Perón o la transacción entre el capital y el trabajo

Publicado: julio 4, 2011 de Demian Paredes en Bloguerías K, Debates, Historia, Peronismo

El pasado 1° de julio se cumplió un nuevo aniversario del fallecimiento de Perón.

En la peronósfera se lo conmemoró: Abel dijo que Perón tenía “una causa noble”[?] a la cual servir. El “lobo estepario” lo reivindicó sin más, ya que unió ejército y masas, y puso fragmentos de un reportaje a García Lupo. Manolo Barge lo reivindicó como gran líder populista “que estudió Táctica y Estrategias”. Y la Juventud Sindical exaltó “su doctrina para alcanzar la Justicia Social, la Soberanía Política y la Independencia Económica que haga grande e inmortal a la Patria”.

Nosotros –inmortalidades aparte- no lo recordamos como parte de ninguna liturgia. Obviamente, Perón fue un líder burgués, no proletario, que dio concesiones a un movimiento obrero fortalecido, combativo y en ascenso, pero a la vez estatizó los sindicatos y ayudó a formar “desde arriba” una capa burocrática en las organizaciones sindicales que intentara conciliar los intereses de los trabajadores con los de los patrones y controlara así al movimiento obrero.

Como escribió Christian Castillo en el suplemento “La clase trabajadora ante el bicentenario”, Perón “tuvo una política activa para ganar influencia entre una clase obrera que se expandía numéricamente, combinando concesiones materiales con la cooptación de dirigentes sindicales. En ese entonces, Perón expresaba los intereses de una burguesía nacional que daba concesiones a la clase obrera con el fin de negociar en mejores condiciones cuál era su relación con el imperialismo yanky, que venía avanzando en su control de la región”. El peronismo fue un fenómeno excepcional, parecido al de Cárdenas y a otros nacionalismos burgueses de la periferia capitalista, en un momento particular: terminaba la SGM, Inglaterra caía y aún los EEUU no se terminaban de consolidar como “hegemón” mundial. Había crecimiento económico y todo eso permitió que distintos referentes burgueses –Cárdenas, Nasser, Perón- tuvieran, dentro de ciertos límites, “juego propio” (a lo que cabe agregar que, mientras Cárdenas estatizó el petróleo sin pagar ni un centavo a los ingleses, Perón hizo lo contrario: pagó por nuestros ferrocarriles que manejaban los ingleses con plata fuerte, obteniendo así una gran sonrisa de los piratas imperialistas británicos).

Reproduzcamos las propias palabras del homenajeado en la peronósfera, en un discurso –nada menos- en la Bolsa de Comercio, en 1944. Perón dijo: “Yo no creo que la solución de los problemas sociales esté en seguir la lucha entre el capital y el trabajo. […] Procedemos a poner de acuerdo al capital y al trabajo, tutelados ambos por la acción directiva del Estado […] porque es indudable que no hay que olvidar que el Estado, que representa a todos los demás habitantes, tiene allí su parte que defender: el bien común, sin perjudicar ni a un bando ni a otro”.

(Y acá podemos intercalar a Lenin desenmascarando esta mentira (capitalista) acerca del Estado y el “bien común”.)

Sigue “el general”: “Un objetivo inmediato del gobierno ha de ser asegurar la tranquilidad social del país, evitando por todos los medios un posible cataclismo de esta naturaleza [la revolución], ya que si se produjera de nada valdrían las riquezas acumuladas, los bienes poseídos, ni los campos, ni los ganados”. Y acá se pone macartista-bonapartista: “La experiencia moderna demuestra que las masas obreras mejor organizadas son, sin duda, las que pueden ser dirigidas y mejor conducidas en todos los órdenes […]” […Por el contrario…] “, esas masas inorgánicas, abandonadas, sin una cultura general, sin una cultura política, eran un medio de cultivo para esos agitadores profesionales extranjeros”.

“Todavía hay hombres que se asustan de la palabra sindicalismo […] Es un grave error creer que el sindicalismo obrero es un perjuicio para el patrón. En manera alguna es así. Por el contrario, es la forma de evitar que el patrón tenga que luchar con sus obreros […] es el medio para que lleguen a un acuerdo, no a una lucha […] Así se suprimen las huelgas, los conflictos parciales […] No se produce ningún acuerdo, ningún arreglo por presión, sino por transacción entre obreros y patrones. Nosotros no hemos llegado a establecer ningún decreto, ninguna resolución que no haya sido perfectamente aceptada en nuestras mesas por obreros y patrones. Y ya hemos realizado más de cien convenios colectivos. […] Se ha dicho señores, que soy un enemigo de los capitales y si ustedes observan lo que les acabo de decir, no encontrarán ningún defensor, diríamos, más decidido que yo, porque sé que la defensa de los intereses de los hombres de negocios, de los industriales, de los comerciantes, es la defensa del mismo Estado […] [No se asusten de mi sindicalismo, nunca mejor que ahora estará seguro el capitalismo, ya que también lo soy, porque tengo estancia y en ella operarios […] Lo que quiero es organizar estatalmente a los trabajadores para que el Estado los dirija y les marque rumbos, de esa manera se neutralizarán en su seno las corrientes ideológicas y revolucionarias que pueden poner en peligro nuestra sociedad capitalista de posguerra”.

¿Más claro?…

comentarios
  1. db dice:

    Tengo una hipotesis que es que tambien el peronismo surge como fenomeno en la argentina semicolonial de posguerra, dentro del marco de redefinicion del hegemon y demas (como plantea el post) pero que hay un elemento que es tambien la necesidad del regimen politico de refundarse dejando atras el viejo regimen “infame”, oligarca y antiobrero. Es decir: el viejo regimen de los 30 ya no podia contener a la cada vez mas poderosa clase obrera, que venia claramente en ascenso (la huelga general con elementos insurreccionales del 36 son muestra de ello) y por eso el peronismo surge como intento bonapartista para encausar al movimiento obrero en ascenso y darle reconocimiento estatal. pero desde el punto de vista de la crisis organica del viejo regimen.

    • El Diablo dice:

      DB, acuerdo con vos en que el peronismo viene a resolver la crisis del régimen de la “década infame” y en el mismo acto contener a un nuevo movimiento obrero que venía fortalecido objetiva y subjetivamente. Cuando digo “nuevo” no es en ningún sentido germaniano, sino en que en ese período se gesta un nuevo proletariado industrial que estará entre las principales víctimas de la represión del nuevo régimen, a la vez que será el protagonista de un amplio proceso de organización y lucha de clases, asentado en una transformación radical de las viejas organizaciones gremiales de los trabajadores, que crearán nuevos y vigorosos sindicatos por rama en los que los comunistas, por ejemplo, juegan un papel destacado, demostrando una verdadera vocación de “conquista de la clase obrera”, desplegando extraordinarias tácticas e iniciativas de organización y lucha entre los trabajadores (este proceso tendrá su pico máximo en el estallido de la huelga general de enero de 1936 como vos nombras).
      Esto, para desmitificar la perorata de que la izquierda nunca tuvo influencia en el movimiento obrero argentino y que no había otro destino para la clase obrera argentina que hacerse peronista, una tesis ridícula que sin embargo se sigue reproduciendo incluso, no ya en la blogósfera que todo lo permite, sino incluso en medios que se autodenominan “intelectuales”.
      No es exagerado decir que en este momento reaparecen, como en el período 1917-1922, las condiciones de posibilidad para la apertura de un proceso revolucionario, y al calor de este, la construcción de un partido obrero revolucionario con influencia de masas. Sin embargo, va a ser el propio Partido Comunista quien, orientado por su disciplina hacia los lineamientos de la Internacional Comunista en manos de Stalin y su política de colaboración de clases (y en ese momento de colaboración directa con el imperialismo yanky), sumado a la postración política de los socialistas y la corriente sindicalista, será un factor fundamental para bloquear tal posibilidad, facilitando que la emergencia del nuevo movimiento obrero combativo fuera más tarde canalizada por el nacionalismo burgués de Perón y el movimiento peronista.
      De conjunto esta es una importante discusión que merecería más que un comentario. Veremos si podemos escribir algo una vez que termine la campaña electoral de Capital.

      Un abrazo, El Diablo

      PD: De paso, me llamó la atención que utilizaras el término “crisis orgánica” de Antonio Gramsci … En un trabajo sobre el movimiento obrero en la historia argentina que encaramos con un equipo de compañeros/as (que aún esta en desarrollo y esperamos vea la luz como un libro prontamente) tuvimos algunos debate sobre la pertinencia o no de utilizar el concepto de “crisis orgánica” para definir la crisis que se abre con la caída de Yrigoyen y que se continúa hasta el ascenso del peronismo, que cierra dicha crisis estableciendo un nuevo régimen (bonapartista sui-generis) y una nueva hegemonía burguesa sobre el conjunto de las clases explotadas. Waldo Ansaldi se aventura en el uso de este concepto para pensar América Latina (¿Conviene o no invocar al genio de la lámpara?), pero en mi opinión lo hace sin mayor fundamentación y para períodos tan largos que la categoría pierde toda eficacia. Como sea, esto si que es tema para otro post.

  2. amilcar dice:

    comparar a Peron con Cardenas esta muy bien. De hecho, cardenas en sus Apuntes Politicos constantemente menciona que el estado representa el interes general por sobre los sectoriales y de esa manera, pondera el rol del estado como arbitro entre capital y trabajo. De hecho, el sindicalismo en Mexico durante el cardenismo incluyo la absorcion de los sindicatos por el partido y este a su vez fundido en el estado. Eso no es diferente al armado del Pc sovietico, dodne los sindicatos eran una rueda más del partido (sto es textual dicho por Plejanov, secretario de Lenin) y que ustedes justifican con la teoria de la dictadura del proletariado, como el estado era proletario, o estaba a su mando entonces no hacia falta la independencia de los sindicatos. Y eso no es una critica a Lenin, el peronismo se encuentra perfectamente comprendido en su Imperialismo, fase superior del capitalismo; y como los paises semicoloniales resuleven su contradiccion principal a travez de la lucha antimperialista, me animo a decir que Lenin de haber nacido en la australidad de nuestra patria seria peronista.
    La comunidad organizada no concibe una mirada estatista, dond eel individuo y las orgas intermedias se ven absorvidas e “insectificadas” por el Estado. Tampoco pondera un individualismo liberal, del egoismo utilitario. “Nadie se puede realizar a si mismo si vive en una comunidad que no se realiza también.” Pero sin sacrificar el individuo en aras de la comunidad porque una suma de ceros da siempre cero. Eso esta conectado intimamente con la Tercera posicion ene l marco de dos ofertas cuyo caracter eminente era imperialista (EEUU; URSS).

    En la memoria colectiva Peron dio los momentos mas felicies al pueblo. Y en la memoria de los pueblso solo quedan aquellos que lo hab amado.

    Respecto de los ferrocarriles, Inglaterra no tuvo ninguna sonrisa. De hecho, miranda y Peron los cagaron y la estatizacion de los ferrocarriles, de esos hierros viejos significo terminar, segun Scalabrini Ortiz -que algo del tema sabía-, con una de las herramientas principales con que mecanizaba Inglaterra su hegemonia politico-economica. Eso es una confusion de la izqueirda: en el marco post segunda guerra mundial hbaia una lucha internacional entre Inbglaterra y EEUU por el cetro de potencia de occidente (pelea que ya habia ganado ee uu si uno lo mira retrospectivamente), como peron se peleo con Braden y fue con al consigna Braden vs Peron, muchos consideraron que se estaba del lado de Inglaterra. Cosa muy chistosa, de hecho Milciades Peña comete groseros errores historicos en sus textos donde dice que Peron era un titere de inglaterra. Y no capta nada de la riqueza del liderazgo de Peron y del peronismo. Tampoco de la subjetividad del sindicalismo que elige a peron en masa, así la izquierda se emborracha en la critica al lider maquiavelico que parece el unico sujeto real mientras el resto de los actores son meros objetos del destino urdido por el habil lider. Triste. Y al final son celos de las multiples izquierdas que mascullan entre dientes porque en su vision de las cosas un general burgues le afano los clientes…
    El sindicalismo argentino no fue absorvido por el estado. Es cierto que hubo burocratizaciones (no hablemos del pc sovietico y del buro politico de la URSS apenas lenin muerto para hablar de burocratas; de hecho el PO esta lleno de burocratas), pero de hecho el rasgo de burocrata no determina si es traidor o compañero (eso esta teorizado por Cooke). Peron le hicieron muchisimas huelgas, lo que demuestra que el sindicalismo no era un mero arlequin del estado. Los sn dicatos poderosos tienen una tendendica hacia la burocratizacion y que esto no suceda depende, en buena medida, de la intensidad con que la militancia de base afronto su papel -en ese sentido, el peronismo afronto esta tarea, o la militancia de base qué era? a quien querian regresar del exilio a partir del ’55?-
    Y de hecho, tras la apatia del golpe del ’55 el sindicalismo renovo fuerzas y resurigo como el ave fenix. La resistencia en tiempos de proscripcion da cuenta de eso. Por ultimo el peronismo como movimiento fue precursos de los movimientos de liberacion nacional en los paises del tercer mundo. El imperialismo y sus titeres de cabotaje lo sabian muy bien, al peronismo le temian poruqe este significo un renacimiento en las concienas de los trabajadores por el cual se unieron para dar la lucha nacional. El peronismo empdero a la clase obrera como nunca, paso de 500.000 afiliados en el ’44 con cuatro o cinco centrales sindicales a 5.500.000 de afiliados en el ’55 en uan central sindical. La resistencia a los diversos gobiernos autoritarios, represivos e infames que sucedieron luego del ’55 da cuenta de la fuerza y de la entidad que tuvo el sindicalismo y el peronismo como movimiento.

  3. amilcar dice:

    por ultimo, como decia cooke “los comunistas somos nosotros”, la izquierda sin masas es tan burguesa como la UIA

  4. Udi dice:

    Si, Perón fue eso. Y muchas cosas más, algunas incluso peores.
    Pero si pretenden zanjar la cuestión con el famoso discurso del ’44, seguirán sin entender porqué ciertas persistencias y continuidades.
    La mezquindad, por otra parte, en reconocer las virtudes del adversario, no contribuye a planificar ninguna buena estrategia de acción. Decir que fue un líder burgués, además de incompleta es una caracterización errónea. Robustiano Patrón Costas lo fue, y Amadeo Sabattini también. Perón fue un excepcional líder burgués, en todo caso. Y su nacionalismo, progresista. El disciplinamiento de los sindicatos una parte, en todo caso, de su visión del desarrollo capitalista en la Argentina.
    Ahora, si categorizamos a Perón del mismo modo que a la Unión Democrática, nos falta algo en el análisis.
    Saludos

  5. amilcar dice:

    volvemos a Milciades Peña, y la idea del peronismo como bonapartismo. Eso es la tipica subestimacion de la izquierda… son hipotesis ya superadas compañero. La realidad es que no hay que darle objetivos prefijadso a la clase trabajadora. La huelga del ’36, la trayectoria de gran parte del sindicalismo revolucionario, la comibnacion de estrategias de la clase obrera con respecto al Estado previo al peronismo. El peronismo no es un hecho abrupto, es la eleccion conciente de una clase obrera cuyas experiencias son muy ricas. En 1945, la clase obrera esta por lo menos 20 años aventajada en cuanto a su nivel de conciencia con respecto a la pequeña burguesia intelectual, a los sectores politicos y sabe entender a la perfección cual es el rol historico que debe cumplir en la Argnetina, por eso eligen a Peron. Y a la luz de la historia nada hubo mas maldito para el “pais burgues” que el peronismo, por ende, las masas eligieron muy bien a Peron.

  6. amilcar dice:

    No hay que darles objetivos prefijados a la clase obrera, afirmar que el peronismo es bonapartista es suponer que la clase obrera tenia objetivos prefijados por los libros, o por las experiencias de la clase obrera rusa. No es tonta la clase obrera, su trayectoria y su experiencia es muy rica en las luchas previas al ’45. De hecho en la huelga del 36, la clase obrera toma uan estrategia que es perfectamente logica si uno busca huellas de lo que lo que eclosionara el 17/10 de 1945

  7. El camarada Diablo haca una critica a los blogs de la peronosfera por la reivindicación que hacen de la figura de Perón. El eje de su postura es que el General era un líder burgués que estatizo a las organizaciones obreras y creando una burocracia conciliadora. Comparto plenamente el sentido de la critica pero me parece un poco insuficiente definir a Perón y el peronismo por el discurso de la Bolsa de Comercio en 1944. Cooke contestaría a ese tipo de denuncia que Perón dio origen a un frente nacional cuya fuerza es la clase trabajadora y porque el peronismo es el fenómeno maldito del país burgués. Y en parte tenia razón. El peronismo proscripto fue una subversiva de la sociedad argentina y el propio Perón alentaba esa subversión. Tanto es así que hasta los trotskistas hicieron entrismo en el peronismo(y no juzgo acá dicha política sino que intento dimensionar el fenómeno). Cierto es que Cooke confunde al peronismo, un movimiento nacional burgués por su dirección y su política, con la clase obrera que buscaba a través de la organización obrera y el peronismo,defender sus conquistas y derrotar su proscripción.
    La comparación con Cardenas que establece el camarada Diablo citando al camarada Ch. Castillo, me parece más rica como definición de Perón, que el discurso de la Bolsa de Comercio, el cual hay que reproducir y recordar y enseñar a las generaciones jóvenes de obreros y estudiantes. Porque me parece que la discusión sobre la figura de Perón tiene que golpear allí donde los peronistas ven una virtud, que el bonapartismo sui generis fue incapaz de derrotar al imperialismo y que el nacionalismo burgués que contuvo las energías revolucionarias de la clase trabajadora o las enfrento con la violencia paraestatal -1973 y 1974-, fue incapaz de lograr los objetivos que se propuso y permitió la victoria de las fuerzas sociales aliadas al imperialismo tanto en 1955 como en 1976. Y esto se debe a que la estatización de las organizaciones obreras y la falta de independencia política de los trabajadores permiten siempre desarticular la fuerza de los explotados en favor de las componendas entre explotadores.

    • El Diablo dice:

      Facundo, el post en realidad es de Demian, no mío, pero comparto tu opinión. Un movimiento complejo como el peronismo (por más burgués que sea), no se agota en explicaciones sencillas o citas que resuman todo el fenomeno. Pero en defensa del amigo DP, para un post “de ocasión” como el que hizo, la combinación de la cita del ’44 y la explicación mas profunda a la luz de la categoría de bonapartismo sui generis de Trotsky (que es desde donde lo explica el Chipi) tampoco esta tan mal, aunque ciertamente hubiera faltado desarrollar este aspecto clave que vos señalas. Un abrazo, D

    • Facundo: tenés razón. No alcanza con algún discurso de Perón; mejor es someterlo a las pruebas de la historia, en momentos donde la clase obrera tuvo que desplegar sus fuerzas, ante golpes reaccionarios, con esta dirección burguesa.

      Lo hice en este post en Artemuros: http://artemuros.wordpress.com/2011/07/08/acerca-del-peronismo-en-coyunturas-historicas-decisivas/

      saludos
      Demian

  8. horca dice:

    Suscribo a lo dicho por Amílcar.

  9. amilcar dice:

    a- solo a travez de la mentira interesada puede considerarse a Peron definida en el discurso del 44 en la Bolsa. Enseñarle a lso estudiantes la esencia del peronismo y de su lder a travez de ese discurso es de una hipocresia ingrata. Supone no ver, de hecho, que la tarea de Peron desde la secretaria de trabajo y prevision en el ’44 estaba dificultada por las internas del gobierno militar de Farrel. Y que Perón no utiliza el discurso de manera habil par seguir acumulando fuerza. Al final el unico sector que lo apoyara sera el obrero, cuando lo meten preso son las masas las que se movilizan para liberarlo. Recuerdo que Fidel Castro al principio de su revolucion mencionaba que su revolucion no era socialista sino “verde olivo” y que iba a contener a los “terratenientes honestos”, de hecho los azucareros nacionales -cuyo interes era contrario a la united fruit- apoyan a los barbudos. Por otra parte,a los trabajadores le pueden mostrar el discurso de peron en el ’44 pero existe una memoria colectiva eterna donde Peron y Evita reciben el calor del pueblo porque vivifican la felicidad de este. Sinceramente creen que los trabajadores se comportan como universitarios hijos de la ilustracion, por suerte su sabiduria es muy superior y sus niveles de conciencias siempre han sido superiores a la pequeña burguesia iluminada.

    El modelo sociologico del sociologo Castillo es eso, un modelo. Supone de manera contrafactica que el peronismo altera la trayectoria de la clase obrera que en el ’40 o ’43 se dirige a la independencia del estado y al clamor revolucionario. Mas alla de lo grosero que es hacer trayectorias contrafacticas, supone que los trabajadores perdieron poder a partir del ’45, cuanto es todo lo contrario. El peronismo empodero a lso trabajadores y dio potencia politica a los sindciatos como pocos (poquisimos) movimeitnos en el mundo -me animo a poner a la yugoslavia de Tito-. De hecho, si pensamoe sne Cuba por ejemplo, el bloque de poder que tiene cuba en lo previo a la revolucoin esta sustentado en un dicatdor impresentable (hasta para EEUU) que es Batista, un ejercito mal armado, sin doctrina, debil de espiritu y organización. Un esquema de sectores practicamente sustentados por las mafias y por la multinacionales explotadoras.
    La debilidad del frente interno en Cuba permiten una expropiacion total sin necesidad de atravezar etapasde acumulacion politica. Esto en el marco geopolitico de la guerra fria, con cuba apoyandose en la URSS y enfrentando a la potencia imperialista que la exploto. El peronismo tiene un bloque de poder muy diferente, con sectores nacionales y luego trasnacionales mucho mas fuertes y enquistados, con oligarquias de peso, con un ejercito que no eran meros “mercenarios”, un ejercito muy poderoso, el segundo de toda america en e ese momento. Por otra parte, a diferencia de la isla de Cuba que siemrpe sera periferia economica (eso no quiere decir que no sea politicamente independiente, esto se ve en el pacto economico con la URSS) por sus condiciones mateirales, Argnetina esta obligda a dearrollar industria metalifera y siderurgica como apoyatura de su independencia antiimperialista, debe agranadar la torta antes de repartirla; su situacion geopolitica y material, ademas del bloque de poder que enfrenta, es muy diferente a la de otras experiencias antiimperialistas como la de la heroica Cuba al mando de Fidel.

    El modelo de chipi castillo, resueve la commplejidad apenas asomada en lo que expuse anteriormmente, en una suerte de moralina teorica; donde la clase obrera es un dato fijo en tanto revolucionaria porque es independiente. SUpone que la clase obrera tuvo una trayectoria alterada por el peronismo. La expereicna previa al ’45 observa que tras la represion, la miseria las condiciones subhumanas existian gramieso grandes y fuertes que comibnaban estrategias de negociacion e integracion con el estado (incluso el de la decada infame) para lograr mejorar su condicion no solo material sino politica (vean la histoira de la Union Ferroviaria). El peronismo fue un movimiento nacional precursos entre los movimineioms de liberacion nacional, su aporte fue inconmensurable y potenciadoren todos los niveles para convertir una masa anonima en pueblo con derechos y digno. Para que este enfrente la tirania en cualquier forma a travez de la organizacion. No conozco un solo movimiento nacional (salvo el de tito) que haya exponenicado de tal manera la organizacion obrera, fomentado la creacion de cuadors, la solidifacion de sindicatos. Por loq ue ese modelito teorico de chipi castillo, contrafactico, autosuficncia intelectual resbala.

    La clase obrera peronista fue revolucionaria, su camino, su politica fue el peronismo. La izquierda no es tal sino vive su condicion politica consustnaciada con las masas. Poreso como decia Cooke, “los comunistas somos nosotros”.

  10. amilcar dice:

    No hay que darles objetivos prefijados a los trabajadores. Parrece que Chipi Castillo es el sastre que hace un traje a la medida que se le antoja y el cuerpo debe adaptarse a este. No han superado a Milciades Peña todavía.

  11. JJ dice:

    En ningún modo lo que plantea Christian Castillo supone que la clase obrera sea “un dato fijo en tanto revolucionaria porque es independiente” ni tampoco que “la clase obrera tuvo una trayectoria alterada por el peronismo”. Lo que si cuestiona es esa idea de que la clase obrera argentina “es peronista”, como muchas veces se dice, lo cual significa sostener que es “ontológicamente reformista”. Si no podemos caer en la afirmación de que la clase obrera sea “ontológicamente revolucionaria”, tampoco hay razones por reemplazar esta ontología por la de la conciliación de clases. Lo que muy bien plantea el comentario del diablo, y a vos amilcar se te pasa, es que la clae obrera registró durante los 30 una trayectoria que mostraba ciertos elementos de radicalización como la importante huelga del ’36. Tu “modelo” pasa por alto el rol que jugó Perón para regimentar las organizaciones obreras, cuando muchas de ellas habían mostrado en los años inmediatamente anteriores una tendencia, aún bajo la conducción de direcciones que no eran abiertamente revolucionarias. Sólo se sostiene ninguneando toda la acción de la clase trabajadora durante los períodos previos.

  12. […] armó discusión con el post sobre Perón en El diablo se llama Trotsky. Ya hubo varias intervenciones, a favor y en contra –que seguirán […]

  13. […] estrategia de concialiación de clases (sobre este temática se puede leer post sobre Perón acá)  que significa limitar la potencialidad de independencia política de la clase trabajadora, y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s