peronismo). 5) A Néstor, y lo que significó su pérdida. 6) Una situación fiscal desahogada, que le permitió salir jugando de la crisis a puro subsidio.”)

De ahí que el kirchnerismo cristinista tenga, probablemente, los días contados, y que el aparato sólo haga cálculos de cuánta vida (útil) le permita: si hasta 2015 (cuando haya que definir un recambio presidencial), o sólo hasta 2013, donde se articularía una mayoría de peronismo de derecha “homogénea” para desbancar a los K… previos tejesmanejes, tiroteos entre fracciones de la burocracia sindical, el “tirarse muertos”, etc. Todo lo habitual a que nos tiene acostumbrados el peronismo, gobierne o no. (En este sentido no es como piensa el bloguero Sergio Di Piero, que el movimiento cacerolero sufrirá “una lenta descomposición”: más bien funciona, como sostengo, como aliciente no sólo para que la oposición intente capitalizar electoralmente, sino también para desatar y apurar la interna en el PJ.)

Ante esto (y a diferencia de los equivocados compañeros y compañeras de Izquierda Socialista, quienes proponen, ilusamente, a estos cacerolazos, “incorporar los reclamos de los trabajadores, en defensa del salario y demás condiciones de trabajo. (…) en lucha por otro modelo económico obrero y popular”(?!)), es tarea de la militancia de izquierda revolucionaria profundizar su inserción y políticas en el movimiento obrero, desplegando una corriente clasista, antipatronal y antiburocrática, y en la juventud, organizar fracciones de izquierda en el estudiantado, para consolidar una fuerte (y clara) política de izquierda, independiente de todas las variantes burguesas, que pueda disputar la hegemonía en (sectores de) los sectores medios, para fortalecernos y enfrentar así los planes de las patronales y sus partidos.

comentarios
  1. Martín Aguerrido dice:

    Tendría que ser el fin de una argentina dividida, pero con los tipos que nos gobiernan. Esto puede durar mucho tiempo para recuperarse…

  2. Eduardo dice:

    Demian: muy buen post para pensar a futuro. Sólo una apreciación. Me parece que no hay contradicciòn entre que el movimiento cacerolero sufra “una lenta descomposición” por un lado y, por el otro que, sea un aliciente para la oposición patronal y para la interna del PJ.
    Me parece que el movimiento de las cacerolas dificilmente pegue un salto en calidad. Es decir, podemos ver nuevas concentraciones, pero veo complicado que pasemos a algo más estable, continuo en el tiempo, organizado y masivo. Desde ya acuerdo con vos en que, de continuar, sigue socavando la base de la gobernabilidad y empuja los otros movimientos que señalás

    abrazo desde la Docta.

    • DP dice:

      Hola Eduardo. Sí, te entiendo y acuerdo con lo que decís. Mi observación va contra la afirmación (confiadísima) del blog “El Dotor”, que dice lo de “lenta descomposición”, sin la menor preocupación por este claro pasaje de amplios sectores de las clases medias a la oposición, más allá de que, aún canalizándose en fuerzas políticas (seguramente) derechistas como el PRO, puedan languidecer como “movimiento de lucha”…

      Lo que quiero decir es que hay mucha, demasiada confianza en muchos oficialistas del gobierno nacional, sin pensar un poco más allá de la coyuntura. De ahí la hipótesis de que esto puede desatar, o ser un peso más, a favor de la derechización del peronismo y el “pase a retiro” de la “faceta nac&pop” de los K (que además nunca fue ni muy “nacional” ni muy “popular”).
      Abrazos.
      Demian

  3. yuyo dice:

    Things fall apart; the centre cannot hold; – Yeats (1919)

    Una aproximacion mas acertada que las que el PTS ha venido sosteniendo en los ultimos tiempos al declarar y generalizar a la protesta de clase media “como de derecha gorila” o “aberracion derechosa” etc. Al ganar la calle la clase media abre una caja de “pandora” donde, mirar desde afuera y desde lejos es regalar terreno a la centroderecha.

    Este nuevo “fenomeno” ademas de masivo tiene luchas internas, es amorfo y en ese proceso levanta banderas anticapitalistas y procapitalistas. Denunciar el impuesto-inflacion y la extendida corrupcion estatal no es precisamente algo a favor del sistema. Mas bien esta reflejando oleadas en todo el mundo contra regimenes corruptos ( que algunos gobiernos como el de Italia y Brasil han tomado en orden de “mostrar una mani pulite y a la vez estar en control)

    La inflacion es un eje economico central para el sistema capitalista en la actualidad, en argentina, y tambien otros paises del mundo: “la enorme liquidez de dinero”, una vez pasado el panico deflacionario disparara aun mas la presion inflacionaria. No olvidar que hay una logica capitalista entre “deuda e inflacion”.

    En Argentina una extraordinaria situacion politica y social ha comenzado a reconfigurarce.

  4. […] yuyo en #8N: ¿El principio del fin del peronismo (kirchnerista)? […]

  5. […] en las calles. El cómo se desarrolle el movimiento de las cacerolas es algo que está por verse. Aquí se analizan algunas opciones, además de introducir elementos de crisis política en curso. Pero el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s