Leemos  sobre Luciano Arruga en La Izquierda Diario:

arton4418

Opiniones
Nora Cortiñas : “La complicidad del poder político”

Cuando me dieron la noticia tuve una gran conmoción, porque a esa madre y a esa hermana de Luciano yo he estado con ellos permanentemente desde que desapareció participé en cuanta reunión hicieron, junto a Pablo Pimentel ella tenía la esperanza de encontrarlo con vida, la madre, como nos pasó a nosotras, durante muchos años pensábamos que los íbamos a encontrar con vida esa es la verdad que sale a la luz, lamentable pero la verdad lo que sí demuestra la indiferencia del estado, tanto provincial como nacional, la indiferencia del poder político, y después la complicidad en su accionar de la policía que es la responsable directa.

Yo creo que la actitud de los políticos acá es como cuando desapareció López y Aníbal Fernández dijo “habrá ido a tomar mate a la casa de la tía”, eso me quedó grabado, así es como buscan a la gente que se denuncia que fue desaparecida y que había que rescatarlo de este final.

Acompaño a la familia, y quisiera que pudiéramos encontrar a López en esta búsqueda y seguir adelante denunciando la inoperancia de los organismos del estado, nacional y provincial.

No tienen ganas de buscar, no hay voluntad, el primer habeas corpus presentado lo archivaron, las pruebas irrefutables que presentó la familia no las tuvieron en cuenta, qué pasó en el Hospital, hay muchas complicidades, estamos hablando de la policía que tiene gente que estuvo en la dictadura y que vemos que se mueven de la misma manera, y los protegen.

Myriam Bregman: “El encubrimiento del Estado, el gobierno y la Justicia”

El caso de Luciano, su desaparición, la “investigación” y cómo se encontró el cuerpo sin vida es una muestra de cómo “investiga” el poder judicial y todas las instituciones cuando están involucradas las fs de seguridad como la maldita policía bonarense en la desaparición y torturas como el caso de Luciano. Escuchar las declaraciones de Vanesa Orieta, eso mismo se puede aplicar al caso de Julio López, cuando la policía está involucrada, así es la investigación, un modus operandi sistemático de ocultamiento tienen que pasar 6 años para que sigan una pista, el ministerio de seguridad no había hecho nada hasta que se presenta por segunda vez el habeas corpus, ya que el primero lo rechazaron, fueron a buscar las huellas dactilares cuando recibieron la orden producto de las denuncias realizadas por la familia, la apdh y los organismos, de que la causa estaba paralizada.

La causa de López y la de Luciano son terribles y doloras muestras de la complicidad y el encubrimiento del Estado y los gobiernos y la justicia a las fuerzas de seguridad

María del Carmen Verdú: “La desaparición de pibes de las barriadas populares es una política de control social del estado”

Estos 6 años que a Luciano Arruga lo buscaba medio país, él estaba enterrado como NN en un cementerio público, después de haber pasado por un hospital público y con autorización de un juez que autorizó esa inhumación, previo a obtener las huellas dactilares de Luciano que ahora cruzan con su DNI (no estamos hablando de un indocumentado). Entonces durante estos 6 años estuvieron sobre la mesa y a disposición del estado argentino todos los elementos para decirnos dónde estaba Luciano Arruga, sin embargo esa pregunta tuvo esta respuesta, terrible, a fuerza de la movilización y la lucha de su familia.

Todo lo que sucedió, desde que fue secuestrado, torturado, el supuesto accidente de tránsito hasta que fue hallado el cuerpo, demuestran que la desaparición de pibes de las barriadas populares es una política de control social del estado y por eso en este caso vemos cómo confluyen las responsabilidades de los distinto órdenes nacional, provincial y municipal.

Publicado el 15/10/2014

A 100 años del comienzo de la Primera Guerra Mundial, abundan las publicaciones sobre el tema. Este volumen, sin embargo, abarca una faceta que la gran mayoría esconde. Es un documento de las luchas políticas de los principales exponentes de la izquierda marxista internacional de ese entonces: Vladimir Lenin, León Trotsky, Rosa Luxemburg, Karl Liebknecht y Franz Mehring. La mayoría de los textos que aquí presentamos aparecen en castellano por primera vez; el resto han sido poco difundidos con anterioridad.
En las peores condiciones, sus autores intervinieron activamente en los debates que abrió la guerra en las organizaciones obreras, planteando una política que permitiera ponerle fin rápidamente y utilizar la crisis económica y política creada por ella para despertar a las masas. El objetivo era acelerar la caída de la dominación de la clase capitalista para así poner en práctica el poder de los trabajadores, que, como dijo Rosa Luxemburg, “si se lo mide por su verdadera estatura, está llamado por la historia a derribar el roble milenario de la injusticia social y a mover montañas”.

http://ceipleontrotsky.org/

** http://edicionesips.com.ar/

267716[1]

Falleció a los 92 años Antonio Cafiero, “patriarca” del peronismo. Ya lo están recordando diarios como Clarín y LaNación (con extensas notas que recorren algunos “hitos” de su vida) y blogs (como el siempre cándido Artemio López, que se ríe de la insólita “observación” de Cafiero ante los periodistas por una balacera que hubo en un traslado del cuerpo de Perón, donde “Madona” Quiroz tuvo sus quince segundos de fama…, o el blog de Abel, que nos recuerda que Cafiero fue un “preso político”… cuando muchos otros peronistas, como el mismo… ejem… Menem, también lo fueron…).

Por mi parte, prefiero recordar en este post dos cuestiones que lo pintan de cuerpo entero a este “peronista histórico”: lo que escribía en sus diarios personales junto a lo que realizó (firmó, avaló) como ministro de Isabel Perón en los ‘70.

Como ya lo había comentado en un post (hace un par de años), así como el dirigente de la UCR Balbín le preguntaba a Videla si los milicos “van a dar o no el golpe”, y hablaba del peligro (y necesario exterminio) de la “guerrilla fabril”; Cafiero opinaba exactamente lo mismo. Esto escribía don Antonio en sus diarios personales, en la época de las luchas obreras pos Cordobazo, siendo ministro de Economía: “Aquí el problema es cómo afirmar la autoridad del Gobierno, la lucha contra la guerrilla y el terrorismo que sigue para y mí cómo salir airoso de los problemas salariales que esta semana van a surgir: bancarios, SMATA, panaderos, etcétera”. “Estamos marchando al desastre y junto con él no sólo mi persona, sino también, quizás, el Gobierno. […] Parece quebrada la disciplina laboral. Huelgas salvajes por varios lados. Una sensación general de falta de autoridad. La guerrilla fabril prolifera”. “¿Y la situación fabril, la guerrilla de fábrica, los líos intergremiales, la indisciplina social generalizada? ¿Cómo arreglamos todo esto? No lo sé, no lo sé, no lo sé” (Antonio Cafiero: Militancia sin tiempo. Mi vida en el peronismo, Planeta, 2011, pp. 322, 323, 326).

Como vemos, no es como dice hoy otro “histórico” del peronismo, Julio Bárbaro, que Cafiero haya sido un “demócrata”. No, al contrario: para él –como siempre para el peronismo y el resto de las fuerzas políticas burguesas– el peligro no venía de los milicos, del poder económico concentrado, del imperialismo, etc. El “peligro” venía de las fuerzas sociales en lucha, de la clase trabajadora y la juventud radicalizadas, que tomaba fábricas, hacía huelgas y masivas movilizaciones. Como siempre, el único “democratismo” que se permite el peronismo es cuando no hay “indisciplina laboral”, es decir, cuando no hay lucha de clases. Si la hay, como hubo en los 70 (con las luchas y la organización desde las bases en las Coordinadoras intefabriles, etc.), se firman decretos –como los que firmó Antonio Cafiero, junto a Ruckauf e Isabel– para que “las Fuerzas Armadas bajo el Comando Superior del Presidente de la Nación, que será ejercido a través del Consejo de Defensa, procedan a ejecutar las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias a los efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país”.

 

Murió Cafiero. Importante que los trabajadores y la juventud de izquierda recuerden su historia y accionar (real), para no comprar los elogios y relatos (superficiales, con omisiones) que ya se están escribiendo y diciendo…

* Pateando el Tablero: sábados de 11 a 13 hs

securedownload

arton3823

¿Usted conversaría sobre el derecho al aborto con un obispo? ¿Hablaría sobre la lucha por la preservación del medio ambiente y los recursos naturales con el presidente de Chevron? ¿Intercambiaría pareceres acerca de los derechos de los pueblos originarios con el presidente de la Fundación Julio Argentino Roca?

Leemos hoy en La Izquierda Diario a Daniel Satur:

Bueno, algo peor hizo esta semana la presidente Cristina Fernández de Kirchner. Conversó sobre “libertad de expresión”, “acceso democrático a la información” y “apertura de puntos de vista” nada menos que con un especialista en censura, ataques a periodistas, restricción a las libertades democráticas elementales y jefe de un régimen reaccionario y opresivo de las minorías sociales y los opositores políticos.

Seguramente Vladimir Putin, el presidente ruso que el jueves habló por teleconferencia con Cristina, mientras charlaba estaría pensando para adentro en lo increíble que sonaban esas palabras en su boca. Tal vez se le vino a la mente aquel episodio del año 2000, cuando recién asumido como presidente mandó a allanar las oficinas del grupo Media-Most y del canal de televisión NTV, famoso por sus programas sobre la corrupción de los funcionarios del Gobierno y las amenazas a los derechos civiles. Una batalla que duró un año y terminó con la apropiación del paquete de acciones por parte de otro grupo, Gazprom-Media.

Gazprom… Gazprom… Ah, sí, Gazprom, la misma corporación en la que estaría pensando Cristina mientras lo miraba a Putin en la pantalla. Esla compañía con la que está negociando el gobierno argentino para la explotación de gas en Argentina.

Pero lo más patético de la puesta en escena no fueron las mentiras de Putin sino el cinismo de la presidente argentina que, en su afán de congraciarse con quien puede darle al país una necesitada ayuda económica, no duda en aceptar esas mentiras e intentar hacernos creer que todo lo que dice ese “buen hombre” es verdad.

Denuncias a granel

La realidad indica que Putin es uno de los presidentes del mundo contemporáneo más sanguinarios, retrógrados y represores. Y uno de los ámbitos en los que más se expresa su política es en el de los medios y el ejercicio de la información.

Frente a los Juegos Olímpicos de Invierno realizados en la ciudad de Sochi en febrero de este año, dos centenares de intelectuales denunciaron públicamente a Vladimir Putin. A través de una carta publicada en el diario inglés The Guardian un día antes de que se inauguren los juegos, personalidades como Paul Auster, Günter Grass, Gioconda Belli y Margaret Atwood se pronunciaron contra el “estrangulamiento al derecho a expresarse libremente que se está produciendo en Rusia en los últimos 18 meses”. El período mencionado no es casual, ya que 2012 es el año en que Putin regresó a la presidencia de Rusia tras ocho años como primer ministro.

¿De qué estrangulamiento hablan? Del cierre de medios por no ajustar sus opiniones a los intereses del gobierno, de despidos y persecución a quienes se identifiquen abiertamente con posturas opositoras, de asesinatos mafiosos de periodistas y de la promulgación de leyes restrictivas de libertades básicas. Una situación que dista mucho de la máscara de Rusia que ayuda a crear la presidente argentina.

Putin gobierna Rusia desde el año 2000, con dos períodos como presidente, dos como primer ministro y una tercera presidencia en curso. En todos estos años de manejo bonapartista del Estado, se registraron decenas de muertes de periodistas críticos del régimen en circunstancias violentas y mafiosas, se clausuraron varios medios masivos importantes tanto de televisión, gráficos como radiales. Se bloquearon cientos de páginas web y portales de noticias y hasta se legisló para restringir duramente los contenidos de los medios digitales.

Para poner sólo un ejemplo contundente, en 2006 fue asesinada brutalmente la reportera Anna Politkóvskaya, opositora al Kremlin y famosa por las denuncias contra los abusos de policías y militares, particularmente en Chechenia. Como se vio en el juicio realizado ocho años después, su crimen involucra directamente al régimen de Putin. Pero la Justicia dictó penas contra los emisarios, dejando impunes a los autores intelectuales. El hecho es un emblema mundial de asesinatos contra periodistas y reporteros. Posiblemente Cristina Fernández no se interese por esos temas y sus asesores no le hayan recordado el caso al preparar su intercambio con Putin.

Como complemento a esas acciones represivas, durante estos años se votaron leyes que legitiman la censura y la discriminación de la homosexualidad, la diversidad sexual y los anhelos independentistas de algunas repúblicas que forman parte de la Federación Rusa. Esas leyes están puestas en práctica y ya cargan con detenidos, procesados y condenados.

La nota completa acá.

Programa completo del Sábado 04 de Octubre de 2014

Primera Parte:¿Que hay detrás de la reforma del Código Civil? Nos visitaron Nicolás del Caño, diputado del PTS en el FIT, Cecilia Mancuso, Consejera Directiva de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA e integrante de la agrupación de mujeres Pan y Rosas y Esteban Mercatante, economista, miembro de la redacción de La Izquierda Diario para analizar que implican las reformas votadas por el Kirchnerismo en acuerdo con la Iglesia. En que marco político y económico se dio esta votación y cual es la posición de la izquierda.
Descargar fichero de audio (Programa-completo-04-10-2014-Parte-1.mp3)

Programa completo 04-10-2014 Parte 1

 

Segunda Parte: Recomendamos música, libros y películas, la columna de Celeste Murillo, hoy: A 46 años de la masacre de Tlatelolco.
Volvió Remate por Izquierda, la columna deportiva de Augusto Dorado.
Descargar fichero de audio (Programa-completo-04-10-2014-Parte-2.mp3)

Programa completo 04-10-2014 Parte 2

* Pateando el Tablero: sábados de 11 a 13 hs

securedownload

A la maldita “tradición” de la Policía Bonaerense en lo que son mafias, crímenes y negociados de todo tipo (ver por ejemplo acá y acá), se sumó el video de la tortura de la policía tucumana, y, ahora, el accionar de la mendocina, gracias a un corresponsal de La Izquierda Diario:

Publicado el 03/10/2014

Cuando uno camina por las calles céntricas de la capital de Mendoza no puede evitar ver detenciones de jóvenes en la vía pública. Todos los días y a toda hora los “bicipolicías” hostigan a los jóvenes que van al centro desde de los barrios más humildes de la Capital y el Gran Mendoza. Solo basta su aspecto para que la policía los pare y comiencen las discusiones que generalmente terminan con el jóven detenido y maltratado por la policía.
El 29 de septiembre fue un día como tantos, lo único disonante en la tranquilidad del centro de la Capital era la convocatoria de numerosas organizaciones a conmemorar el Día por la despenalización del aborto. Mientras se desarrollaba la actividad sobre la peatonal Sarmiento en la intersección con Patricias Mendocinas, enfrente, en la Plaza Independencia, se pudo ver como dos “bicipolicias” detenían un menor que por su rostro no aparentaba más de 13 o 14 años. Una multitud rápidamente se acercó a preguntar qué pasaba y por qué lo detenían. Los policías se negaron a identificarse y señalaron que se lo llevaban para “guarda”, una figura legal inexistente.

Osvaldo Bayer: pinceladas de una historia de vida

La tarde caía como cualquier otro día en el barrio de Belgrano de la Ciudad de Buenos Aires, mientras nos acercábamos a la casa de Osvaldo Bayer. Cuando llegamos a la esquina, fue muy fácil de reconocer: una casa que da a la calle, un mural más que colorido y en la puerta un cartel de fileteado porteño, “El Tugurio”. Quien pasa por allí tranquilamente pude pensar: “acá vive gente joven”. Y así es, vive un joven de 87 años que nos abrió las puertas de su casa para contarnos sus historias y anécdotas, y a través de ellas, muchos de los principales hechos de la historia de nuestro país.
Luego de atravesar el pasillo de esta casa antigua, colmado de papeles y libros desde el piso hasta el techo, nos sentamos alrededor de la mesa y comenzó la charla. Osvaldo Bayer nos contó por qué decidió estudiar Historia en la Alemania de la posguerra, donde “las mujeres reconstruían las ciudades destruidas por los hombres”. Allí afianzó las ideas libertarias y socialistas que ya venían desde el seno de su familia, transmitidas por su padre.

Nos adentramos en la investigación sobre el fusilamiento de peones rurales en la Patagonia en 1921, que se transformaría primero en su libro de cuatro tomos “Los Vengadores de la Patagonia Trágica” y luego en la conocida película “La Patagonia Rebelde”, de la cual Osvaldo fue guionista. Como si hubiese sucedido hace poco tiempo, Bayer cuenta cómo fue hacer el film y esa investigación, que denuncia la política brutal que tuvo el gobierno radical de Yrigoyen con los trabajadores de la Patagonia.

Mientras Osvaldo Bayer detenía su vista en algún punto fijo como para recordar mejor, la charla seguía su curso y no pudimos dejar de preguntarle sobre su insistente campaña para que las calles de muchas ciudades de nuestro país dejen de tener el nombre de asesinos y represores. Al hablar de Julio Argentino Roca y de la avenida y monumento que llevan su nombre, Osvaldo se acomoda en la silla y se sienta erguido porque tiene mucho para decir. Recuerda los documentos del Archivo General de la Nación que pudo investigar, la brutal matanza de los pueblos originarios realizada durante la campaña del desierto comandada por Roca y de la activa participación de la Sociedad Rural en todo esto. Tierras robadas, las mejores de este país, repartidas entre unos pocos luego de asesinar a sus legítimos pobladores.

Pero la conversación no se trató sólo de historia. Bayer compartió con nosotros su visión sobre la organización que tienen hoy los trabajadores, del peronismo y los dirigentes de la burocracia sindical que “están una eternidad, hasta que se mueren. Se mueren estando en el trono”. Y como lo hizo en otras oportunidades, repudió la condena a Cadena Perpetua a los petroleros de Las Heras y la represión que sufren los trabajadores que salen a manifestarse y luchan por sus derechos.
Escuchalo.

PRIMERA PARTE:

Descargar Audio Primera Parte:
Especiales de Pateando el Tablero-Entrevista a Osvaldo Bayer – Parte 1

SEGUNDA PARTE:

Descargar Audio Segunda Parte:
Especiales de Pateando el Tablero – Entrevista a Osvaldo Bayer – Parte 2

TERCERA PARTE:

Descargar Audio Tercera Parte:
Especiales de Pateando el Tablero – Entrevista a Osvaldo Bayer – Parte 3

* Pateando el Tablero: sábados de 11 a 13 hs

securedownload