Nueva publicación de “Ediciones IPS”: ‘Marx y Engels’, de David Riazanov

Publicado: septiembre 21, 2012 de Demian Paredes en 2012, Actualidad, Marxismo

La Verdad Obrera entrevistó a Julio Rovelli y a Demian Paredes, del Instituto del Pensamiento Socialista (IPS) “Karl Marx” y “Ediciones IPS”, acerca de la publicación de Marx y Engels, de David Riazanov.

 

LVO: Cuéntennos qué contiene este libro.
Julio Rovelli: Contiene las transcripciones de una serie de conferencias que Riazanov –uno de los más importantes investigadores y editores de Marx y Engels– impartió en 1922, en la Academia Comunista de Moscú, referido a la vida y actividad revolucionaria de Marx y Engels. Analiza, con el mismo método que emplearon los fundadores del socialismo científico, el materialismo histórico, el ambiente social, político y cultural en el que vivieron, relacionando esto con los fenómenos económicos y las guerras, las revoluciones y contrarrevoluciones.
Es un estudio de los principales hechos de la segunda mitad del siglo XIX –y en ella, la militancia de Marx y Engels–, explicado de manera sencilla y accesible Es un muy buen trabajo de introducción a la vida y obra de estos revolucionarios.

Demian Paredes: Esta edición incluye una presentación de Christian Castillo y Juan Dal Maso, y una biografía de Riazanov escrita por Matías Maiello. Es una edición de bolsillo, económica, que estará a la venta las librerías y en los kioscos de diarios, para que sean miles los jóvenes y trabajadores que puedan acceder a la apasionante historia de esos años donde “nació” el marxismo.

 

LVO: Hace tiempo que se habla del “retorno de Marx”, relacionándolo de manera bastante directa a la crisis económica internacional. ¿Qué aporta esta edición?
DP: Actualmente muchos han “redescubierto” a Marx como el implacable crítico del sistema capitalista debido a la enorme crisis económica; muchos se preguntaron si no estaban en Marx explicadas las causas de la crisis, algunos sólo reconociendo la crítica de Marx a la “irracional financierización” de la economía cuando se derrumbaron las hipotecas “subprime”, otros buscando una crítica al sistema capitalista de conjunto; de ahí que obras como El capital y el Manifiesto Comunista hayan repuntado sus ventas. Pero atención, que no hablamos sólo (¡por suerte!) de economistas y brokers leyéndolo, sino también de intelectuales de izquierda, de jóvenes y trabajadores que vienen siendo atacados por los gobiernos capitalistas en sus condiciones de vida.
Esta crisis ha llevado a procesos de masas, revolucionarios, en Egipto y el Magreb, tirando abajo dictaduras de décadas. En Grecia, España, Italia e Inglaterra vimos grandes huelgas generales, y que la juventud emerge en Europa, en Estados Unidos, Canadá, México y Chile. La crisis económica evidentemente “moviliza”… pero no sólo a salir a la calle a luchar, sino también a debatir en el terreno de las ideas cuál puede ser la salida.

JR: La actividad de Marx y Engels fue mayor a la de ser “lúcidos críticos” del sistema: fue la de militantes de vanguardia de la clase trabajadora, desde la teoría, la organización y la lucha efectiva contra el capitalismo. En este libro se ve cómo Marx se relacionó con el proceso de politización y organización sindical de los trabajadores europeos. Era un fenómeno relativamente nuevo que partía de la experiencia del proletariado inglés y de las luchas de barricada en la Revolución de 1848 a lo largo de todo el continente europeo. Marx fue “el hombre más genial” de este “proceso de escisión” que el proletariado estaba protagonizando respecto a la burguesía y demás clases opresoras. Por ejemplo, los debates en torno al rol que debían cumplir los sindicatos en la lucha por el salario y por la jornada de 10 horas de trabajo que atravesó al proletariado fueron los “insumos reales” que Marx utilizó para redactar El capital. La necesidad de trascender la lucha sindical para transformarla en lucha política fue una de las directrices de la fundación de la I Internacional. Riazanov explica muy bien cómo Marx primero y luego Engels participaron y dirigieron un proceso en el cual eran protagonistas los trabajadores de Inglaterra, Francia, Bélgica, Alemania, Polonia, etc. Y dieron sustento así a un principio en la lucha por el socialismo: el internacionalismo. Luego Engels solo, con Marx fallecido, será un animador activo de la II Internacional.

 

LVO: Es decir que acá no hay un Marx ni un Engels sólo “críticos de la economía política”.
DP: Claro que no. A diferencia de la visión que muchas veces difunden intelectuales y periodistas del sistema, de que Marx y Engels habrían sido economistas, o sociólogos o historiadores, tenemos a revolucionarios donde la teoría y la práctica son elementos inseparables de su militancia, que se desarrolla al calor de la lucha de clases. Las luchas sindicales, teóricas, políticas y por supuesto la crítica de la economía política están en función de combatir a la burguesía, e incluso a otras corrientes rivales o enemigas dentro de la clase obrera, como las polémicas con el “conspirativo” Blanqui, o las grandes batallas teóricas y políticas contra el anarquismo pequeñoburgués de Proudhon.
JR: Además hay un documento que se suma a las conferencias, que consiguió Riazanov de la mano de una de las hijas de Marx, llamado “la confesión”. Allí, además de un extraordinario documento humano –surgido de un juego de preguntas y respuestas entre Marx y sus hijas, donde nos enteramos cuáles eran sus “preferencias” en escritores, poetas, comida, colores, nombres–, tenemos la pregunta de cuál es su “rasgo característico”. Marx responde: unidad de propósitos”. Y Riazanov, analizando esta respuesta, nos dice: “significa más bien la concentración de todos los proyectos y de todas las aspiraciones hacia una finalidad única”. Y agrega: “Unidad de fin en la teoría y en la práctica, unidad del hombre y de su obra en un solo bloque”.

Esta misma “unidad de propósitos”, en la teoría y en la práctica, es la que queremos recrear entre los trabajadores y la juventud.

 

LVO: ¿Qué más publicaron este año y cómo sigue el plan?
JR: El trabajo de Ediciones IPS, que incluyó la publicación este año de La crisis de 1929 y la emergencia norteamericana, de Isaac Johsua, es también parte del proyecto de Obras Escogidas de León Trotsky impulsado por el CEIP junto al Museo-casa de México. Como es público –se dio a conocer en varios países de América Latina– ya sacamos el primer tomo de estas Obras de Trotsky: Stalin, el gran organizador de derrotas. Y en poco tiempo más aparecerá el segundo tomo: la gran autobiografía Mi vida.
DP: Y junto al trabajo en común con el CEIP “León Trotsky”, Ediciones IPS seguirá trabajando: próximamente, publicando unas Obras Selectas de Lenin, y posteriormente a Rosa Luxemburg, entre otros.

En lo inmediato, esperamos que el Marx y Engels de Riazanov sea un nuevo aporte para las nuevas generaciones de trabajadores y estudiantes que luchan y se organizan con la izquierda.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s