Alquile quien alquile el “piso de arriba”, el “poder real” burgués (policías, milicos, jueces, burócratas sindicales, ‘gobernas’ e intendentes) permanece y reprime

Publicado: agosto 26, 2012 de Demian Paredes en 2012, Actualidad, Capitalismo 100%, Debates, FFAA, Movimiento Obrero, Peronismo, Represión K, Sindicatos

““Ratificamos el pedido para que se dejen sin efecto 57 despidos y que se den garantías de estabilidad laboral”, remarcó el abogado gremial Enrique Wandschneider reafirmando los dos aspectos que más les preocupan al sector.” Esto decía una columna periodística poco antes de que se reprimiera duramente el corte que hacían en la ruta nacional 50 de los trabajadores azucareros del ingenio El Tabacal. Enviaron 400 policías provinciales de la guardia de infantería.

40 heridos, y decenas de persona afectadas por los gases, es el resultado del enfrentamiento, en un conflicto que ya lleva unos 10 días: dicen los medios que comenzó con un “reclamo sindical” (salarial), a lo que se sumó luego el pedido de cese de las causas judiciales (una decena) contra trabajadores y dirigentes, y los 57 despidos, que dice la patronal, estarían justificados “por causas laborales”. (Y en realidad, son represalias por conflictos anteriores, como el de 2011.) Se confirma así lo que ya hubiera señalado hace tiempo Marx: toda lucha de clases es una lucha política; al reclamo salarial se terminó, con total justicia, sumando el reclamo del cese de persecuciones a los luchadores por parte del Estado, y la reincorporación de los despedidos. (Incluso, los trabajadores quemaron una bandera de la empresa al grito de fuera yanquis, ya que el ingenio es propiedad de una compañía norteamericana.)

La represión del sábado fue feroz (“No sabemos si son balas de plomo o de goma los disparos que se escuchan”, se preguntan quienes están en las calles internas y en la plaza del Tabacal), lo que terminó provocando una pueblada de varios miles de personas.

Ahora el corte se mantiene, aunque parcialmente, y la policía logró liberar los caminos internos del Ingenio. (El ministro de Seguridad Eduardo Sylvester justificó todo diciendo que “la actuación policial se limitó a hacer efectiva una orden judicial en beneficio de la ciudadanía de Orán”.)

Tal es así el carácter de la lucha, la tensión (política) que genera el conflicto, y la pérdida para la patronal de 10 millones de pesos por día ante el corte, que el gobernador ultraK Urtubey viajó y se instaló en Orán, para integrar el “comité de crisis” donde están los empresarios, curas, ministros y hasta algunos sindicalistas –funcionales al gobierno–, que firman como gremio pedidos y comunicados en pos de la “libre circulación”… Incluso una noticia local asegura que “llegó a la zona” el ministro Fortuni con “garantías de no reprimir”… una vez que ya reprimieron.

En definitiva, hay una santa alianza entre las patronales, el Estado y los gobiernos para debilitar y derrotar las luchas y los reclamos obreros. Que “la corpo opositora” defenestre –y trate de ensuciar– los reclamos obreros no es raro (como lo hace el Tribuno de Salta, del Grupo Clarín, acá)… como así tampoco que el diario número 1 del kirchnerismo, Página12, le haya dedicado apenas un recuadro (al igual que TiempoArgentino), donde dicen que el reclamo lo hace simplemente “un grupo” de obreros, y que incluso habrían intentado “tomar la planta”… Es decir: si la represión la hace un opositor al gobierno –como pasó hace unos días con De La Sota, que reprimió a los estatales cordobeses–, los medios oficialistas difunden la lucha, le dan aire (como también pasó con la huelga del Subte, que trataron de que se dirija sólo contra Macri). (Y vean acá el blog del ingeniero, hablando de la “feroz represión” de De La Sota… para luego callarse la boca ante la –también ferozrepresión del no-opositor Urtubey…) Si la represión es de parte de un gobernador “amigo” (sea Insfrán, Urtubey, etc.), la cosa pasa “correctamente” por “el poder judicial” (el “ámbito de la justicia”), se le da poco espacio, no hay lectura ni connotación política, etc.

Y por su parte, los multimedios opositores al cristinismo dicen que la culpa de los conflictos, además de ser de los mismos trabajadores que luchan (opositores y oficialistas siempre coinciden en decir que los trabajadores son los “intransigentes”), es del mismo gobierno, que no envía fondos, que permite “el libertinaje” de los cortes, o que haya conflictos para desgastar opositores-competidores a los K, etc.

Pero, en lo que todos coinciden, es en que no se desarrolle la lucha de los trabajadores.

Por ello, tal vez sea bueno recordar aquella metáfora que dice que, más allá de quién “alquile” el “piso de arriba” del Estado (el gobierno de turno que gana las elecciones), lo que interesa es quiénes son los propietarios de la casa: del “piso de abajo” (el poder económico y las instituciones que lo defienden y mantienen: gobernadores e intendentes, policías y milicos, burocracia sindical, etc. –lo que se ha denominado en otro artículo “el poder real”–).

comentarios
  1. […] recientes Alquile quien alquile el “piso de arriba”, el “poder real” burgués (policías, milicos, jue… en Debajo del Subte, ¿(sólo) política burguesa?Reposición de cerámico de Mariano en […]

  2. Sabry dice:

    Muy buena articulo! Tanto en síntesis como en comentarios políticos! Fuera los dueños de la casa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s